PEDROSO HOY

PEDROSO HOY

Este encantador municipio riojano se encuentra situado en el valle del río Najerilla a unos 43 Kms. de Logroño y 16 de Nájera, a una altitud de 773 m. sobre el nivel del mar. Su término municipal, de 19,5 km2, está atravesado por el arroyo Pedroso -que aquí se llama Vado- presenta un relieve creciente hacia el este hasta alcanzar las cumbres del Serradero. Al oeste, el paisaje se hace más llano, hasta fundirse con la ribera de la margen derecha del Najerilla.

La población de Pedroso, que a principios del siglo XIX contaría con unos 1.300 habitantes, fue decreciendo a lo largo de ese siglo debido a la crisis que experimenta la ganadería lanar y la industria textil, igual que como ocurrió en los pueblos de serranía riojana, para pasar a tener unos 1.100 a mediados del mismo y 557 habitantes a finales. Durante la primera mitad del siglo XX la población sigue decreciendo pero a un ritmo menor, así a mediados contaba con unos 481 habitantes, pero este descenso se acentúa a partir de los sesenta. En el año 1970 su censo es de 252 habitantes, en el 1981 es de 135 y en la actualidad alrededor de 119.

La actividad económica más importante de Pedroso es la ganadera, ovina y vacuno, siendo su carne muy apreciada en la comarca. Algunas familias viven de la explotación de la madera del monte y otras salen a trabajar a las industrias de pueblos cercanos. Cuenta, además, con una tienda que también es carnicería, un bar y una casa rural. También cuenta con actividades de caza menor y mayor.

Los descendientes de Pedroso no olvidan su pueblo y los fines de semana y sobre todo en Semana Santa y el verano, vuelven a su pueblo a descansar lejos del bullicio de las ciudades.

La Asociación Cultural "EL Roble", a la que están afiliadas casi todas las personas relacionas con el pueblo, realiza a lo largo del año diversas actividades (fotos comida de hermandad: foto 1 y foto 2) y es la encargada de la realización de la "Fiesta de la Nuez" que se celebra el 2º domingo de noviembre. Esta feria de la que se lleva dos ediciones contó en su ultima celebración con más de 5.000 visitantes de toda La Rioja. Se pusieron 22 puestos para la venta de sus productos típicos, sobre todo su sabrosísimas nueces y artesanías del lugar dándose además más de 300 raciones de caparrones con su correspondiente bolsita de nueces, su pan y su vino de Rioja. A la par se realizaron otros actos como actuación de los danzas típicas del pueblo, exposiciones de manualidades, de artículos religiosos o de pinturas relacionadas con el pueblo.

volver a página de inicio

Historia y leyendas      Fiestas y turismo      Monumentos