Gala, no alegues a Platón o alega

Gala, no alegues a Platón o alega
algo más corporal lo que alegares,
que esos cómplices tuyos son vulgares
y escuchan mal la sutileza griega.

Desnudo al sol y al látigo navega
más de un amante tuyo en ambos mares
que te sabe los íntimos lunares
y quizá es tan honrado que lo niega.

Y tú, en la metafísica elevada,
dices que unir las almas es tu intento,
ruda y sencilla en inferiores cosas;

pues yo sé que Apuleyo más te agrada
cuando rebuzna en forma de jumento
que en la que se quedó comiendo rosas.

Bartolomé Leonardo de Argensola



Soneto

Incluido en Poesía de la Edad de Oro II. Barroco. Edición José Manuel Blecua. Clásicos Castalia - 136. Editorial Castalia.

loslibros.com
amazon.com

loslibros.com
Casadellibro.com