PERIÓDICO  "Gritos de la Sierra"  - YESTE           



PERIÓDICO LOCAL DE YESTE - "GRITOS DE LA SIERRA"            AÑO XII          PUBLICACIÓN BIMENSUAL      Nº 125        Febrero / Marzo - 2003


 

 

 

 

 

 

GRITOS DE LA SIERRA

 

 

 

 

 





 

 

 

GRITOS DE LA SIERRA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


SUSCRIPCIÓN

BIBLIOGRAFÍA
ACERCA DE LA WEB
:: LIBRO VISITAS ::
:: FORO ::

 

"UN PEDACITO DE CIELO AQUI EN LA TIERRA"


Paco en el salón de su casa de Yeste, en el Convento
Francisco Tomás
Tomás Rodríguez.


Le llaman Paco, es natural de Villarrobledo, donde nació hace casi 38 años. Le entrevistamos después de seis meses como cura en Yeste



¿Te has sentido acogido en este pueblo?

Pues yo me he sentido muy acogido, la gente es amable, cercana, sonriente y eso es algo que se agradece y más cuando uno viene de fuera y para la misión que traemos nosotros los sacerdotes.

¿Cuánto tiempo llevas de sacerdote?

Lllevo 13 años y medio, me ordenaron en la Catedral de Toledo, el 9 de julio de 1989. Estuve 4 años en Villacañas, un pueblo de Toledo de 10.000 habitantes. Además del trabajo en la parroquia, daba clases en el Instituto. Un año más estuve en Zarzacapilla, provincia de Badajoz, con dos pueblecitos de 600 y 400 habitantes.

Otro año estuve en Italia, cerca de Florencia, allí viviendo una experiencia con gente de todas las naciones. Era una pequeña ciudadela donde viven 800 personas o 900 de distintos países de todo el mundo, a parte de los visitantes que van a pasar allí un mes, una semana o un fin de semana. Una ciudadela cuya característica es vivir el evangelio y a mar al prójimo. Allí la única ley que existe es esa, "un pedacito de cielo aquí en la tierra", no porque no haya dificultades, ¡imaginate!, con el idioma, las costumbres y las comidas, ...., pero esas dificultades se superan juntos, creyendo, amando al prójimo.

Después he pasado 7 años a la caída de esta misma sierra, pero en la provincia de Granada, donde he estado en la sierra de Castril, un paraje de sierra muy bonito, parecido a éste, también con bastantes aldeas, donde he tenido la fortuna, no solo con el equipo sacerdotal, sino conviviendo bajo el mismo techo con otro sacerdote también de la diócesis de Toledo, tratando de hacer realidad la promesa de Jesús: "Donde dos o más están unidos, ahí estoy yo", y ese era nuestro tesoro en la casa.


¿Cómo descubristes que tenías vocación de sacerdote?

Necesitaria un libro completo. Resumiendo, son detalles muy bonitos en los que ves una historia personal de amor al Señor con uno mismo, como el señor con su mano, con su amor, está pendiente de cada cosa y momentos que te parecen... pues.... así, sin importancia, cuando los miras después de unos años a vista de pajaro, dices "mira, ahi estaba el Señor, detras, esperándome". Yo nunca habia pensado ser sacerdote, pero cuando estuve en el Instituto, ya me preguntaba que iba a estudiar. En el verano entre los dos últimos años de Instituto, hice un campamento itinerante en peregrinación a Santiago de Compostela; allí le pedí al Santo, ver que tenía que estudiar, ni se me había pasado por el horizonte eso otro... y bueno, ... a raíz de que una de las noches acampamos junto a un monasterio de monjes cistercienses, pues yo sentí una cosa, ... vamos, que me sentí muy agusto y ni le dí la mayor importancia, pero un compañero, unas semanas después, decía que sintió una cosa muy especial y eso era que el Señor le llamaba y yo pensé: "pues yo también me sentí muy agusto, ¡a ver si a mi también me llama!", bueno, a través de una serie de circunstancias... a mi me gustaba la vida de la Parroquia, aunque veía el inconveniente de la soledad. Pero tambien me gustaba la familia, (porque gracias a Dios tengo unos padres y unos hermanos que son excepcionales, también en el plan cristiano). Me gustaba también la vida del convento, veia lo positivo de cada cosa y me gustaban todas, ... Entonces entre en el Seminario, pensando que el Señor quería una consagración especial de mí.

