CECC - Revista 04 - Editorial

Caminos subterráneos

nº 4 - Abril 2004

Revista del Club de Espeleogía Científica de Caminos.

..Índice..

 

Editorial

Hola compañeros,
Esta revista es el fruto de las aventuras de todos los que estamos en el grupo, pero, aprovechando que esta vez me ha tocado no solo hacer la editorial (que me la encasquetan siempre), sino también la edición de la revista en sí, me gustaría dedicarle este número a aquella personita que normalmente no solo compone esta revista, sino que azuza y apremia a todos los integrantes de este grupo para que se dediquen a escribir (Que no se nos da bien, claro. Si se nos diese bien escribir, el fútbol o el baloncesto, nos dedicaríamos a eso, y no a la espeleo, y así sacaríamos algo más de dinerillo). Hay que reconocer que lo que es este grupo es trabajo de todos, pero en la revista en concreto, sin la iniciativa de Esperanza ni siquiera nos habríamos planteado tener revista. Así que ya sabes: aquí te echamos de menos, así que ya puedes ir volviendo de México.
Aparte de eso también hay que mencionar que este es el último número de la revista en la que no salga nada de nada de nuestra zona de exploración (aparte de lo que me voy a explayar yo ahora).
La primera visita que hemos hecho en Semana Santa a la zona ha sido muy prometedora. Aparte de ver que efectivamente ahí hay mogollón de caliza, y de que además hay agujeros en el suelo (de por sí datos importantes), hemos estado en la cueva del Viento (la que en nuestra ignorancia mientras estábamos ahí llamábamos la cueva del Rejo: La cueva del Rejo es otra, que dicen que debe de estar justo encima de la cueva del Viento), buscado la que creemos que es la entrada superior a la misma, hemos pateado varias zonas, viendo varias bocas y la increíble travesía de 50 m (sí vale, no entraremos en el libro de Grandes Cavidades de España, pero, ¿a qué hace ilusión encontrarse algo así?). Otra labor fundamental fue llevada a cabo por nuestro equipo sociopolítico, que se dedicó a hablarle con cariño a todos los alcaldes y habitantes en general de la zona, incluidos forestales, policías y demás autoridades. Los “señores Manolo” que llevan toda la vida con las cabras en el monte por ahora se han confirmado como una increíble fuente de información, gracias a la cual hemos localizado varias bocas más, algunas de ellas bien prometedoras. Y las autoridades locales nos han prometido algún tipo de alojamiento fehaciente para la campaña de verano - así que más casi no se puede pedir.
La cuestión ahora está en seguir echándole ilusión y mucho trabajo al asunto, pero creo que podemos pasar unos ratos majos en nuestra zona de exploración. Hasta a nuestra sección logística parece que le gusta la zona de exploración, al menos por eso de tener playa...
La campaña de verano ha sido fijada de manera oficial para la primera semana de agosto (y de manera extraoficial para los que se aburran la primera quincena completa), así que los que tengáis que reservar días o algo así, ya podéis ir haciéndolo. Esperamos que en verano estemos todos los que somos, y que sea un tiempo bien aprovechado, para encontrar aquella cueva que va a ser una mezcla de Altamira y del Soplao, y que seguro, seguro, seguro está en NUESTRA ZONA.

Un beso a todas/os

Silvia