DECLARACION DE PRINCIPIOS-MASONERIA

 

La Masonería es un movimiento del espíritu, dentro del cual tienen cabida todas las tendencias y convicciones favorables al mejoramiento moral y material del género humano.

 

La Masonería no se hace cargo de ninguna tendencia política ó social determinada. Su misión es la de estudiar desinteresadamente todos los problemas que conciernen a la humanidad para hacer su vida más fraternal.

 

La Masonería, que significa un grado de perfección en quien la profesa, quiere que el hombre sea ilustrado, moral y libre.

 

Ilustrado para que pueda, por sí mismo, distinguir entre la verdad y el error y concurrir determinadamente a la obra del progreso que persigue la Historia.

 

Moral, para que comprendiendo también, por sí mismo, lo que es el mal y lo que es el bien, cumpla por su propio impulso, el fin de su vida, y poder contribuir así, a la felicidad humana.

 

Libre, porque sin libertad no hay responsabilidad, la condición más hermosa de la vida.

 

Los derechos individuales, al convertir al hombre en ciudadano, afirman la igualdad y constituyen la fraternidad, principios ambos, base y fundamento de la Masonería, y parte así constitutiva de sus aspiraciones.

 

Estos fines de la Masonería son universales. Por eso todos los masones de todos los pueblos constituyen una sola y misma familia.

 

La Masonería quiere además, que individuo y sociedad no sean antagónicos, sino términos precisos de una relación moral, y consecuentemente con ello, declara que aspira y trabaja con constancia para que la justicia sea la eterna reguladora en la vida del hombre en sus relaciones con la sociedad.

 

La Masonería acata las instituciones legítimas que existan y puedan existir en su país. Por ello acata expresamente la Constitución Española promulgada en el año 1.978.

 

Declara por último que es tarea primordial, a la que dedica sus actividades, la de trabajar por la paz de los pueblos, y condena todo procedimiento de fuerza encaminado a producir la guerra entre ellos.

 

La Masonería se apoya en el pasado para conocer mejor el presente y pretender proporcionar a los ciudadanos y ciudadanas de hoy un marco de búsqueda de la verdad, de desarrollo filantrópico y de fraternidad donde cada uno pueda exponer sus inquietudes para dar solución a los problemas no resueltos que la humanidad tiene planteados en cada momento.