Bolitxu no existe.

 
Hasta siete alternativas diferentes se barajaron en algunos lugares, como en éste tramo entre Gorostiza y Kastrejana.
Hasta siete alternativas diferentes se barajaron en algunos lugares, como en éste tramo entre Gorostiza y Kastrejana. Para Bolintxu sólo hubo una posibilidad.

Bolintxu no existe.

Repasando una y otra vez el "magnífico" documento que Interbiak, la empresa que ha diseñado el trayecto de la Súper Sur o Variante Sur Metropolitana (la de la voz suave y sedosa que nos quiere convencer de que es el camino a seguir) , se puede dar cuenta cualquiera, que para esta empresa y todas aquellas instituciones a las que representa, Bolintxu NO EXISTE. Mirando una y otra vez el mencionado documento, se ven numerosas correcciones respecto al trazado original, en varios lugares de su recorrido. Ya sea unas veces por afectar a lugares habitados, y otras por ser sitios conflictivos por otros motivos, prácticamente todos los trazados que presentaban algún problema han sido desviados para evitarlos o aminorarlos en la medida de lo posible. Entre todos esos lugares, desde su inicio en Pobeña, hasta su final en terrenos de Amorieta-Etxano, No se encuentra BOLINTXU, la que actualmente se denomina Joya Naturística de Bilbao. Ni una sola mención a ese lugar en cuanto  el impacto ambiental que generará el paso de esta súper vía por el mismísimo centro de este enclave natural. No sólo no lo menciona sino que dentro del documento, de más de 273 páginas, tan sólo dedica a los aspectos ambientales de la Súper Sur, unas pocas hojas, de las cuales una es una foto a página completa y otra un cuadro explicativo. El resto de las hojas están a medio rellenar, es decir, les sobra sitio para lo que tienen que decir. Del resto del documento se emplean más de 100 hojas a justificar el proyecto (Análisis y diagnóstico), otras 52 a Soluciones, y otras 81 páginas a  las Alternativas, entre las cuales no se encuentra Bolintxu, dando por hecho que por donde pasa la autovía en ese punto es el lugar más adecuado.

Pero para ver cómo piensan los cerebros de la Súper Sur hay que ver también qué tipo de rectificaciones han hecho, sean medioambientales o no. Por ejemplo, y sin seguir un orden concreto, en el Peñascal se  ha variado ligeramente el recorrido para reducir al mínimo las afecciones sobre el barrio, pero sobre la foto aérea del documento se ve que quien mejor parada sale es la planta de hormigonado situada unos metros más arriba de las casas, la cual pasa de ser invadida por el trazado original, a quedar totalmente libre después de ser modificado. En resumen, la planta queda liberada paraBosquete que se ha formado en el antiguo vaso del embalse de Bolintxu sobre el cual transitará el viaducto de 160  metros de la Variante Sur Metropolitana. seguir trabajando y además contará con el mejor nudo de comunicaciones de todo el Gran Bilbao........... a la puerta de sus instalaciones.
Por otro lado, en Gorostiza alegan que el valor de este paraje es medio y que es de uso recreativo, por lo que además si se une a ello que hay zonas habitadas, se propone desviar el viaducto aguas arriba de la presa, y no aguas abajo de la misma, como era su idea en origen. Habría que saber si le darían el mismo tratamiento si no fuese lugar de uso recreativo que es uno de los factores que alegan para el desvío definitivo del trayecto. Como es una zona recreativa ¿hay que tener una especial consideración por ello? Pues entonces Bolintxu no entra en esa catalogación, porque como pasa tan poca gente por sus senderos, no tiene mayor importancia que pase una viaducto de 160 metros de longitud por su centro. Como tampoco hay merenderos, ni bares, ni ninguna otra infraestructura de carácter recreativo, pues menos aún. Es decir, como el viaducto no molesta a ninguna persona, pues adelante con él.
También resulta curioso que hayan mencionado el nudo del Kadagua como uno de los lugares de posible impacto estético, junto al Peñascal (¿estética la cantera del Peñascal?), y Larraskitu (¿estética esta zona cuando hay más de 25 torres de Alta Tensión que entran y salen de la subestación de Iberdrola?). Bueno, pues lo de Gorostiza puede ser, pero los otros tres sitios habría que ver por dónde han andado los técnicos que han redactado este documento para gastar varias líneas en lo referente al tratamiento medioambiental del recorrido de este vial. Quizá haya sido para rellenar algo los pocos párrafos dedicados a este tema, pero lo que ya es de tratamiento médico es decir que el cruce del Kadagua impacta sobre le valor paisajístico de la zona que cruza esta vía. Decir eso de la zona más depauperada de Bilbao (Bilbao la Vieja aparte), y de las más abandonadas de Barakaldo (margen izquierda del Kadagua) es insultar la inteligencia de las personas que puedan leer ese documento y conozcan la zona en concreto. Canteras reconvertidas en escombreras, siderurgia contaminante activa, incineradora en período de pruebas y sin licencia de actividad municipal, elevada densidad de tráfico ligero y pesado, vertedero comarcal, vertedero particular ya soterrado,  un ferrocarril en cada ribera  del Kadagua, un río contaminado durante décadas por las industrias papeleras y los lixiviados de Artigas, ........... Sólo le falta una central nuclear. A un paisaje tan dantesco como el que ofrece la zona del Kastrejana por donde cruzará esta "solución" ¿qué más le puede pasar? ¿que le cruce un viaducto 50 ó 100 metros más arriba del Corredor del Kadagua? Pues visto lo visto, y teniendo en cuenta el aspecto de las industrias que quedarán por debajo, a lo mejor hasta hace bonito y todo, o por lo menos hará juego con el hormigón reluciente de la incineradora.

