PORVENIR

    PORVENIR

Te llaman porvenir
porque no vienes nunca.
Te llaman: porvenir,
y esperan que tú llegues
como un animal manso
a comer en su mano.
Pero tú permaneces
más allá de las horas,
agazapado no se sabe dónde.
... Mañana!
                      Y mañana será otro día tranquilo
un día como hoy, jueves o martes,
cualquier cosa y no eso
que esperamos aún, todavía, siempre.


Ángel González


   Sin esperanza, con convencimiento (1961)    

Incluido en Antología poética. Ángel González. Introducción de Luis Izquierdo. El libro de bolsillo n. 920. Alianza Editorial. Madrid. Segunda reimpresión 1996.


Casadellibro.com