Malos vientos para el Ganeko. Torre de Anemómetros.

Malos vientos para el Ganeko.

La torre de medición instalada en una de las cimas adjuntas a la del Ganekogorta, no hace presagiar nada bueno respecto al futuro parque eólico  proyectado para instalar en este emblemático monte. Con este tipo de  instalaciones comienzan siempre todos los parques eólicos que se han construido con anterioridad. Las mediciones de velocidades y fuerzas del viento son imprescindibles para justificar su construcción, y eso es lo que hacen estas estaciones medidoras: justificar que en base a los datos obtenidos  de ellas, la creación del parque eólico es rentable. En este caso es muy mala señal de cara a la no construcción del parque, puesto que lo normal es que siempre dé positivo en cuanto a fuerzas y velocidades, por lo que lo más probables es que en este caso también sea así, máxime cuando está a 1.000 de altitud y no hay ningún obstáculo entre los vientos entrantes por cualquier punto cardinal, y la propia cima del Ganekogorta. Con estas características, las administraciones vascas no van a tener problema alguno en adjudicar  a esta montaña su correspondiente ración de enormes molinos, a los que habrá que añadir el destrozo de pistas de acceso para colocarlos, además de toda la parafernalia que se montará durante su instalación. Dos anemómetros, uno a media altura y otro en la punta de la torreta, miden la velocidad mientras que una placa solar abastecen de energía a los sistemas electrónicos que recogen los datos. En resumen, cuando la cosa empieza así mala señal. Ordunte se ha salvado por los pelos, pero el Ganeko, si no se hace algo cuanto antes, está condenado de antemano.
Enlace directo a las características del parque eólico del Ganekogorta barajadas por el departamento de industria del Gobierno Vasco. (PDF)

 Volver. Itzuli.