Movimientos Guerrilleros Guatemala MR-13 - guerrilla latinoamerica armados
Movimiento Revolucionario 13 de Noviembre (MR-13)

          Guatemala había tenido una experiencia revolucionaria gracias a las urnas en los años 50, en 1954 tuvo lugar un golpe militar derrocando al Gobierno progresista de Jacobo Arbénz, los militares del país centroamericano tenían sentimientos contradictorios respecto a la nueva situación que vivía el país en 1960, el ministro de Defensa con el apoyo de todo el ejecutivo permitía que exiliados cubanos se entrenasen en territorio guatemalteco para una futura invasión a Cuba (la famosa invasión de Playa Girón o Bahía de Cochinos), el presidente Ydígoras contaba con el apoyo estadounidense en el nuevo rumbo derechista que tomaba Guatemala. El descontento sobre todo en la oficialidad de cuadros medios del Ejército se transformó en un levantamiento armado llevado a cabo por el 30% de los oficiales del Ejército pidiendo la destitución del ministro de Defensa y la depuración de los militares de alto rango del propio Ejército. Esta sublevación ocurrida el 13 de noviembre de 1960 sería el germen de la guerrilla del Movimiento Revolucionario  13 de Noviembre (MR-13).




          La revuelta militar la debía de encabezar el coronel Carlos Paz Tejada, que se encontraba de baja y permanecía clandestino por temor a ser detenido por el Gobierno, entre los precursores de la revuelta de más alta graduación estaban el mayor Rafaél Sesam Pereira y el capitán Arturo Chur del Cid, quien se encontraba detenido acusado de conspirar contra el presidente Ydígoras, la desorganización acabó con el fracaso del levantamiento, los militares más activos fueron el teniente Marco Antonio Yon Sosa, el capitán Alejandro de León y los subtenientes Luis Augusto Turcios Lima y Luis Trejo Esquivel. El presidente guatemalteco pidió la ayuda de la aviación estadounidense pues la propia Fuerza Aérea se negó a bombardear a los alzados, los cazabombarderos B-26 y C-46 estacionados en la flota aérea del cono sur (Panamá) fueron implacables, el 17 de noviembre de 1960 la intentona fracasó. Varios oficiales fueron detenidos y encarcelados, el resto alrededor de 70 militares lograrían escapar al exilio.




          El 6 de marzo de 1961 23 ex-oficiales insurrectos ingresan clandestinamente a Guatemala para luchar contra el Gobierno de Ydígoras, durante ese año se dedican a contactar con líderes políticos opositores incluidos al ultraderechista Movimiento de Liberación Nacional (MLN), el Gobierno detectó su presencia emprendiendo su persecución, el líder era el capitán Alejandro de León Aragón quien moriría el 29 de abril de 1961 en un choque con la Policía Judicial, oficialmente murió en un indendió tras un enfrentamiento armado. El resto del grupo continuó escondiendose y planeando un golpe contra el jefe del Departamento de la Policía Judicial al que consideraban responsable de la muerte de su comandante en jefe, en plena capital del país el 24 de enero de 1962 el jefe policial Ranulfo González Ovalle "Siete Litros" caería abatido por las balas del grupo insurgente. Así el 26 de febrero del mismo año toman una cadena de radio emitiendo un comunicando dándose a conocer con el nombre de FRENTE INSURRECCIONAL ALEJANDRO DE LEÓN ARAGÓN - 13 DE NOVIEMBRE, había salido a escena el MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO 13 DE NOVIEMBRE (MR-13), de inmediato se trasladaron al noreste del país con la intención de tomar el cuartel de Zacapa (Departamento de Zacapa), tras las tomas de los cuarteles de Bananera y Mariscos al llegar a Zacapa fracasaron, mientras en ciudad de Guatemala se producían manifestaciones y disturbios, el grupo decidió regresar a la capital y establecer allí un frente urbano, entre marzo y abril de 1962 realizaron sabotajes y recuperaciones de armas y dinero, entre las acciones destacadas figuraría el incendio de la refinería de la empresa petrolera estadounidense ESSO, este brote guerrillero fomentó otros levantamientos como el del teniente en activo José Guillermo Lavagnino en julio de 1960 al intentar tomar la base de Cobán, huyó a México y tras crear una columna cívico-militar penetró en Guatemala a principios de 1962 por el departamento de Huehuetenango, el grupo caería el 19 de marzo de 1962.




          Pero volviendo al grupo inicial del MR-13 con Marco Antonio Yon Sosa al frente del ahora reducido grupo de combatientes, tan solo quedaban 14 ex-militares armados, todos ellos eran diplomados en la Escuela de Benning, Estado de Georgia, en territorio estadounidense, todos ellos adiestrados en tácticas guerrilleras, todos ellos instruidos por asesores de los marines de Estados Unidos, esta experiencia les llevó a sobrevivir a la persecución gubernamental. En septiembre de 1962 una delegación del MR-13 con Yon Sosa a la cabeza llegaría a La Habana (Cuba), allí se entrevistaron con el ex-presidente guatemalteco derrocado Jacobo Arbenz que se encontraba exiliado en Cuba e impartía allí clases, también entablaron conversaciones con representantes de la Juventud Patriótica del Trabajo (JPT), jóvenes estudiantes partidarios de la lucha armada y representantes del Movimiento Revolucionario 20 de Octubre (MR-20), grupo nacido de las ánsias de la JPT ( juventudes del Partido Guatemalteco del Trabajo - comunista) por la lucha armada en su país.




