Cancer, su prevencion y tratamiento

CÁNCER


Comúnmente se define el cáncer como el crecimiento anormal e incontrolado de las células y de los tejidos, que quedan deformados y dejan de funcionar como deberían lo que provoca muchas veces daños irreversibles y fatales en el organismo.
En condiciones normales, el organismo es capaz de identificar las células cancerosas y eliminarías. Cuando esa capacidad de autoconocimiento del cuerpo - por la comprobación de una serie de factores internos y externos - deja de existir, cuando el organismo no distingue más las células sanas de las degeneradas, el cáncer avanza.
Aunque existen señales o síntomas precancerosos claramente visibles, que sirven como base para una identificación precoz, la consulta regular a un especialista constituye el medio más eficaz de diagnosticar la enfermedad.

Entre los métodos clásicos de tratamiento de cáncer figuran intervenciones quirúrgicas, la radioterapia y el suministro de medicamentos, cuya aplicación varía de acuerdo con el tipo de enfermedad - existen tantas especies de cáncer como órganos y tejidos en el cuerpo -, clasificada por medio de exámenes de laboratorio.
Una de las técnicas más recientes consiste en el empleo del interferon, una substancia activa de defensa contra los virus y que también actúa contra la proliferación de células cancerosas.

Con relación a los métodos de tratamientos naturales, algunos de los cuales aparecen asociados a los de la medicina clásica, se puede decir que actúan en el sentido de estimular en el individuo su capacidad de autocuración, en el intento de restablecer su completo equilibrio físico y espiritual.

