Vi la tierra descalza

Vi la tierra descalza
y quise descalzarme yo también.
Oí el agua desnuda
y quise desnudarme yo también.
Sentí el aire indefenso
y quise estar inerme yo también.
Me habló el fuego en lo oscuro
y quise hallarme solo yo también.
Entonces escuché gemir al semejante
y busqué convertirme en los cuatro elementos
para la redención de ese gemido.

David Escobar Galindo


Umbral Oriente (2002) Primer Oriente  

Incluido en Umbral Oriente. Colección toda la poesía 6. Ediciones Thau. San Salvador. 2002. Se atienden pedidos del libro en esta dirección.