Cantares

    Cantares

Te adoré como a una virgen
cuando conocí tu cara;
pero dejé de adorarte
cuando conocí tu alma

Cuestión de vida o muerte
son las pasiones,
si alguien lo duda, deja
que se apasione.

Las heridas del alma
las cura el tiempo,
y por eso incurables
son en los viejos.

Los astros serán, mi vida,
más que tus ojos hermosos;
pero a mi más que los astros
me gustan, linda, tus ojos.

Antonio Plaza Llamas



Antonio Plaza Llamas  

Incluido en Poesía Mexicana Amorosa. Antología. Grupo Editorial Tomo S.A. de C.V. México D.F. 2005.

amazon.com