Lo ausente no está ausente

Lo ausente no está ausente,
sólo apenas distante del instante.
Al poner el oído fantasioso
junto a la laminilla que separa
lo presente y lo ausente,
una vaga corriente se incorpora,
flor que surge del fondo del latido,
y así ya no es posible distinguir
lo que está y lo que estuvo,
y ya la ausencia duerme entre mis sienes
y la presencia es este don distante.

David Escobar Galindo


Umbral Oriente (2002) Primer Oriente  

Incluido en Umbral Oriente. Colección toda la poesía 6. Ediciones Thau. San Salvador. 2002. Se atienden pedidos del libro en esta dirección.