El sistema Bolintxu y su importancia para Bilbao.

Embalse de Zollo visto desde la cima del Ganekogorta.Este pequeño sistema fue ideado y construido para abastecer con agua depurada a la población bilbaína, por primera vez en la historia de esta ciudad.  Además de las aguas de los arroyos que conforman el río Bolintxu, también se utilizaban las del embalse de Zollo mediante una tubería que unía esta pequeña presa, visible desde el Ganekogorta, con la depuradora de Bolintxu. Entre ambos, consiguieron paliar, durante unos pocos años, las necesidades cada vez mayores, de la ciudad de Bilbao. Fue un corto período  de tiempo antes de que se decidiera la construcción de Ordunte, de donde también se abasteció a la capital con agua sin depurar, pero clorada, durante varias décadas. De hecho, se pasó de suministrar agua filtrada (no decantada puesto que Bolintxu no tenía sistema de decantación) y ozonizada (método de desinfección) a abastecer con agua no depurada pero sí clorada. Es decir, se aumentaron las reservas de agua pero se disminuyó la calidad del suministro. 
La depuradora de Bolintxu fue pionera en su época, puesto que disponía de un sistema de desinfección nada habitual, como era la ozonización. Todo el proceso se hacía en el interior del edificio, aún existente pero en muy males condiciones, y carecía de sistema de decantación, mediante el cual se eliminan la mayoría de sustancias disueltas en el agua. A pesar de  ello, en comparación con lo que se había suministrado hasta ese momento, la calidad lograda seguro que era mucho mejor, si duda alguna. Otra depuradora similar se construyó en lo que hoy es el depósito de Larraskitu y que fue derribada para aumentar la capacidad del mismo, de ahí que no queden restos de ella. La de Bolintxu podía tratar 8000 m³/día mientras de que la Larraskitu unos 6000 m³/dia, cantidades que hoy en día pueden resultar ridículas, sobre todo comparándolas con los más de 100.000 m³/día que depura de media la de Sollano, la siguiente que construyó el Ayto. de Bilbao, pero hay que tener en cuenta que para aquella época (el 10 de mayo de 1923 empezaron a funcionar) fue un auténtico logro. Entre estas dos instalaciones se  depuraba el agua procedente de Zollo y Bolintxu, y con ellas y otras aportaciones locales (aguas de Kobetas y Kastrejana) se fue solventando el problema del abastecimiento a
Bilbao hasta la explosión industrial que demandó en su momento, una mayor aportación de agua que la que podían ofrecer estos recursos.
Hasta 1989 todavía quedaban restos de la vieja tubería de fibrocemento que portaba el agua desde la cueva del sherpa, en pleno corazón de BolintxuInterior de la depuradora de Bolintxu hasta el depósito donde se almacenaba. Una puerta de hierro, que hasta hace no muchos años aún estaba colocada, indicaba la entrada a esta captación. La tubería de uralita estaba totalmente destrozada pero eran antiguo vestigios de cómo fue en origen (hubo otra anterior que data de 1857 y que posiblemente fue de  gres) este sistema de abastecimiento a Bilbao. Todo ello quedó desmontado cuando se rehicieron nuevas captaciones durante la sequía del 89-90.
Dentro de la propia depuradora aún se pueden ver los filtros, e incluso queda arena silícea en ellos mediante la cual se filtraba el agua antes de ser ozonizada. Muchos otros mecanismos igualmente interesantes pueden verse, pero lo cierto es que su estado es deplorable y poco a poco van desapareciendo pequeños motores, cuadros eléctricos que son auténticas obras de arte, y otros mecanismos que seguramente estarán siendo vendidos  a la chatarra si piedad alguna. En este sentido, el abandono municipal ha sido absoluto hasta tal punto que aún habiendo sido sellada y soldada su puerta de entrada, siguen entrando en el edificio a robar y quizás a cosas peores a tenor del mobiliario ajeno que hay en su interior.
