Oso Pardo
 
 













 
En lo  referente a la Cordillera Cantábrica, existen dos núcleos diferenciados y separados  entre sí, uno el occidental más nu- meroso y con  mejores perspectivas  de  supervivencia, y que comprende  tres autonomías (Galicia, Asturias y Castilla León) de unos 45-55  individuos, y otro en el sector oriental con 20-24 que afecta a (Cantábria, Asturias, y Castilla-León)
En Pirineos  existe otro  núcleo de alrededor  de 10 a 12 osos, donde  han sido  introducidos por las autoridades francesas ejemplares provenientes de la  antigua Yugoslavia, también es posible encontrar poblaciones en Grecia y Rumania.
Oso pardo (Ursus Arctos).
En tiempos el oso estuvo presente en toda Europa, desde el mediterrá- neo hasta la tundra y los bosques  centroeuropeos. La reducción de su hábitat forestal desde  el neolítico hasta nuestros días, ha circunscrito su presencia a las zonas menos pobladas. Los extremos de distribución corresponden por una parte a una  población en Fenoescandia, de alre- dedor de unos mil ejemplares, y a dos núcleos que sobreviven en Italia, uno en el Parque Nacional de los Abruzzos, de 45 - 50 osos, y otro pe- queño grupo de unos 12 ejemplares en Los Alpes del Trentino.