DIETETICA

De acuerdo con varios especialistas en dietética, el cáncer constituye en esencia el resultado de una vida antinatural. Su curación, según ellos, no depende simplemente del suministro de determinados medicamentos o de la aplicación de ciertas terapias, sino que exige también un cambio radical en el modo de vida y, consecuentemente, en los hábitos alimenticios.
Siguiendo esta línea de pensamiento, la prevención del cáncer requiere, entre otras cosas, que se conserven las funciones del metabolismo en el nivel más normal posible. Para ello, en términos dietéticos, se aconsejan las siguientes medidas:
1) Adoptar un régimen lactovegetariano, rico en alimentos crudos, como frutas, verduras (unas y otras en estado natural y en forma de jugos) y legumbres, con el objeto de suplir las necesidades de vitamina A, C y K. Se sabe que la vitamina K dificulta el desarrollo de los tumores, particularmente los de la piel y, en segundo lugar, los de los órganos urinarios y genitales, aunque todavía no se ha descubierto como actúa. Con respecto a la vitamina C, está científicamente comprobado que esa substancia previene los cancros estomacales;
2) Eliminar la sal refinada, substituyéndola por sal marina, y las especias, utilizándose apenas raíces vegetales para aderezos;
3) No comer excesivamente e intentar siempre controlar el peso;
4) Substituir el agua por tisanas de hierbas o jugos de frutas secas, diluidas en agua, sin dulcificar;
5) Emplear, siempre que sea posible, grasas y aceites con elevado contenido de ácidos grasosos no saturados, es decir, aceites extraídos en frío, como el aceite de lino comestible, el aceite de semillas de girasol, el aceite de nueces y otros que estimulan las funciones hepáticas y biliares y ejercen una influencia anticancerigena.
También Se aconseja la ingestión de aceites de gérmenes de cereales, pues son ricos en vitamina E, cuya falta debilita la resistencia orgánica y favorece la aparición de cáncer en las vías respiratorias, sobre todo cuando se vive en el ambiente polucionado de las grandes ciudades.
6) Mantener los intestinos siempre en buenas condiciones y funcionando normalmente y si es necesario recurrir a medios medicinales (cuyo empleo exige una consulta al médico), dietéticos yogur, aceite de lino, granos de mostaza, higos o pasas de uva en conserva, jugo de manzana en ayunas, etc. y físicos (enemas con manzanilla, lavaduras intestinales, etc.);
7) Intentar evitar al máximo los alimentos industrializados que contienen aditivos químicos así como los excitantes, las drogas, el tabaco, el alcohol y los medicamentos innecesarios;
8) También evitar el consumo de carne y laticinios;
9) Limitar al máximo el consumo de azúcar, dulces, chocolate, harina blanca y sus derivados. Substituirlos por: miel pura de abeja, pan integral, purés de copos de cereales, granos de trigo germinados y patatas hervidas con piel;
10) Practicar ayunos regulares una vez por semana, con orientación médica, y regímenes depurativos a base de ajo y jugo de hierbas, para desintoxicar la piel, el hígado y el tejido conjuntivo, lo que purifica el organismo;
II) Para dar al organismo proteínas llamadas de "primera clase", y fácilmente asimilables, se recomienda tomar sopa de misó (pasta de soja de fermentación natural), dos veces al día. Aunque no se pueda hablar sobre curación del cáncer a través de la dietética, se pueden mencionar ciertos regímenes que, adoptados por algunos pacientes, han conseguido controlar su evolución. Este es el caso de la dieta creada por la médica dinamarquesa Kristina Nolti, que obtuvo resultados satisfactorios con pacientes con cáncer de mama. Consiste en una alimentación esencialmente cruda, constituida por productos de la estación. Por la mañana y por la noche, la alimentación es a base de frutas, que se pueden combinar con legumbres secas germinadas, granos de trigo, Centeno, cebada y avena molidos, dientes de ajo medios finamente picados y leche fresca cruda o, en su lugar, nueces, almendras y coco. En el almuerzo. la comida se compone de hojas verdes, raíces, tubérculos o legumbres secas además de tomates y pepinos, completándose con leche fresca cruda (jamás leche pasteurizada, queso y mantequilla). una cucharada de miel y, ocasionalmente, un huevo fresco crudo.
La Dra. Nolfi no aconseja e consumo simultáneo de verduras y frutas, lo que puede comprometer la unidad natural a causa de la incorrecta secreción de jugos gástricos, hacer que se coma más de lo debido. También recomienda que se mastiquen mucho los alimentos. Si no es posible ingerirlos en estado absolutamente natural se debe cortarlos, machacarlos o rallarlos, con excepción de las hojas, consumirlos enseguida. Esta dieta se debe reforzar con baños de sol y actividades al aire libre, intentando permanecer en ambientes ricos en oxigeno el mayor tiempo posible.
Otra dieta tambien indicada para control de algunos tipos de cáncer es la del Dr. Cerson, medico alemán radicado en los EE.UU., que obtuvo con ella resultados satisfactorios al tratar aproximadamente 200 pacientes Partiendo de la hipótesis que el desarrollo del cáncer se relaciona con carga negativa de las células, debido al efecto de determinados elementos, tales como el yodo y sal común, el Dr. Max Gerson ideó una dieta que tiene por objeto transformar esa carga negativa en positiva. Para ello se sirve de alimentos ricos en potasio, fósforo. magnesio, manganeso, cobalto, oro y hierro. Grosso modo, este régimen, que debe ajustar a cada caso en particular, se realiza de la siguiente manera 1) Durante seis semanas eliminar completamente de la alimentación diaria las proteínas animales (carne, huevos, leche y sus derivados) y las setas,
2) También eliminar la sal y azúcar refinados, grasas y las bayas (fresas, frambuesas, groselí etc.);
3) Abandonar definitivamente el alcohol, el tabaco o cualquier otro tipo de excitante y aderezo picante;
4) Tomar diariamente diez vasos de jugo de verduras, naranja, zanahoria, manzana, remolacha, apio o hierbas frescas;
5) Consumir mucha fruta, principalmente manzanas, así como copos de avena, pan integral y patatas. Dentro de esa dieta, aún se puede incluir, siempre teniendo en cuenta las peculiaridades de cada caso, extracto o jugo crudo de hígado de ternero, que estimula las funciones hepáticas.
Nota - La medicina antroposófica, otra corriente que postula el tratamiento de la enfermedad por medios naturales, considera el cáncer como una manifestación inflamatoria, expansiva, o Yin. Según el médico especialista Rudolf Steiner, un tratamiento de esa condición de disgregación orgánica debe buscar recursos Yang, o mineralizantes.
El tratamiento convencional, basado en la quimioterapia y la radioterapia, adiciona más Yin a la condición Yin. El resultado, Yin en exceso, se transforma en Yang, y eso podría hasta significar una cura. Sin embargo, se observa que raramente el tratamiento convencional consigue ese efecto. La nueva condición, resultante Yang, se manifiesta como rigidez cadavérica, contracción total o muerte, el extremo Yang

