ELEGÍA NOCTURNA

    ELEGÍA NOCTURNA

Ay de mi corazón que nadie quiso
tomar entre mis manos desoladas.
Tú viniste a mirar sus llamaradas
y le miraste arder claro y sumiso.

(El pie profundo sobre el negro piso
sangró de luces todas las jornadas.
Ante los pies geográficos, calladas,
tus puertas invisibles, Paraíso.)

Tú que echaste a las brasas otro leño
recoge las cenizas y al pequeño
corazón que te mueve junta y deja.

Alguna vez suspirarás, alguna
noche de soledad oirás mi queja
tuya hasta el corazón como ninguna.

Carlos Pellicer



   Soneto    
Recitado por Manuel Bernal

Incluido en Sonetos de amor. Selección de 150 sonetos de la lengua española. Edición de Víctor de Lama. (Versión tomada de Antología de la poesía americana contemporánea. Torremolinos, Málaga. Ediciones Litoral, números 82, 83 y 84). Biblioteca Edaf - 207. Editorial EDAF S.A. ISBN 8441400318



amazon.com

loslibros.com