          La influencia de la revolución cubana y las entrevistas llevadas a cabo en suelo isleño llevó en diciembre de 1962 tras el regreso de la delegación del MR-13 a Guatemala, a una reunión conjunta entre el Movimiento Revolucionario 13 de Noviembre, el brazo armado del PGT (comunistas) Movimiento Revolucionario 20 de Octubre y un tercer sector, el Movimiento Revolucionario 12 de Abril que incluía al estudiantado, esta reunión de los tres grupos donde acudieron por parte del MR-13, Marco Antonio Yon Sosa, Luis Turcios Lima, Luis Trejo Esquivel y el coronel Augusto Vicente Loarca llevó a la formación de un nuevo grupo armado de la unión de las tres organizaciones, las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR), en la reunión se nombraría comandante en jefe del nuevo grupo al miembro del MR-13 Marco Antonio Yon Sosa.  




          Una vez conformada las FAR se establecieron 3 frentes guerrilleros, en uno de ellos quedó Yon Sosa, denominándolo Frente Alaric Bennet (en honor al líder sindical bananero de la United Fruit Company-UFCO asesinado tras el golpe de Estado y derrocamiento de Arbenz), desde un principio hubo disensiones internas entre el sector del MR-13 con los integrantes de las Juventudes Patrióticas del Trabajo - comunistas-, Yon Sosa se fué nutriendo de influencias trotskistas alejándose de los postulados primarios de la nueva organización, en julio de 1964 emprendió una serie de decisiones que a la postre provocarían la ruptura definitiva de las FAR, cambió el nombre del frente por el de Frente Guerrillero Alejandro de León y comenzó a editar una revista con sus nuevos conceptos trotskistas, "Revolución Socialista". El 20 de diciembre de 1964 se celebraría una Conferencia Guerrillera en el campamento guerrillero de "Las Orquídeas" en la Sierra de las Minas donde el comandante en jefe Yon Sosa intentó imponer sus planteamientos al resto del grupo, el divorcio en enero de 1965 se percibía en el ambiente, los integrantes del Movimiento Revolucionario 13 de Noviembre dentro de las Fuerzas Armadas Rebeldes no acuden a una nueva asamblea guerrillera, la separación se fraguaría en marzo de 1965, durante estos primeros meses del nuevo año, varios ex-integrantes del MR-13 pasarían al Frente Guerrillero Edgar Ibarra, otro de los frentes de las FAR pero más afín a los planteamientos de las juventudes comunistas, su comandante Turcios Lima integrante desde un principio del MR-13 se desligaría de Yon Sosa.




          Así pues en marzo de 1965 el grupo de Marco Antonio Yon Sosa retomó el nombre de Movimiento Revolucionario 13 de Noviembre, como segundo al mando se encontraba el ex-coronel  Augusto Vicente Loarca (moriría en julio de 1965 durante una ofensiva gubernamental). Con esta nueva división del movimiento armado los focos guerrilleros se debilitaron, el grupo estaría compuesto de unos 60 combatientes, su radio de acción se ciñó al departamento de Zacapa con bases de apoyo en los departamentos de Izabal y las Verapaces. La red urbana del nuevo MR-13 apenas existía debido a que tras la división la mayoría de sus miembros se encuadró en las FAR. Yon Sosa tuvo que sobrevivir sin apenas realizar acciones militares salvo algunos atracos a bancos realizados por su pequeña estructura urbana que le permitió continuar la lucha por lo menos hasta finales de 1967.




          Desde la ruptura en 1965 el MR-13 sufrió golpes de cierta importancia como la muerte del coronel Augusto Vicente Loarca en julio de 1965, ante los reveses dentro del MR-13 se produce una limpieza interna en abril de 1966 con la expulsión de los partidarios trotskistas que tanto habían influido en los nuevo programas político-militares del grupo, la expulsión llegó al descubrirse desvíos económicos de este grupo hacia su organización en México, las concepciones ideológicas trotskistas no variaron en el MR-13 y continuaron siendo la punta de lanza de su visión revolucionaria. La ofensiva gubernamental sobre los frentes guerrilleros continuó con una nueva incursión en febrero de 1967, el aislamiento sometido al Frente Guerrillero Alejandro de León vira los planteamientos hacia la guerrilla urbana con acciones importantes en la capital.




          En enero de 1968 el MR-13 se vuelve a fusionar con las Fuerzas Armadas Rebeldes y Marco Antonio Yon Sosa es de nuevo nombrado Comandante en Jefe de las FAR, pero esta unión sería muy corta en el tiempo debido a que se seguía debatiendo internamente sobre la forma de llevar a la práctica la lucha armada, sobre todo con los fuertes golpes del Ejército a una guerrilla desorganizada. Yon Sosa marcharía a México en un intento de reorganizarse sin la presión del Ejército guatemalteco a la vez que quería tomar contacto con un grupo de jóvenes que estaban llegando a Chiapas (México) desde Cuba después de haber estado unos años entrenandose militarmente para entrar en Guatemala y apoyar a la guerrilla de las FAR, las circustancias hicieron que el grupo de Yon Sosa fuese sorprendido por el Ejército mexicano antes de contactar con el grupo llegado de Cuba, teniendo un choque en mayo de 1970 en la región mexicana de Chiapas donde son capturados, después de ser detenidos fueron ultimados el 16 de mayo de 1970, junto a Marco Antonio Yon Sosa también mataron a los capitanes Socorro Sical ( Fidel Rascacoj Xitumul) y Enrique Cahueque Juárez, el golpe mortal al Movimiento Revolucionario 13 de Noviembre estaba dado. Al mando de los restos del grupo quedó Juan Luis Molina Loza quien sería hecho desaparecer el 13 de enero de 1971, el golpe definitivo al MR-13 fué la muerte de Thelma Gracioso en 1973, fecha en que el trotskista MR-13 fué aniquilado y derrotado definitivamente.