Parque Nacional de los Picos de Europa
                                                                                 
 
   
 




 El Parque Nacional de los Picos de Europa, surge hace poco tiempo co- mo  heredero del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, el  cual fue creado en 1.918. Divide  su superficie entre tres comunidades autó- nomas, Asturias, Castilla-León y Cantábria.
 Aunque el parque abarca una superficie mucho más extensa, Los Picos de  Europa son tres macizos, Oriental o de ndara", Central  o de "Los Urrieles y el Occidental o del "Cornión". Lo abrupto del terreno y sus im- presionantes  desniveles los hacen destacar desde el  mar tan cercano, de ahí su nombre, ya que era lo primero que se veía de Europa al arribar en barco a la costa.
 Tiene  64.660  hectáreas, y es básicamente un ecosistema de montaña con restos de geomorfología glaciar, turberas, bosques  caducifolios, ro- quedos y praderías.
 Ríos como el  Cares, Sella, Deva y  Dobra, forman espectaculares  desfiladeros como el de "La Hermida", el de "Los Beyos", o el del propio Cares.
 Los rebecos son los dominadores de estas  alturas, pero  también otras  especies tienen en los bosques del parque su hábitat, algunas en difícil situación como el urogallo y el oso.