HIDROTERAPIAS

: Algunas técnicas hidroterápicas pueden ayudar a los pacientes que sufren de determinado tipo de cáncer, en el sentido de estimular el metabolismo, promover la desintoxicación del organismo y aliviar las tensiones.
Los métodos más indicados para ese ello son los siguientes:
1) Baños de medio cuerpo - sentarse en una bañera con agua caliente, de manera que ésta cubra las piernas y el cuerpo hasta el ombligo, durante 15 minutos. Después tomar un baño frío rápido y reposar en la cama;
2) Baño de rodilla - comenzar por el pie derecho, bañándolo tres veces hacia atrás y hacia adelante desde las puntas de los dedos hasta el principio de la pierna. Subir lentamente hacia la pantorrilla, tardando diez segundos en la curva de la rodilla, y volver al pie recorriendo la pierna. Hacer lo mismo con el pie izquierdo, pasando, al final de los diez segundos, de la curva de la rodilla izquierda a la derecha Continuar bañándolo hasta que se manifieste la reacción de la piel. Después volver hacia el talón por el lado de dentro de la pierna izquierda. Al bañar la parte anterior de la pierna, el chorro debe subir por el lado interior junto a la tibia hasta la rótula y volver hasta el pie por el lado externo de la pierna. Nunca se debe dirigir el chorro de agua directamente sobre la tibia.
3) Baño de pierna iniciar el baño dirigiendo el chorro de agua hacia la parte posterior del pie derecho. Subir por el lado externo de la pierna hasta la nalga y permanecer allí por diez segundos. Volver hacia el talón por el lado externo de la pierna y repetir el proceso en la pierna izquierda. Cuando se manifiesta la reacción, pasar el chorro al lado derecho, - por debajo de las nalgas. Cuando la reacción es muy visible, pasar otra vez a la pierna izquierda, por el lado interior. En la parte anterior, seguir el mismo procedimiento indicado para la ducha de rodilla, prosiguiendo sin embargo hasta la ingle, en vez de detenerse en la rótula. No se debe dirigir el chorro a la región de la vejiga y del bajo vientre Cuando la reacción se haya manifestado en la parte anterior, pasar al otro lado por el muslo y continuar como en el baño de la rodilla.
4) Lavados de cuerpo entero - con una toalla mojada en agua fría, a la cual se puede añadir 1/3 de vinagre, lavar todo el cuerpo, con excepción de la cabeza, de acuerdo con el siguiente orden: dorso de la mano derecha, lado exterior del brazo, hombro, lado interior del brazo, palma de la mano, lado interior del brazo, axila. Mojar nuevamente la toalla y continuar lavándose, iniciando ahora por el cuello y pasando después al hombro derecho, - la espalda, la parte exterior de la pierna hasta el pie y de él hacia el pecho, por la parte interior de la pierna. Después mojar una vez más la toalla, repetir la misma operación en el lado izquierdo del cuerpo. al final, lavar las plantas de los pies y, sin secarse, envolverse en una manta o vestirse haciendo ejercicios para que el cuerpo se seque naturalmente debajo de la ropa.
5) Lavados de la parte superior del cuerpo - adoptar el mismo procedimiento descrito arriba y lavar la parte superior del cuerpo desde los dos brazos y el tronco hasta las caderas. Mantener la parte inferior del cuerpo cubierta durante todo el tiempo eI orden de lavado es el siguiente: lado externo de la mano derecha, lado externo del brazo, hombro, lado interno del brazo, mano, lado interno del brazo hasta la axila, cuello y pecho. En este punto, dar la vuelta a la toalla y lavar entonces el pecho, la barriga y las partes laterales del tronco, de arriba hacia abajo. Terminar en el brazo izquierdo y en la espalda. En algunos casos de tumores en la cavidad abdominal, se suelen recomendar aplicaciones de una toalla empapada en agua con vinagre (2/3 de agua y 1/3 de vinagre) sobre el vientre, una hora antes de cada comida. Antes de adoptar esa medida, conviene, - sin embargo, someterla a la apreciación de un médico.
Como técnica hidroterápica de prevención del cáncer, siempre con el objeto de desintoxicar el organismo y mantener sus funciones en perfecto equilibrio, se sugieren las saunas, los baños de mar los baños calientes y los de gas carbónico
Los baños de agua caliente, a temperatura de 33º C, deben durar de 15 a 20 minutos y terminar con una ducha fría o un baño frío rápido.
Los baños de gas carbónico se pueden hacer en algunas estaciones termales o aún en casa. Para introducir gas carbónico en el agua, cuya temperatura debe oscilar entre 27 y 32º C, se disuelve en ella carbonato de sodio y se agrega después ácido fórmico o tartárico. Enseguida que el gas carbónico penetra en la piel y la vuelve muy roja, los vasos capilares se dilatan y se sienten picaduras por todo el cuerpo. El baño debe durar de 15 a 20 minutos.
También ese baño debe contar con orientación médica.

GIMNASIA

Los ejercicios físicos y determinadas modalidades de deportes, como natación, remo y equitación, pueden actuar como medidas de prevención del cáncer, siempre que sean practicados con regularidad, pues permiten que los músculos trabajen más la irrigación sanguínea y que el metabolismo mejore y se vuelva más activo. Se recomienda, sobre todo, a las personas que tienen que permanecer todo el día sentadas y en lugares cerrados, paseos diarios y al aire libre, si es posible en un bosque o parque arborizado. Una gimnasia simple que, además de aumentar la capacidad respiratoria y desarrollar la musculatura, estimula las funciones digestivas se compone de los siguientes ejercicios, que se deben practicar todos los días, por la mañana y la noche, preferentemente al aire libre o con la ventana abierta:
1) Permanecer de pie, con las piernas un poco separadas y los brazos colgantes al lado del cuerpo. Elevar los brazos lentamente, inspirando el aire por la nariz, hasta la altura de los hombros.-Entonces, hacer una pausa, bajar los brazos sin prisa y espirar el aire también por la nariz. Repetir ese ejercicio 15 veces, reposando cada cinco.
2) Permanecer de pie y mantener las piernas separadas unos 50 centímetros y la cabeza levemente inclinada hacia atrás. Curvar el tronco hacia adelante, sin doblar las rodillas, hasta tocar el suelo, o por lo menos llegar cerca, con las puntas de los dedos. Repetir 12 veces, haciendo una pausa cada cuatro.
3) De pie, colocar las manos en la cintura y elevar las rodillas alternadamente, como si se estuviese pedaleando en una bicicleta. Repetir de 10 a 20 veces con cada pierna.

