MUSICA SINTESIS El Río Magdalena es nuestra razón de ser
SINOPSIS
LETRAS

 

 

 

Los niños ensayando en la sede antigua de la Vía 40

Durante los ensayos preliminares son los niños y jóvenes músicos de la comparsa quienes le "meten el hombro" a la música.

 

 

Gabriel Segura y Yamil Cure

Gabriel Segura, cantador y compositor de decimas inmortales, como aquella tan conocida... "Por tus fiestas novembrinas y tu Santo San Martín, llevamo' alegría sín fín hasta tus playas marinas..." y cantante de la famosa "Cumbia Soledeña", ha honrado al Rey del Río con su participación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Flotando en las aguas de la cumbia.

El porte y gracia de la cumbia al bailar, se notan de una manera elocuente en esta bella imagen de la comparsa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Músicas tocando el año 2000

Sobre la línea melódica del tema "Te olvidé", la voz lider de "Cheo" Peñaranda canta la letra original de la comparsa "...El agua del Magdalena, para todos es vital, no le arrojemos basuras, para evitar la locura de la contaminación".

 

 

 

 

 

 

La comparsa en su lanzamiento en el año 2000

La Tambora es por excelencia el ritmo del río Magdalena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El público de la Vía 40 aplaude al Rey del Río

La expresión del publico al escuchar las primeras notas de las trompetas en la entrada del "Fandango Caliente" es un "jueeeeepaaa" al unísono.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los tambores del Rey del Río

El tacundé se toca con cuantas más tamboras, "llamadores" y "alegres" sea posible, así se eleva en gran medida el volumen del conjunto musical, sin necesidad de recurrir a tambores foráneos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La música del Rey del Río es la base para todo el montaje carnavalero de la Comparsa, puesto que su contenido y significado juegan un primerísimo papel, dada su evidente intención pedagógica.

La letra de las canciones que tienen como tema al Río Magdalena fué compuesta especialmente para El Rey del Río por el compositor barranquillero Armando Bonell Ferro.

Décima,cumbia, chandé, tambora y fandango son la serie contínua que la comparsa va bailando a lo largo del "Cumbiódromo" de la Vía 40 en los desfiles oficiales del Carnaval de Barranquilla.

Conoce los ritmos que acompañan al Rey del Río

La Décima El término "décima" a diferencia de "zafra" y "vaquería" tiene la misma connotación en España que en la Costa Atlántica de Colombia.

En metro, rima y combinación de glosa y décima, sus formas poéticas, al igual que los concursos de decimeros en los cuales dos o más individuos improvisan décimas, son similares en España, y en ambos países pueden ser cantadas presentando algunos rasgos de procedencia africana.

La décima costumbrista en la costa Caribe colombiana.

Es la forma literaria más compleja, derivada del acervo peninsular de extendido uso en toda Hispanoamérica.

En la décima riman los versos 1ro. con el 4to. y el 5to., el 2do. con el 3ro., el 6to. con el 7mo. y el 8vo. con el 9no.

1. El Caimán Barranquillero
2. al Carnaval ha llegado
3. trayéndoles un recado
4. y un abrazo muy sincero

5. Por eso invitarlos quiero
6. a aceptar el desafío
7. de luchar todos con brío
8. cuidando al Río Magdalena
9. pues vengo de sus arenas

10. ¡Yo soy El Gran Rey del Río!

La décima es "cantada" regularmente en la costa colombiana en ritmo "prosaico", comenzando en un registo alto, para luego descender y terminar en una cadencia de registro bajo.

Se divide melódicamente en dos secciones, la primera de cuatro versos y la segunda de seis.

Bibliografía:George List. "Música y Poesía en un pueblo colombiano". 1994, pp. 395-450

Subir


La Cumbia La Cumbia, ritmo bandera de nuestra música caribeña, abre la tanda en la secuencia musical del Rey del Río, y como en otras tantas cumbias tradicionales le antecede una décima cantada "a capella".

En ritmo de cumbia "Se va el Caimán" del Maestro José María Peñaranda en el Rey del Río se canta: "Llegó el Caimán para cantar, lo que pasa en Barranquilla".

La Cumbia. Desde Panamá hasta Venezuela

Su nombre y origen han dado mucho que hablar, sin embargo algo que parece claro es que el término cumbia proviene de la voz negra "cumbé" que significa "danza".

La cumbia se baila desde Panamá hasta Venezuela, teniendo en cada región un nombre y una organología diferente. Es así que en Panamá la cumbia se toca con acordeón, en Colombia se toca con gaitas, con caña de millo, y en Venezuela hay un ritmo que se llama "Gaita de Tambora" el cual es muy similar a nuestra cumbia y se toca con clarinete.

Despues de muchas discusiones sobre si el término "cumbia" significa lo mismo que "cumbiamba", se ha llegado a un acuerdo en que uno significa el conjunto que la toca y otro la reunión para bailarla, respectivamente.

La cumbia se toca en toda la Costa Norte colombiana, y desde allí ha sido "exportada" hacia México donde despues de haberla adaptado a su cultura "charra" ya la consideran patrimonio nacional.

Subir


El Chandé: es un ritmo, de estructura simple y de fácil comprensión por lo cual es muy usado en las diferentes comparsas del carnaval de Barranquilla.

Originalmente el Chandé es tocado en la zona de la depresión momposina, donde presenta una estructura más compleja, siendo uno de los llamados "bailes cantados" porque la melodía es conducida por un solista y un coro responsorial.

El Chandé es tocado de manera original con una tambora, un tambor y "las palmetas" llevando estas el pulso "a tiempo".