Resumiendo: de las escasísimas hojas dedicadas a la valoración de impacto ambiental, se podían haber ahorrado al menos la mitad, teniendo en cuenta que una es a fotografía completa (un espejo retrovisor, que por lo visto, y según Interbiak, refleja perfectamente los valores medioambientales) y otra un cuadro resumen  (farragoso, pequeño y en el que no se distingue bien ni los signos) de las afectaciones medioambientales detectadas por los redactores del proyecto. Una joya de clarificación de cada uno de estos problemas.

Pero lo que más duele de este documento sigue siendo que no se hace sino una  única y triste mención a Bolintxu, cuando se hacen otras, por ejemplo de Seberetxe, barrio sobre el cual se propone una actuación para aminorar el impacto del paso de esta carretera, algo lógico y bueno para ese pequeño pero histórico núcleo de Bilbao (asiento de Seberetxe, monumento ubicado junto al Ayto. de Bilbao por su importancia histórica). Y resulta curioso que dos años después de aprobarse la ejecución de este proyecto, Bolintxu que estuvo desaparecido para los técnicos redactores del proyecto, pase a primer plano, considerándose una de las joyas naturísticas de Bilbao capital, aunque por desgracia ya demasiado tarde. Estos técnicos ¿estaban ciegos o se hicieron los locos? Debió ser lo segundo porque con una pequeña curva a la altura del embalse, que esquivara este entorno, igual que una de las siete alternativas que proponían en Gorostiza, Bolintxu habría quedado fuera de este monumental y antiecológico escalextric. Incluso cogiendo de la salida del Peñascal hacia Buya otra trayectoria más directa, seguro que se podía haber evitado este viaducto con menos curvas pero algo más largo (160 metros más). Es posible incluso que se hubiera podido evitar el paso por Seberetxe y haber ubicado la salida del correspondiente túnel una vez sobrepasado este barrio. También se podía haber barajado la posibilidad de cruzar directamente el Arnótegi y sobrepasar la A8 cerca del cruce hacia Donosti, sin llegar a tocar la zona de Bolintxu y Seberetxe, sino antes de llegar a ella, cruzar al otro lado, o hacer los entroncamientos necesarios. Es decir, alternativas había, pero todo eso no debieron de verlo los técnicos en su momento, y ahora la suerte está echada. Quizás también eran incapaces de solucionarlo con eficacia, puesto que la mencionada curva, si se hiciese en túnel, podría afectar a acuíferos importantes (también en la zona de Bolintxu) así como a cavernas de cierta relevancia, según los grupos espeleológicos locales, que podrían verse alteradas por el paso del mencionado e hipotético túnel. Pero lo más probable es que ni se hayan preocupado por todo esto, tendiendo en cuenta que sabían de antemano que nadie, o poca gente, protestaría por el paso del viaducto por el centro de Bolintxu. De hecho, como se ha dicho antes ¿se barajó alguna alternativa para este lugar? Pues no.

