A la muerte de D. Rodrigo Calderón

  A la muerte de D. Rodrigo Calderón

Éste que en la fortuna más subida
no cupo en sí, ni cupo en él su suerte,
viviendo pareció digno de muerte,
muriendo pareció digno de vida.

¡Oh Providencia nunca comprendida,
auxilio superior, aviso fuerte:
el humo en que el aplauso se convierte
hace la misma afrenta esclarecida!

Purificó el cuchillo los perfectos
medios que religión celante ordena
para ascender a la mayor victoria,

y trocando las causas sus efectos,
si glorias le conducen a la pena,
penas le restituyen a la Gloria.

Juan de Tassis y Peralta
Conde de Villamediana


Soneto  
Ser pudiera tu pira levantada - Luis de Góngora
DE LAS MUERTES DE DON RODRIGO CALDERÓN, DEL CONDE DE VILLAMEDIANA Y CONDE DE LEMUS - Luis de Góngora
Sella el tronco sangriento, no le oprime - Luis de Góngora
Al mismo Rodrigo Calderón. Redondillas (atribuido) - Conde de Villamediana
Epitafio al mismo D. Rodrigo Calderón (atribuido) - Conde de Villamediana

Incluido en Poesía impresa completa. Conde de Villamediana. Edición de José Francisco Ruiz Casanova. Cátedra Letras Hispánicas nº 320. Ediciones Cátedra. Madrid. 1990.

loslibros.com
amazon.com

loslibros.com
Casadellibro.com