Mi primera parte de la vocación es esa, pero luego seguí buscando y encontré un desarrollo mas de mi vocación que es ser sacerdote diocesano, pero además con un matiz, viviendo la espiritualidad de la unidad de la obra de María. Lo había tenido delante de los ojos desde los 14 años, estuve apunto de tirarlo al traste, pero gracias a Dios, el Señor no me dejó. Descubrí espués de 2 o 3 años de ser sacerdote que era aquello lo que el Señor me tenía preparado, poco a poco y paso a paso, es lo que da sentido a mi persona, a mi ser cristiano y a mi ser sacerdote.


¿Cambiarias algo que te gustaría tener o hacer que tu vocación no te lo permite (una familia, una mujer, más tiempo para estar con los amigos, ...)?

No cambiaría nada absolutamente, pero sí matizaría, porque ser cura de pueblo conlleva el estar demasiado metido en las actividades de la Parroquia y uno puede acabar siendo alguien que vive en soledad. En cambio, Jesús escogió a los apostoles para que estuvieran juntos como grupo y lo tuvieran a él en medio. Yo nunca he sentido esa soledad, gracias al movimiento de los Focolares, porque siempre he estado en los lugares más perdidos, pero precisamente por eso, me he sentido dentro de una familia mucho más amplia que una familia natura, donde es verdad que si dejas casa, padres, hermanos, tierra, .... el Señor te da 100 veces más padres, hermanos y casas.


La Eucaristía del domingo es para él, uno de los mayores momentos del encuentroPor el hecho de ser cura, tienes que estar siempre a disposición de los demás .... o por lo menos se supone. ¿No consideras que tú no tienes vida propia, sino que tu vida es para los demás?

Exactamente, uno tiene vida, pero precisamente en eso encuentra la plenitud, en que la vida es para los demás. Jesús ha dicho: "el que pierda su vida por mí y por el evangelio la encontrará". Cuando uno está pendiente de amar al prójimo, a través de esos imprevistos que se san, uno encuentra en el fonde de su corazón una alegría serena y una paz que inunda el alma, que se explica con las palabras que dice la canción: "donde hay caridad y amor, ahí esta Dios" y con otra poesía de Santa Teresa: "quien a Dios tiene nada le faltan".

¿Qué tal ves la parroquia en el pueblo?

Veo que hay un pequeño núcleo de comunidad parroquial, veo que hay muchas cosas organizadas, pero que luego a la vez la gente participa poco y sobre todo en la eucaristía del Domingo, que tiene que ser el momento mayor del encuentro, tú tú, corazón a corazón, con Jesucristo y además con todos los demás que tienen la misma fé, veo que hay poco participación para la población que tiene Yeste.


"Si dejas casa, padres, hermanos, tierra, ....   el Señor te da 100 veces más padres, hemanos y casas"Algo más que quieras añadir...

Pues nada, brindarme a toda la gente del pueblo, para dar mi vida minuto a minuto, por cada uno, en las pequeñas cosas de cada día, en los pequeños encuentros por la calle y también brindar mi amistad a todos y que si alguien quiere venir a charlar, a pedir consejo o a que lo invite a cualquier hora del día, que aquí tenéis vuestra casa, aquí teneis un hermano que trata de ver en vosotros a Jesús y que únicamente pretende amar al prójimo, que no me canso de esas cosas, es más me encantaría acabar todas las noches cansado de que haya venido mucha gente, para lo que necesite.

Ana Jiménez