CLIMATOTERAPIA

La climatoterapia aconseja que durante los tratamientos de cáncer se intente vivir en regiones de climas equilibrados sin mucha variación calor-frío, húmedo-seco, y sin polución. Se deben tener en cuenta algunos síntomas específicos de la enfermedad y del enfermo para decidirse por áreas montañosas .0 litorales.
Los efectos de esa estancia se deben ampliar con la práctica de ejercicios diarios con respiración lenta y profunda, con el fin de absorber los iones negativos de la atmósfera, lo que revitaliza el organismo. una mayor cantidad de oxígeno y ozono, como se encuentra en la montaña, en los bosques, en las proximidades de cataratas y el mar, contribuye a la combustión del material tóxico que alimenta el proceso canceroso.

CROMOTERAPIA

La cromoterapia se basa en los siete colores del espectro solar y sus vibraciones magnéticas.
Esta puede ser una aparente situación física, pero se trata sin duda, de un grandioso trabajo de proyección mental. Cada campo celular tiene su vibración característica y emite de su núcleo una coloración propia Si el campo celular está en perfecto funcionamiento, el color emitido siempre será el mismo. A partir del momento en que pasa a no funcionar, ese color comienza a cambiar de matiz, más claro o más fuerte, ocurriendo también un cambio en intensidad del calor emitido por el campo celular. Detectado un problema, el tratamiento se debe hacer de manera que se envíe al campo celular energía luminosa del mismo matiz de su vibración original para, de esa forma, regularizar y reactivar la vibración de dicho campo.
Para la acción de la cromoterapia en casos de cáncer, se distinguirá el cáncer externo del interno. El tratamiento del cáncer de tipo externo debe comprender aplicaciones diarias, sobre el lugar afectado, de los siguientes colores: blanco pastoso, blanco azulado, plateado y amarillo si hay dolor. Los colores se deben visualizar mentalmente siempre en dirección al lugar afectado por la enfermedad.
En los casos de cáncer interno, los colores mentalizados deben ser: violeta - para trabajar sobre el equilibrio mental y síquico del paciente;
Amarillo - cuanto mayor el dolor, más fuerte debe ser la tonalidad del amarillo;
Plateado - para favorecer la cicatrización y regeneración de los tejidos; Rosa - dirigido a la corriente sanguínea, funciona como activador, estimulante y regenerador;
Verde - actúa sobre el sistema nervioso y lo armoniza;
Azul - para promover equilibrios físicos.
Para el tratamiento de leucemia, se recomienda añadir las vibraciones de rojo con el objeto de contrabalancear la caída de plaquetas.

AROMATERAPIA

Para tratamientos complementarios de cáncer, la aromaterapia recomienda la utilización de las esencias de cedro, sándalo, ajo, ciprés, geranio y clavel, en dosificaciones adaptadas para cada caso específico, en la forma oral, o en baños de inmersión, aceites de masaje o en inhalaciones.
Nota - Como existen diversos tipos de cáncer, no es posible ofrecer la dosificación que se debe suministrar en el tratamiento de esa enfermedad por la aromaterapia. Se aconseja que se consulte un especialista para determinar la cantidad de esencia adecuada a cada caso.

FITOTERAPIA

En el campo de la fitoterapia, últimamente se han realizado varias investigaciones con el objeto de distinguir las especies vegetales que pueden servir para combatir el cáncer.
Hasta ahora los mejores resultados se obtuvieron con la remolacha, el acebo y el podófilo y también existen evidencias, no totalmente confirmadas, de que la consuelda produce efectos benéficos en determinados casos. También se recomiendan bastante los jugos de: repollo, perejil, apio y berro, los cuales se deben tomar en una dosificación de dos vasos pequeños por día.
Ácebo - Una serie de estudios científicos han comprobado que las inyecciones de acebo actúan con bastante eficacia contra el cáncer de la piel. En algunos casos, a través de ese tipo dé aplicación, también se consiguió interrumpir por cierto tiempo el crecimiento de tumores de los órganos internos que no podían ser sometidos a intervenciones quirúrgicas y hasta se retardó la evolución de la enfermedad. También se confirmó que las inyecciones de acebo, suministradas en lugar de los medicamentos a base de opio en estados muy dolorosos, ejercen un efecto estimulante del sistema nervioso, volviendo a los pacientes más alegres y fuertes. Aún no se ha descubierto qué procesos intervienen en ese mecanismo. Finalmente se debe destacar que las inyecciones de acebo, cuya prescripción y aplicación son de exclusiva competencia médica, apenas tienen ese tipo de acción contra el cáncer. Las píldoras, las tisanas y otras preparaciones con esta planta no dan ningún resultado.
Estudios en Iaboratorio han comprobado que la consuelda encierra, entre otras substancias, un principio activo que se relaciona con el proceso de crecimiento y multiplicación de las células y parece fortalecer los tejidos de la piel, lo que promueve la cura de úlceras
Aunque hay muchas controversias respecto a eso, y la propia prensa ha dado amplia cobertura al asunto, se sabe que existen algunos casos de tumores cancerosos cuya evolución fue atrasada por el uso de la consuelda. Pero de ninguna manera se puede afirmar con seguridad que ésta o cualquier otra planta tiene el poder de curar el cáncer.
Podófilo - investigaciones rigurosamente científicas han demostrado que el podófilo actúa benéficamente en el tratamiento de cáncer de los pulmones, del útero, de la mama y de la próstata. Su utilización requiere, sin embargo, la consulta obligatoria del médico, que observará la posibilidad de su prescripción de acuerdo con las particularidades de cada caso.
Remolacha - experiencias recientes han demostrado que la remolacha, debido a su colorante rojo, posee la propiedad de limitar el crecimiento de determinados tumores malignos y se constituye al mismo tiempo en un preventivo contra las lesiones provocadas por las aplicaciones de radioterapia. Además de eso, contribuye a que los medicamentos quimioterapeuticos frecuentemente suministrados a los pacientes que sufren de cáncer, sean mejor tolerados por el organismo. Algunas ligas europeas contra el cáncer han recomendado el tratamiento a base de remolacha, que se debe prolongar durante un mínimo de tres meses, como complemento de la terapia alopática. Su prescripción es, sin embargo, de exclusiva competencia médica

