Enric Sòria
LA IL·LUSTRACIÓ POÈTICA METROPOLITANA & CONTINENTAL
Plurilingual Anthology of Catalan Poetry
Español

 
Enric Sòria
(Oliva, 1958)


ARS LONGA, VITA BREVIS
AXIOMA
APÓCRIFO DE KAYYAM

















 
 

ARS LONGA, VITA BREVIS


Recuerdo muy bien aquella lengua.
Aquella suavidad, aquella forma dulce
y delicada de acariciar la verga, de acunarla.
Amaba mucho aquella gracia suya,
aquellos labios diestros y carnales,
sonrientes.

Al cabo de los años, he olvidado los ojos,
los senos, los tobillos, aquel cuerpo
de belleza común. Fueron pasto del tiempo.
Pero recuerdo bien aquella lengua.
Mi memoria resulta agradecida.

Un proverbio latino nos habla de estas cosas.
 


Translated by Carlos Marzal
Enric SÒRIA, Andén de cercanías, Ed. Pre-Textos, Valencia, 1996



Tornar amunt
 
 
 
 
 
 
 


 

AXIOMA


Hay verdades dulces, pero no son eternas.
Hay verdades dulces, porque no son eternas.
No hay verdades eternas.
Y dulces hay muy pocas.

No hay verdades eternas,
porque no hay certidumbres,
ni tan siquiera una.
Verdad y certidumbre no son el mismo asunto.
La verdad es humana
y, como tal, es insegura y débil,
o clama justicia o calla acobardada,
e implora compasión cuando se la persigue.
Es veleidosa y múltiple, frágil y palabrista,
si le conviene, miente, o al menos se acomoda,
y encontramos en su debilidad su gloria verdadera.

La certidumbre, en caso de que exista,
pertenece a otro mundo, que quizá es pensable,
pero no imaginable, y menos aún vivible,
y nunca viene a cuento, y en nada nos concierne.

Mi amor es dulce, y también es verdad.
La más dulce que tengo. Y tanto su firmeza,
como su duración, me son desconocidas.
Mi amor tampoco es mi certidumbre,
es todavía mucho más hermoso.

Mi amor es dulce y además me colma
de esa verdad humana, clara y frágil.
Mi amor me mueve y además me empuja,
como un peso,
el dulce peso que me obliga a ser,
para que yo ahora ame.

En su dulzura nada me retiene.
En su verdad nada me pone límites.
Ninguna eternidad promete tanto.
 


Translated by Carlos Marzal
Enric SÒRIA, Andén de cercanías, Ed. Pre-Textos, Valencia, 1996



Tornar amunt
 
 
 
 
 
 


 
 

APÓCRIFO DE KAYYAM



Se marchitaron las rosas del Irán,
calló la flauta persa.
Han transcurrido tiempos y palabras.

No sabremos qué fueron,
sino sólo que fueron,
los jardines de luz.

Igual que si la casa en que nacimos
nunca hubiera existido.
Igual que si perdiéramos
la memoria de todo nuestro exilio.

Nos queda este pasado fulgor desconocido
—espejismo, reliquia de la nada, anhelo incontenible, sed—
y el desierto que avanza, y el silencio.



Translated by Carlos Marzal
Enric SÒRIA, Andén de cercanías, Ed. Pre-Textos, Valencia, 1996


 
 
 
 
 
 

Tornar amunt