Todos sonríen del desgaire con que voyme a fondo

                LXX

Todos sonríen del desgaire con que voyme a fondo,
celular de comer bien y bien beber.

      Los soles andan sin yantar? O hay quien
les da granos como a pajarillos? Francamente,
yo no sé de esto casi nada.

      Oh piedra, almohada bienfaciente al fin. Amémonos los vivos a los vivos, que a las buenas cosas muertas será después. Cuánto tenemos que quererlas
y estrecharlas, cuánto. Amemos las actualidades, que
siempre no estaremos como estamos.
Que interinos Barrancos no hay en los esenciales cementerios.

      El porteo va en el alfar, a pico. La jornada nos da en el cogollo, con su docena de escaleras, escaladas, en horizontizante frustración de pies, por pávidas sandalias vacantes.

      Y temblamos avanzar el paso, que no sabemos si damos con el péndulo, o ya lo hemos cruzado.

César Vallejo


Trilce (1922) (1930)  

Incluido en: Obra poética. César Vallejo. Editorial Oveja Negra. Bogotá. Colombia. 1987.

amazon.com