Tierra de Olivos y Serranías  
Tierra de olivos y serranías
LUGARES POR DONDE PASA LA RUTA

Linares, Ibros, Baeza, Úbeda, Garciez, Jimena, Mancha Real y Jaén.

NIVEL Y DURACIÓN
Consta de 83 kilómetros con pequeñas subidas y bajadas de poca entidad. Realización en 2 días.
SALIDA Y LLEGADA A MADRID

Desplazamiento en tren regional *
Atocha: 9,00 y llega a Linares a las 12,20
Jaén: 15,35 y llega a Madrid a las 19,43

*en el caso de ser más de cinco bicicletas hay que pedir permiso a RENFE, llamar a Antonio Molsalve 91 506 66 51.

DESCRIPCIÓN
Llegamos en tren hasta Linares, centro neurálgico de comunicaciones ferroviarias del norte andaluz y con un desarrollo industrial y económico importante, tratándose de la provincia de Jaén.
Nos dirigimos al sur de la localidad para coger una tranquila comarcal que nos acerca primero al río Guadalimar y seguidamente a la pequeña localidad de Torreblascopedro.
A unos trescientos metros antes de llegar a la mencionada localidad encontramos un cruce en el que beberemos cambiar de dirección para acercarnos al pueblo de Lupión y Baeza. Esta es una zona de pequeñas colinas sembradas casi en su totalidad por el árbol más característico de la provincia, el olivo.
Nos encontramos una subida contibua que nos lleva hasta el núcleo urbano de Baeza, una de las localidades más bonitas de la provincia, con calles empedradas, edificios de caliza, grandes iglesias y palacetes señoriales que ponen en relieve la importancia que tuvo a lo largo del Renacimiento.
Muy cerca, a tan sólo unos 8 kilómetros, nos encontramos con la aún más opulenta ciudad de Úbeda, con un casco urbano enriquecido en el siglo XVI y un itinerario turístico que es realmente recomendable de visitar.
Desde Úbeda se coge la carretera que nos lleva a Jódar, pero la abandonamos en algo más de un kilómetro para coger una tranquila comarcal que nos llevará hasta Garciez y Jimena.
Después de encarar una bajada y una ligera subida. Siempre flanqueados por los retorcidos olivos nos dirigimos hacia la cuenca del Guadalquivir, que empieza a abrirse lentamente de camino a su desembocadura, irrigando una fértil vega cuya explotación es y ha sido fundamental en la economía de la región.
Al llegar al bonito pueblo de Jimena podemos observar toda la ladera de la alta sierra de Mágina, que aparece imponente con sus más de dos mil metros de altura, vigilando majestuosa la cuenca del Guadalquivir.
Después de visitar el casco histórico de Jimena nos dirigimos por una comarcal hacia Mancha Real, un pueblo importante en cuanto a su número de habitantes, ya en las cercanías de la capital de la provincia.
Pasado Mancha Real, a unos 5 kilómetros cogemos una carretera local con algo más de tráfico que nos llevará ya hasta Jaén, en donde no debemos olvidar visitar el museo arqueológico (con las famosas esculturas ibéricas de “los guerreros de Porcuna”), la catedral renacentista, los baños árabes de Villadorpando, y, si aún quedan fuerzas, el castillo islámico luego reconvertido en fortaleza cristina, que controla desde la altura toda la ciudad moderna, igual que lo hiciera con la medieval.
La estación de ferrocarril se encuentra en la zona norte de la ciudad, cerca de la nacional que viene de Granada.

 

FOTOGRAFÍAS:
Ampliar foto Ampliar foto Ampliar foto Ampliar foto Ampliar foto Ampliar foto

 

Mapa
MAPA
Volver a excursiones
VOLVER A EXCURSIONES