HOMEOPATIA

El tratamiento de cualquier afección a través de medicación homeopática siempre debe in precedida por la consulta a un especialista que, al observar las características particulares de cada caso, prescribirá los medicamentos de fondo o sintomatológicos más adecuados. Los remedios que a continuación se mencionan para el tratamiento de algunos tipos de cáncer, no constituyen por lo tanto indicaciones que sirvan a todos los pacientes, sino recomendaciones generales que precisan ser confirmadas por el homeópata.
En algunos casos de cáncer del sistema urinario se suele indicar Thuya C3, alternada con Arsenicum albun: C3 y Argentun nitricun C3 cada hora; una dosis diaria de thuya C30 y una dosis mensual de Sulphur C50000, ese día no se torna ningún otro medicamento.
Para tratamientos de cáncer en el rostro, uno de los remedios más recetados es la tintura madre de Lobelia erinus cada tres horas. Buenos resultados se han obtenido en ciertos tipos de cáncer de la piel con la Thuya C3, el Arsenicum C5 y el Phosphorus C5, suministrados alternadamente cada tres horas.
Los tumores cancerosos de los labios a veces son tratados con Arseniezun C5, alternado con Carbo animalis C5,Aurun C30, cada tres horas, con excepción del último, suministrado cada tres días, en dosis de apenas una gota. Cuando el tumor maligno está en la laringe, en algunos casos se recomienda el Hepar C5 cada tres horas, alternado con Spongia C2 y Thuya C5.
Algunos pacientes con cáncer del recto fueron medicados con Ruta C5, Licopoditun C5, KaIy cyanalus C5 y tintura madre de Gratiola, alternados cada tres horas.
Por otro lado, en determinados casos de cáncer del intestino se recomienda alternar Ruta C5 con Hydrastis canadiensis también cada tres horas.
El cáncer de los ovarios suele ser tratado con Platinum C30. en dosis de una gota cada tres días, y la Lachesis trigonocephalus, cada tres horas.
Para los tumores cancerosos en la mama, se prescribe en casos bastante específicos el Conium C30, en dosis de una gota cada tres días. También se indican: la caIcarea arsenicosa, el Kreosotum y el Arsenicum iodatum en dinamizaciones que varían de acuerdo con las peculiaridades del paciente y el estado de la enfermedad.
Nota - Algunos medicamentos homeopáticos se pueden utilizar en cualquier tipo de cáncer, pues aumentan las defensas del organismo. Son éstos: Arsenicun album, Arsenicum codatun, Cadmiun sulphuricun y Arterias rubens. Un medicamento promisorio, el Viscum albun, ha sido bastante investigado y utilizado en casos de cáncer. También se pueden preparar nosodios, obtenidos a partir de tejidos cancerosos, como por ejemplo el Carninosinum.