La exhuberante vegetación de la vaguada de Bolintxu vista desde la peña de Uzkorta.Para otras zonas sí se barajaron varias posibilidades, de hecho, en algunos casos, hasta siete posibilidades, tanto para los viales como para los túneles. Lo mínimo que se barajaron en las zonas seleccionadas como problemáticas fueron dos posibilidades, entre ellas el Peñascal ( a ver si ahora esta cantera la van a declarar reserva de la biosfera) y Larraskitu (será por lo de los adosados que tienen pensado construir por esa zona, porque otro motivo razonable no se ve a simple vista), así como el paso del Kadagua para entroncar con el paso hacia Arraitz. Pero para  ver la preocupación medioambiental de los redactores del proyecto, todas las modificaciones propuestas obedecieron a motivos, urbanísticos; de interferencia a grandes infraestructuras futuras (Tren de alta velocidad fundamentalmente) o ya existentes ( Petronor,  Zabalgarbi, y Unión Española de Explosivos entre otros), por cierto todas estas últimas potencialmente contaminantes allí donde está ubicadas, y de núcleos de población, esto último totalmente justificado, puesto que a nadie le gusta tener por encima del tejado de su casa miles de toneladas de hormigón que impidan el paso de la luz del sol (barrio de las Delicias, margen izquierda del Kadagua, orilla de Barakaldo). Sólo consta en esta memoria una intervención de carácter medioambiental, pero de cara a las personas, para mejorar el paso por Seberetxe (reducción del ruido sobre le núcleo urbano).

La hipocresía de este proyecto raya la perfección cuando a cada caso de variante propuesta le asignan una serie de puntos (1000) para distribuirlos entre las cuatro cuestiones que más afectarán a las alternativas barajadas, y en cuatro de estos casos, a la preocupación medioambiental del proyecto, le asigna entre 360 y 500 puntos, todas por encima del resto de preferencias (económicas (ja, qué risa), funcionales, y de planeamiento) y tan sólo en una, el económico está 5 puntos por encima del medioambiental. En el resto de opciones, la preocupación ecológica le saca a la económica entre 45 y 200 puntos, según sea una u otra alternativa. Joder, esta es la mentira del siglo porque jamás se ha dado ese caso, ni en esta ni en ninguna otra obra conocida, ni se podrá dar nunca con la mentalidad políticoempresarial actual. Por lo tanto ¿a quién quieren engañar estos político-técnicos que ni siquiera vieron un mínimo valor ecológico en la única zona, libre de  ruidos, (la única de todo el recorrido, dato que tampoco queda reflejado en el estudio); sin contaminación acuífera ni atmosférica; con un arbolado único como lo demuestran sus magníficos robles, algunos de los cuales quedarán bajo el viaducto si no los derriban antes; con un silencio únicamente roto por el paso del agua por el arroyo que circula por el centro de la vaguada, y por el canto de los pájaros; en fin, por tantas y tantas cosas que los técnicos y políticos ciegos no quisieron ver? Poner muros para que Petronor no se vea afectado ¿es un motivo ecológico, cuando esta factoría genera una atmósfera irrespirable, un día si y otro también? Pues eso es lo que han modificado, añadir muros para protegerla de la Súper sur. Y más muros de protección para Nervacero, otra fuente de contaminación del aire que hace que el paso por la autovía, a la altura de esta factoría sea una prueba de resistencia de los pulmones de cualquier ser viviente que esté junto a ella.

Y a Bolintxu sólo se le menciona una única vez en un apartado referente a la hidrología superficial y ecosistemas acuáticos, entre los que incluyen este enclave, junto con otros según ellos, más importantes, puesto que los vuelven a mencionar una y otra vez, mientras que la palabra Bolintxu no vuelve a aparecer ni una sola vez más en todo el documento. En definitiva, y resumiendo, para estos señores que redactaron el proyecto

BOLINTXU NO EXISTE.

Volver. Itzuli