OPIO Y DERIVADOS

Inicio

Historia

Textos

¿Drogas?... ¿Medicamentos?...

Corrupción

Datos oficiales

Deportes & toros

Responsable de la web

Bibliografía

Links

 

Opio y derivados

 

 

Opio en bruto, en polvo, extractos (blando, seco, acuoso), píldoras, gotas, jarabes, linimentos, tinturas, cápsulas secas de adormidera, morfina, láudano, "Polvos Dover", pantopón... el opio y sus derivados han sido empleados con fines terapéuticos convencionales desde hace miles de años por la humanidad doliente.

 

 

En el siglo XVII, el doctor Sydenham, conocido como el Hipócrates inglés, puso en circulación el láudano de su nombre, del cual llegó a recetar personalmente, según dijo, unos ocho mil litros. En Francia la terapia con opiáceos tuvo su principal representante en el abate Rousseau, un misionero y diplomático favorito de Colbert. El láudano de su nombre contenía un 20% de opio y con opiófagos tan ilustres como Richelieu, Colbert y el propio Luis XIV, "no es extraño que recibiese un doctorado honorífico por la Sorbona como premio a su invento, según parece debido a específicas recomendaciones del Rey Sol" (Antonio Escohotado en Historia general de las drogas).
Hubo otros vinos con opio anteriores (el elaborado por Paracelso, el fabricado por Zwinger, etcétera) y láudanos más modernos, como el que fabricaba W. K. HARRISON, en Leeds (Inglaterra), pero ninguno alcanzó la fama y reputación que tuvieron los comercializados por Sydenham y Rousseau. En 1925 el primero de ellos se vendía en boticas a 30 céntimos el gramo y el segundo, un poco más caro, a 40 céntimos el gramo.
El láudano fue una medicina de "existencia mínima obligatoria" en todas las farmacias españolas hasta el año 1977.

 

 

El denominado elixir PAREGÓRICO era otra mezcla de opio y alcohol. El alcohol alcanforado de 46º empleado por la Stickney & Poor Spice Co., sita en Boston (Massachussetts, EEUU), da una idea por sí solo del poder de esta bebida opiada. Cada onza de elixir PAREGÓRICO contenía 117 mg de opio, equivalentes a casi 12 mg de morfina. Las dosis para bebés (5-8 gotas), niños (25 gotas) y adultos (una cucharadita) venían especificadas en la etiqueta del reverso de la botella (1906).

 

El Mrs. Winslow's SOOTHING SYRUP... FOR CHILDREN TEETHING, o sea, jarabe calmante de la señora Winslow... para la dentición de los niños era una ayuda indispensable para las madres y quienes trabajaban en el cuidado de niños. Contenía 65 mg de morfina por onza y seguramente sosegó durante décadas a bebés y niños inquietos. Probablemente también ayudó a relajarse a más de una madre, después de una jornada agotadora. La compañía fabricante recurrió a distintos medios de la época para promocionar el producto: calendarios, libros de recetas y tarjetas como ésta, fechada en 1887 (en el reverso figura un calendario).

El VAPOR-OL TREATMENT No. 6, era fabricado por la National Vaporizer Co., establecida en Kalamazoo (Michigan, EEUU), a finales del siglo XIX y principios del XX. Era una solución muy volátil, que contenía alcohol de 45º y 3 grs de opio, entre otros ingredientes. Se recomendaba para el asma y se ingería vaporizado, inhalándose de un cazo que se ponía a calentar sobre una pequeña lámpara de keroseno.

 

"NARCOTAL. Extracto completo del opio.
(cajas de 5 ampollas 1 cc.)
(cajas de 12 ampollas 1 cc.)
(tubos comprimidos.)
(frascos solución.)
Laboratorio V. Baldacci"
(1932).

 

LASA con CODEINA, jarabe "CALMANTE RÁPIDO DE LA TOS Y ANTISÉPTICO PULMONAR" elaborado en Barcelona durante décadas.

Ampollas de CLORURO MÓRFICO, un opiáceo que sigue siendo insustituible en el tratamiento paliativo de los dolores crónicos y/o agudos.

   VOLVER ARRIBA