Determinarse y luego arrepentirse

Determinarse y luego arrepentirse,
empezar a atrever y acobardarse,
arder el pecho y la palabra helarse,
desengañarse y luego persuadirse;

comenzar una cosa y advertirse,
querer decir su pena y no aclararse,
en medio del aliento desmayarse,
y entre el temor y el miedo consumirse;

en las resoluciones, detenerse,
hallada la ocasión, no aprovecharse,
y, perdida, de cólera encenderse,

y sin saber por qué desvanecerse:
efectos son de Amor, no hay que espantarse,
que todo del Amor puede creerse.

Juan de Tassis y Peralta
Conde de Villamediana


Soneto  

Incluido en Poesía impresa completa. Conde de Villamediana. Edición de José Francisco Ruiz Casanova. Cátedra Letras Hispánicas nº 320. Ediciones Cátedra. Madrid. 1990.

loslibros.com
amazon.com

loslibros.com
Casadellibro.com