Pero la importancia de Bolintxu, como sistema alternativo de abastecimiento a Bilbao, no acabó definitivamente cuando se construyó Ordunte y se conformó el Consorcio de Aguas de Bilbao (ahora Bilbao Bizkaia) ya que durante la sequía del 89-90, y por pura y desesperada necesidad se volvieron a invertir más de 100 millones de Ptas. en recuperar parte de la infraestructura abandona décadas atrás. La antigua captación de la cueva del sherpa más otras, más modernas y recién hechas, son las que aportaron en apenas cuatro meses de sequía total, más de 400 000 m³ que fueron utilizados para abastecer a La Peña y Larraskitu,  a éste último mediante un bombeo construido ex profeso para ello. A simple vista puede que no parezca una gran cantidad, pero hay que tener en cuenta que la cuenca de este arroyo es muy pequeña, y después de tantosEntrada al depósito de Bolintxu. Como se puede ver, sigue siendo un vertedero, aunque en los planos ponga que no es así. meses de sequía, se puede considerar como un auténtico récord este volumen aportado.
Poco duró lo bueno, porque debido a las protestas de los vecinos de La Peña que detectaron ciertas anomalías en la calidad del agua aportada (sólo se le aplicaba un proceso de cloración bastante rudimentario) el Ayto. decidió suspender el suministro desde esta captación y seguir haciéndolo con aguas depuradas del Consorcio. Lo peor de todo no fue eso, sino que todo el sistema quedó abandonado, aunque aún fueron utilizadas sus aguas para el riego de calles y jardines mientras duró la sequía, en un último intento de aprovechar estas aguas. A pesar de ello cuando volvió la abundancia quedaron abandonadas hasta el día de hoy, en le que se puede apreciar el paso del tiempo por estas instalaciones, que carecen de atención alguna.
La tubería de plástico que se instaló para poder transportar hasta 150litros por segundo, está al aire en varios tramos y al final acabará rota por el paso de vehículos, aunque lo cierto es que en los últimos años no se han visto por esa zona, lo que sí ocurrió apenas se instaló, ya que el camino que hubo que haEl tubo de pvc que se instaló durante la sequía del 89-90 está así desde hace varios años.cer para soterrarla era usado por los 4x4 para hacer por él sus excursiones. Las arquetas de recogidas de agua están colmatadas del barro que arrastra el agua hasta ellas, y que no es extraído. La puerta de hierro de una de las captaciones ha desaparecido, seguramente robada para venderla  a la chatarra. El cauce del río, en su recorrido  natural y especialmente  en épocas de lluvias, ha erosionado parte del recorrido por el que transcurre  la tubería de plástico y ha dejado un tramo al aire por completo, lo que favorece que la luz solar vaya minando las cualidades mecánicas del pvc y en consecuencia su resistencia general . Los alrededores del depósito ubicado junto a la depuradora son un vertedero de escombros, muebles viejos, electrodomésticos desechados, etc. Es decir, es un basurero en toda regla, aunque en los planos conste  como "antiguo vertedero". Es cierto es que en  algún momento dejó de ser un vertedero, pero al poco de abandonarse el lugar, volvió a serlo y hasta el día de hoy.
Captación de agua en el interior de la cueva del sherpa, la más antigua de este sistema que abasteció a Bilbao por primera vez hacia el año 1863.El futuro de este sistema, en cuanto al abastecimiento se refiere, parece bastante claro, tal y como han venido transcurriendo los acontecimientos hasta ahora. A lo largo de la última década se ha venido reivindicando en varias ocasiones que este sistema se utilice, cuando menos, para abastecer a las cisternas y regar las calles de Bilbao, pero parece que se ha desistido de ello por la total apatía municipal hacia esta petición. Además, nunca se sabe cómo va a reaccionar este Ayto., puesto que si cuando se pidió la recuperación del embalse, lo primero que hizo fue destruirlo, lo más probable es que cuando se canse de recibir llamamientos para la recuperación de la depuradora, acabe derribándola y se termine con los últimos vestigios de una época en al que existió en esta ciudad una auténtica preocupación por dotarla de un abastecimiento de la mayor calidad y abundancia posible en aquellos tiempos.

Nota: esta es una descripción muy somera de  lo que supuso este recurso para el abastecimiento a Bilbao. De hecho, no se han descrito otros recursos que se tuvieron en cuenta, junto a éste, y con los que convivió, como el de Hoffmeyer para elevar agua de la ría a Miraflores y abastecer así con dos tipos de agua: una para usos higiénicos e industriales  y otra para beber y condimentar. No obstante, el objetivo de este artículo era potenciar Bolintxu y su importancia a lo largo del tiempo para el abastecimiento a Bilbao, lo cual queda suficientemente explicado con lo dicho en él.

Volver. Itzuli