MACROBIOTICA

Según la visión macrobiótica la causa es la combinación de varios factores resultantes de un desequilibrio antiguo. Por eso se considera como tratamiento ideal aquel que moviliza completamente la capacidad física y mental del enfermo, lo que fortalece y estimula la autodesintoxicacion y autorealizacion. Se postula como condición fundamental el conocimiento de si mismo, la conciencia de la propia responsabilidad en la producción de la enfermedad y la creencia absoluta en la fuerza de la autocura natural del organismo, que asociados conducen a la recuperación de la capacidad de autorreconstrucción física y mental Antes de iniciar el tratamiento macrobiótico del cáncer se aconseja una preparación seria que comprende los siguientes aspectos:
1) la eliminación del miedo, substituyéndolo por la confianza en la propia capacidad del enfermo, en la autodisciplina por el Principio Unico, que constituye el verdadero camino de la salud y de la paz;
2) la renuncia a los malos hábitos, entre los cuales se incluye el consumo de alimentos refinados y bebidas artificiales y de materias químicas cancerígenas, tales como: arroz blanco; harina de trigo blanca, panes y pastas fabricados con ella; carne; leche y sus derivados; pollos y huevos controlados químicamente; conservas en lata, gaseosa, bebidas alcohólicas, chocolate y helados; frutas, verduras y legumbres químicamente tratadas; café, tabaco, en fin, todos los productos comerciales e industrializados que consumimos;
3). la renuncia al abuso del placer sexual que trae como consecuencia la pérdida de energía vital;
4) el equilibrio entre movimiento y reposo, lo que implica la práctica diaria de ejercicios físicos que estimulan equilibradamente el autofortalecimiento, alternada con el reposo necesario;
5) los baños de sol, controlados de acuerdo con el estado de cada persona;
6) la purificación sanguínea por la reducción de los alimentos, recomendando también el ayuno intermitente.
7) el equilibrio cualitativo y cuantitativo de los alimentos, es decir, una dieta alimenticia equilibrada, sin exceso de proteínas, hidratos de carbono y materias químicas capaces de producir el cáncer. El tratamiento propiamente dicho se hace a través de la adopción de la alimentación macrobiótica adecuada para los casos de cáncer con síntomas Yin o Yang. La dieta fundamental para la cura de los casos Yin es la siguiente:
ALIMENTOS PRINCIPALES - oniguirí (bocadillo de arroz integral hervido); 2 -arroz integral hervido con alubias azuki o preparado en forma de oniguirí con gersal, dos o tres veces por mes; 3 - crema de arroz integral tostado; 4 - crema de arroz integral hervido; 5 -puré de arroz integral; 6 - arroz empapado con verdura y/o legumbres (odiya); 7 - puré de harina de arroz integral tostado, hervido durante dos horas; 8 - puré grueso de harina sarracena, cocinado durante 30 minutos (no se recomienda para pacientes con cáncer del estómago); 9 - cachá integral hervido, a veces (no se recomienda en los casos de cáncer del estómago); 10 - pan ácimo de harina de trigo integral o sarracena (éste ultimo no se recomienda en los casos de cáncer del estómago); II panqueque de harina de trigo integral mezclado con los alimentos específicos para el tratamiento del cáncer, a saber: cebada -perlada, abrojo, Brasenia, Tegragonia expansa, diente de león, tubérculos y hojas de glicina blanca, aralia china, Solidago yokiisaiana, comelina, Fornes pineola, llantén, ajo, nirá y áloe; 12 - bizcocho de cereales integrales hecho en casa.
ALIMENTOS SECUNDARIOS -1 ciruela salada, de una a dos por semana, dependiendo del caso; 2 - gersal de ajonjolí negro y sal natural, de una a dos cucharadas de sopa en cada comida, ingeridas temporalmente mientras el paciente presenta síntomas Yin; 3 - Tekka, una cucharada de té en cada comida; 4 -cebolla y bocadillo de soja frito o guisado, condimentado con salsa de soja (shoyu); 5 - alga hijiki y bocadillo de soja frito y hervido condimentado con shoyu; 6 - raíz de loto hervida; 8 - kimpira de lampazo mayor y zanahoria; 9 - alga hijiki con raíz de loto hervida; 10 - nabo blanco largo seco y bocadillo de soja y hervido, condimentado con shoyu; II -carpa con lampazo mayor hervido, una o dos veces por mes; 12 - alga gruesa hervida y aderezada con shoyu; 13 - lechuga del mar (wakame) guisada con cebolla o cebolla tierna, 14 - shunguiku o berro o cebolla tierna o hakusai (acelga), con -crema de pasta de soja y ajonjolí tostado y machacado, una vez por semana; 15 - conserva de legumbres (lampazo mayor, nabo blanco, raíz de loto, zanahoria) en masa de soja, conservada por un mínimo de dos o tres meses; 16 - seitan hervido y aderezado con salsa de soja.
TES - arroz integral tostado, artemisa tostada, cebada perlada, habú tostado o hervido, diente de león o llantén, kuko y consuelda. observar las siguientes recomendaciones:
1) Masticar los alimentos principales y secundarios separada y alternadamente y un mínimo de cien veces cada porción, sobre todo en los casos de cáncer del estómago, duodeno, intestino e hígado. Quien tiene problemas o deficiencias dentarias debe masticar de 150 a 200 veces cada porción;
2) Ingerir la menor cantidad posible de liquido(té);
3) Evitar el Consumo de alimentos y bebidas heladas;
4) Bañarse el menor número de veces posible. Se puede limpiar el cuerpo todos los días a través de frotaciones con toalla húmeda o seca;
5) Moverse lo máximo posible y reposar durante el tiempo necesario.

