exorcismos y posesiones

POSESIÓN, LIMPIEZAS Y EXORCISMOS

La limpieza espiritual, tanto como el exorcismo existen desde tiempos inmemoriales.
Son modalidades que usan los magos para liberar energías estancadas ya sea en personas, objetos, casas, etc.
Existe la limpieza astral sencilla, como la que se hace con magia vegetal (elementales), pero también existen otras más complejas, las cuales se convierten en verdaderos exorcismos.
Muchas veces una casa no solo está con energías negativas, sino que tiene un "trabajo" de magia negra. Ese trabajo forma una entidad que habita en la casa, y para retirarla hay que realizar un exorcismo del inmueble.
Este tipo de trabajos los realizamos con un grupo de compañeros ya preparados para el caso.
Allí se aplica la magia kabalística, los objetos mágicos , y se deja una protección especial en la casa, que si se cuida debidamente, no abandona el lugar.

Casos parecidos son los exorcismos de personas que están posesas, lo cual requiere un estudio muy especial a nivel interno para ver bien el problema.
La posesión es la pérdida del sí mismo, lo cual puede darse por múltiples razones:
1)una impresión muy fuerte en una vida pasada puede generar una entidad que posee a la persona en esta existencia, 2) Haber participado en rituales que hayan ligado a la persona con una entidad.
3) Entidades creadas por pérdidas de energía sexual, y que además poseen a la persona, son los casos de íncubos y súcubos.
4)Trabajos que le hagan al poseso, para dañarlo .

Algunos síntomas son:
Transfiguración de la mirada, mirada oscura que puede llegar a ser muy impresionante.
Fetidez en el aliento o diarreas muy fétidas.
Hemorragias y vómitos que acompañan estos síntomas.
Para enfrentar estos casos hay que apelar al exorcismo, para poder liberar al poseso del mal. Luego se le hace un seguimiento para ver si la entidad ha abandonado esa alma.
Es importante recalcar que los "trabajos" tienen inteligencia, tienen un guardián puesto por el brujo que lo realizó, o formado por el tiempo que tiene el trabajo.

- Posesión de vida pasada:
Es cuando un gran trauma viene a esta vida y entonces la persona vive ese momento nuevamente, como una posesión. Esto no es algo diabólico, ya que en realidad es poseída por su propio trauma. Casos de personas que ante determinadas situaciones, por ejemplo una posición del cuerpo, un lugar especial, reaccionan perdiendo la conciencia y tomando una actitud fuera del lugar, poniéndose violentos, etc.
Hubo un caso de una mujer que cuando se sentaba con la espalda contra la pared entraba en ese estado, gran angustia y le pasaba de todo, dolores, lloraba, vomitaba,etc. Se descubrió que en la vida anterior mientras estaba sentada en esa posición, entraron unos soldados a su casa y la violaron.
Esa impresión vino hasta esta existencia y entonces vivía con ese trauma.

- Participar en rituales:
Esto puede ser en la vida anterior o en esta y hay varios tipos de posesión.
Si la persona en la vida anterior hizo un pacto en un misa negra, con un demonio, como quien dice está casi frita, porque para sacarle eso habrá que hacerle tremendo exorcismo y ella debe consentir, darse cuenta de la presencia de ese ser en su interior y querer sacarlo.
Si la persona participó en rituales como los de Umbanda, que se mata una gallina y lo bañan con sangre, ahí se forma una entidad animal y entonces es poseído lentamente por todas esas fuerzas con las que se conectó, no es un demonio específicamente, pero esas fuerzas se convierten en entes.

- Entidades creadas por pérdida de la energía sexual:
Estos son casos de personas con grandes traumas sexuales y que se masturban constantemente. Con su energía sexual, y con el ojo ideoplástico que existe en el plexo solar, crean una entidad llamada íncubo en las mujeres y súcubo en los hombres. Esta entidad los posee y puede llegar a materializarse.
Hay una película llamada EL ENTE, de un caso real en los Estados Unidos, de una mujer que era violada por un ente. Lo llegaron a atrapar en una cámara de Helio, pero se escapó. Era creado por ella misma. Hay montones de casos de estos en los conventos, en la época medieval, porque la gran represión sexual que existía generaba gran angustia y entonces la gente proyectaba estas fantasías.
He conocido gente con este problema y la energía que irradia es tremenda, porque ese personaje es como un ego de él mismo pero que ya tiene cierta autonomía, puede separarse de él. Para eliminar esto la persona tiene que darse cuenta y trabajar interiormente. Un exorcismo solo le daría un golpe y lo antontaría al ente, pero no lo destruiría. También puede pasar esto con niños que crean los famosos amigos imaginarios, pero son niños especiales, con algún antecedente de vida pasada y con conductas raras.
Conocí un niño así.
En su casa vivían dos personas que habían venido de Europa en un mueble, me refiero a personas astrales, muertos, y lo comenzaron a obsesionar y a decirle que tenía que matarse, pero además él creó otros más, esos hay que eliminarlos con el exorcismo, y a los otros, como son muertos hay que trabajar con ellos para que se vayan y no molesten más.

- Trabajos:
Esto es cuando a uno le hacen un trabajo fuerte de magia negra para dañarlo, y de estos hay miles, entonces se crea en la casa una entidad, y si el trabajo es fuerte puede poseer a la persona dueña de casa, e incluso multiplicarse las entidades a tal punto que la persona se convierte en una casa de demonios.
El tema es que está poseída por el trabajo mismo. También hay que hacerle un exorcismo para sacarle esto, es más fácil que en el anterior, porque el anterior es sostenido por la misma persona. Es importante recalcar que uno no "elimina demonios", sino que los saca y los lleva a donde deben estar, en sus esferas tenebrosas. No se eliminan las entidades, salvo que sean larvas creadas por la energía de la persona, por sus problemas y que no tienen espíritu, sino que son energía, o más bien un excremento del ego de la persona. Son esos humos que ven los clarividentes en las auras de las personas, humos generados por preocupaciones, miedos, ansiedades, y obsesiones.

Espero que esto sirva para tener presente que en este mundo estas cosas existen, y que un guerrero de la luz debe enfrentarlas.
Además les cuento que al enfrentarlas estamos despertando también, porque se activan fuerzas divinas que tienen que ver con el trabajo que uno está haciendo. Es como cuando a uno le viene un enfermo y uno trata de ayudarlo, si se conecta con lo interno, vienen las fuerzas divinas relacionadas con la sanación, pero también despiertan en uno las fuerzas divinas relacionadas con la sanación, por eso al hacer servicio nos conectamos con Dios, y damos lo mejor de sí mismos.

Por consultas al mail daniel33@montevideo.com.uy y al teléfono 099 17 21 57

visitanos ya!!!
informacion de salud

ecoturismo natural