Antonio María Peñaloza, músico reconocido en toda Colombia, fué el compositor musical de la pieza "Te olvidé", la cual ha sido unánimemente señalada como el himno del carnaval. Peñaloza toma el ritmo original del Chandé y lo simplifica, haciendo que este se popularice rápidamente.

La gran facilidad con la cual se ejecuta ritmicamente el chandé hace que sea apetecido a la hora de musicalizar una comparsa de carnaval. Una tambora, un guache -el cual es un tubo de hojalata, cerrado en ambos extremos y relleno de semillas-, una voz cantando "Te Olvidé" con un coro que responda y un clarinete que haga la introducción, bastan para poner a bailar a toda una comparsa.

Subir


La Tambora Este hermoso ritmo de cadencia reposada se expresa en nuestra comparsa con una coreografía en circulos , que permite expresar los remolinos del agua en el Río Magdalena.

En cuanto respecta a la música, sus estribillos y cantos nos llevan a una expresión un tanto melancólica.

La Tambora de la "Depresión Momposina"

El ritmo de "Tambora" se toca en toda la llamada "Depresión Momposina". Esta es una región con una cultura eminentemente ribereña la cual se expresa en cantos que cuentan vivencias propias.

El cantante colombiano Carlos Vives popularizó a nivel mundial una canción con este ritmo cuando grabó "Se cayó mi caballito", una composición del folclor de la "Depresión Momposina".

En la "Tambora" intervienen dos o tres tambores, tambien llamados "cajas", una Tambora (Instrumento de doble parche que se percute con un par de baquetas), y "las palmetas" que son dos láminas de madera que se percuten entre sí.

"Las palmetas" son pequeñas planchas de madera que son percutidas por las "cantadoras". Sirven para acentuar el pulso del ritmo. En nuestra comparsa estas son ejecutadas por un buen número de niños del conjunto musical.

En los conjuntos de "Tambora" predominan las voces de "las canta-doras", mujeres de experiencia en el canto que ejecutan coros de excelente coordinación. El papel la ejecución de los tambores esta destinado exclusivamente a los hombres.

Subir


El Fandango El fandango es festivo, arrollador, originalmente en ese baile el hombre ejecuta una gran variedad de requiebros con el sombrero a su pareja a la vez que ejecuta cabriolas, golpes al piso con pies y manos, mientras ella se mueve con gran serenidad llevándo en alto en una de sus manos, un mazo de velas chorreando esperma.

La letra del fandango se inicia con: "Ha llegado el caimán a goza' el carnaval, trayendo su canción que nos pone a pensar..." y la gente que se agolpa en los palcos a orillas del desfile no puede hacer más que llevar el ritmo con una cara de alegre satisfacción.

El fandango de las sabanas de Bolívar, de Córdoba y Sucre.

El fandango gusta a gran número de comparsas pues su música permite una gran variedad de desplazamientos laterales y de avance, y proporciona una elevada emoción con las innumerables figuras que ejecutan los vientos de la banda acompañante, a la vez que e l tambor redoblante y el bombo en un toque "obstinato" hacen que el bailador entre en un trance desenfrenado, tal como lo exige el carnaval.

Se toca generalmente el fandango en un formato de banda. Bombo marcante, redoblante tocado con dos baquetas, platillos, clarinetes, trompetas, saxos, trombones, bombardinos y en el mejor de los casos de una tuba.

Durante la colonia, el término "fandango" o "bullaranga" del cual devino "bullerengue", se asoció con los jolgorios llevados a cabo por negros y mulatos formando una rueda de bailadores alrededor de dos tambores y unos cantantes que al son de palmas llevaban la música.

Estos "fandangos" fueron prohibidos en Cartagena a mediados del siglo XVIII por el Obispo Diego Peredo lo cual ocasionó que el mismo Rey de España pidiera informes de esta costumbre a su Gobernador Don Gregorio de la Serra, la cual defendió este escribiéndole al Rey: "... ni el hombre se toca con la mujer ni sus coplas son indecentes..."

William Fortich. Nueva Revista Colombiana del Folclor. Patronato de Artes y Ciencias. Bogotá 1991. pp. 37 - 47.

Subir


El Tacundé El carnaval de Barranquilla pasa por uno de sus mejores momentos ha crecido en número de participantes, ha incrementado el número de eventos; han nacido nuevas comparsas como El Rey del Río, cuyo objetivo básico es proponer nuevas formas en la puesta en escena de los desfiles de carnaval tanto en lo estructural como en lo musical, proponiendo así mismo dejar de lado la imitación de modelos de otros carnavales como el brasilero.

Ta(tambora) + Cun(cumbia) + (chandé) = Tacun

El nuevo ritmo del carnaval

Esta ecuación rítmica, invención del director musical de la comparsa, soluciona un problema que afecta a los conjuntps que tocan la música tradicional del carnaval. La escasa audibilidad de la música que se produce al interior del desfile.

Sucede que el aumento del carnaval en dimensiones, ha producido un nivel de contaminación auditiva circundante, haciéndo necesario que las agrupaciones amplifiquen sus instrumentos.

La melodía de voces y coros y el acompañamiento de vientos en El Rey del Río en todo momento está soportado por el toque de el Tacundé, que se ejecuta tocando simultáneamente células rítmicas de la cumbia, la tambora y el chandé.

Al ser ejecutada una melodía de, chandé, tambora o cumbia acompañadas del ritmo tacundé, no se nota que hay algo diferente, se siente en cambio un ritmo envolvente, que no deja huecos y que plantea un bajo continuo.


Subir

¡El Rey del Río suena!