Como tratamientos macrobióticos sintomáticos, que pueden acompañar las dietas, se sugieren los siguientes:
1) Compresa de sal, arena o ladrillos - colocar de 800g a un kilo y medio de sal marina en una olla grande y calentarla mucho, después ponerla sobre un patio de algodón (de 60 centímetros de largo por 60 de ancho) cuyas puntas se deben atar para formar un paquete flojo. Envolver ese paquete en una toalla y aplicarlo lo más caliente posible sobre la región afectada y cubrirse con una manta. Si no se soporta el calor, envolver el paquete en dos toallas. Mantener la compresa en el lugar afectado hasta que empiece a disminuir la temperatura de la sal. Entonces recalentar la sal, rehacer el paquete y volver a colocarlo en la región, que se debe mantener caliente todo el tiempo. Después de 30 a 50 minutos de aplicación, envolver rápidamente la zona tratada con una faja poco apretada y cubrirse bien. Si se quiere utilizar como substituto de la sal ladrillos limpios y secos, se deben calentarse éstos directamente en un fuego fuerte, durante un mínimo de 20 minutos y en seguida envolverlos en una o dos toallas viejas. En caso de que se emplee arena, el procedimiento que se debe seguir es el mismo indicado para la sal;
2) Bolsas de agua caliente aplicadas sobre la región afectada;
3) Compresas de jengibre;
4) Emplasto de fiame, precedido por compresas de jengibre;
5) Cataplasma de harina de trigo sarraceno - particularmente indicada para cáncer de los órganos abdominales, se debe preparar de la siguiente manera mezclar harina de trigo sarraceno con agua hirviendo y un poco de sal marina natural hasta obtener una pasta consistente pero maleable esparcir esta pasta homogéneamente, de manera que quede con un centímetro de espesor, sobre un pedazo de tela, y aplicarlo muy caliente directamente sobre el vientre, teniendo cuidado de proteger el ombligo con un pedazo de papel o de algodón. Cubrir el lugar afectado con una toalla grande o sábana y mantener la compresa por una o dos horas.

Se dice que las células o tejidos están cancerosos cuando, por razones conocidas o desconocidas, adquieren formas y tamaños no habituales y dejan de cumplir sus funciones normales. Sin embargo, es importante observar que la aparición del tumor canceroso no significa el inicio de un cáncer. Es apenas el grand-finale y de una pieza que fue representada durante años dentro del cuerpo. El tumor es la enfermedad localizada en un único lugar, en aquél de menos resistencia. Normalmente, el organismo es capaz de identificar las células cancerosas y eliminarías. Cuando esa capacidad de autoconocimiento y la posibilidad de reacción del cuerpo dejan de existir, el cáncer avanza, no por la influencia de una única causa, sino por la conjugación de una serie de agentes causales internos y externos. Esto quiere decir que, cuando la agresión al cuerpo pasa a ser mayor que la reacción, no se consigue controlar más el proceso de la enfermedad.
Se debe llamar la atención sobre el hecho de que entre los principales factores desencadenantes del cáncer se encuentran las causas síquicas. Así, el choque síquico es uno de los mas importantes factores externos que originan el cáncer Existen personalidades más predispuestas a esos factores.
Es el caso de personas deprimidas, melancólicas, desanimadas. En relación con la posibilidad de curación del cáncer, se puede decir que está bastante relacionada con el hecho de que el mal sea detectado a tiempo. No se puede olvidar que el tratamiento preventivo es el mejor y el más indicado en cualquier situación. -

ACUPUNTURA

Con las aplicaciones de acupuntura tanto en los casos de cáncer corno en general, se tiene como objetivo el todo, y a través de él el área afectada. También se puede actuar directamente sobre el área, siempre con la intención de distribuir la energía vital de la forma más armónica posible y restablecer el equilibrio general. Vamos a considerar la propuesta de la acupuntura para el tratamiento de cáncer según el autor Gerard Boulgeois, partiendo del siguiente principio: "el fenómeno fundamental de la acupuntura china reside en la activación, con la ayuda de estímulos engendrados a través de pinchaduras, en escala atómica, de los elementos Mendeleef en el organismo humano." El tratamiento se apoya, por lo tanto, en la relación entre los puntos de los meridianos y los elementos químicos - fósforo, titanio, calcio y estroncio -, los cuales tienen una acción eficaz contra los diversos tipos de cáncer. De esa manera, se puede determinar el conjunto de puntos que gobierna las reservas de los elementos anticancerosos en el organismo humano. También se observa que no existe apenas el cáncer, existen las sedes del cáncer, es decir cáncer del estómago, cáncer del hígado, cáncer de la vesícula, etc. Suponiendo que el cáncer sea Yang, o positivo, En el tratamiento del cáncer del estómago, sede de esta enfermedad, se pueden hacer aplicaciones correspondientes a su meridiano: el del estomago, que estuviese instalado a nivel del estómago. de la vejiga, de la vesícula biliar, del intestino grueso o del intestino delgado, - se deberán activar los meridianos correspondientes a estos órganos. Dependiendo del grado de la enfermedad y del estado general del paciente, se liará la punción para dispersar o para tonificar. También de acuerdo con el caso se podrá explorar el meridiano del triple calentador. Por otro lado, suponiendo que el cuadro de la enfermedad es identificado corno cáncer Yin, o negativo, se deberán activar los meridianos del corazón, del riñón, del pulmón, del bazo-pancreas, del hígado y maestro del corazón. En función de todo el cuadro (estado general del paciente, causas y grados de evolución de la enfermedad), se podrán usar los meridianos del vaso gobernador y del vaso de la concepción, en el cáncer clasificado tanto como Yang como Yin. De cualquier manera, lo que se pretende inicialmente es detener el proceso canceroso; en el caso de dolor, intentar eliminarlo totalmente, si es posible. A partir de allí se comienza la lucha contra el mal.

