A tu voz

      A tu voz

Erígese tu voz en mis sentidos
tornándose en mi cuerpo sueño helado,
y me miro entre espejos congelado,
y mis labios en sombra doloridos.

Cuando hablo, mi dolor a ti se vierte,
cálida flor de ceniciento aroma,
y tu voz a mis labios ya no asoma
sino en duro temor de viva muerte.

Porque tu sueño en mí su voz levanta,
y enemigo de luz y de sonido
destroza la palabra en mi garganta;

así al fin en tinieblas alojado,
ciego de ti, tal un árbol vencido
flota mi cuerpo entre tu voz ahogado.

Alí Chumacero


   Páramo de sueños (1944) Amor entre ruinas    

Incluido en Páramo de sueños. Alí Chumacero. Primera edición, 1996. Primera reimpresión, 1997. Fondo de Cultura Económica. México.


Casadellibro.com

amazon.com