YOGA

Algunos centros de investigaciones norteamericanos, en el intento de transmitir nuevas perspectivas de vida a los pacientes que sufren de cáncer, han tratado de asociar a la terapia tradicional empleada en el combate contra la enfermedad la práctica del yoga. En ese nuevo tipo de tratamiento también se atribuye fundamental importancia al pensamiento positivo al optimismo y a la autoconfianza del enfermo, que debe mentalizar y visualizar su propia curación. En este sentido, sea como forma de estimular la resistencia física y espiritual de los que sufren de ese mal, sea como medio de evitar su aparición, se sugiere la práctica regular de las técnicas de relajamiento y de los ejercicios de yoga que propicia una mejor oxigenación de las células y el funcionamiento más equilibrado del organismo. Entre los diversos asanas del yoga que contribuyen a ese fin, y que dependen evidentemente de la disposición íntima de cada individuo, se encuentran la respiración completa y la posición de cadáver. Respiración completa Para alcanzar la práctica de la respiración completa, se deben recorrer las siguientes etapas:
1) respiración abdominal estirarse boca arriba y colocar las manos sobre el abdomen de manera que las puntas de los dedos reposen sobre el ombligo. Inspirar por la nariz y expandir apenas el abdomen. Después de una pausa, durante la cual se retiene el aire inhalado, espirar, contrayendo el abdomen. Repetir ese procedimiento diez veces y respirar siempre muy lentamente;
2) respiración del diafragma - colocar las manos sobre la caja torácica y, al inspirar, expandir solamente el diafragma y las costillas. Contraer, espirar sin prisa y repetir el ejercicio diez veces;
3) respiración superior - inspirar exclusivamente con la parte superior del pecho (respiración superficial) colocando las puntas de los dedos en las clavículas. Elevar entonces los hombros para captar más aire y después espirar. Repetir diez veces;
4) respiración completa - poner las manos junto al cuerpo con las palmas hacia arriba y practicar conjuntamente los tres tipos de respiración. al inspirar, expandir el abdomen, el diafragma y el pecho, con un movimiento lento. Concentrarse en la respiración y visualizar la calma y el aumento de vitalidad que proporciona.
Posición de cadáver Esta posición básica del yoga, también denominada "posición de cuerpo muerto y ya mencionada en otros puntos, presenta una variante que produce intenso relajamiento y puede ser practicada según los siguientes procedimientos:
1) inspirar lentamente por la nariz y dejar tensos los tobillos; los pies y los dedos de los pies mientras se retiene el aire. Espirar y relajar;
2) inspirar lentamente, manteniendo ahora tensas también las rótulas y las pantorrillas. Espirar y relajar;
3) inspirar lentamente, contrayendo, además de los músculos mencionados arriba, todos los músculos, tejidos y órganos del abdomen y de la región pélvica y los muslos. Espirar y relajar;
4) inspirar lentamente contrayendo no sólo todas las áreas ya mencionadas, sino también los hombros, los brazos, los codos, los pulmones, las manos y los dedos de las manos. Espirar y relajar;
5) inspirar siempre lentamente, dejando ahora todo el cuerpo tenso, desde el cuero cabelludo hasta los dedos de los pies. Intentar sentir profundamente toda la tensión del cuerpo. Espirar y relajar, llevando todo el peso del cuerpo sobre el suelo, Concentrarse en la renovación circulatoria y muscular, así como en la calma emocional que proporciona esta posición.

Estudios realizados en los Estados Unidos desde el final de la década de 40 consiguieron demostrar que en el polen de las flores hay substancias activas de acción anticancerosa que normalizan el metabolismo, estimulan la respiración celular e influencian positivamente la estructura destruida por las células degeneradas, lo que limita el crecimiento de los tumores. Resultados bastante buenos se han obtenido a través del suministro diario de polen, 60g de miel y O,OOOOlg de vitamina B12 en pacientes con cáncer de estómago. Parece que produce efectos satisfactorios en todos los tipos de cáncer, pero su uso debe ser prescrito y controlado por un especialista.

CURIOSIDADES

Una creencia muy conocida en los medios rurales indicadas para curar enfermedades graves, entre ellas el cáncer, es adoptar el siguiente procedimiento: el enfermo debe ir a un velorio, aproximarse a la cabeza del difunto y decir bien bajito' "Fulano (pronunciar el nombre del muerto), ya que te estas yendo, lleva contigo mi enfermedad." Enseguida rezar fervorosamente cinco oraciones dedicadas al muerto, dar la espalda y salir sin hablar con nadie.


visitanos ya!!!
informacion de salud

¡Navegue hasta un 75% más rápido!