Las ramas del ciprés

Las ramas del ciprés
se ven mejor en el estanque quieto.
Es como si el reflejo definiera
más hondamente su naturaleza.
Y cuando hay un temblor
en las aguas tocadas por la brisa,
es aún más flagrante aquel reflejo.
Acaso igual nos pasará a nosotros:
nos veremos mejor cuando asomemos
al estanque irisado
por el sutil asombro de la muerte.

David Escobar Galindo


Umbral Oriente (2002) Primer Oriente  

Incluido en Umbral Oriente. Colección toda la poesía 6. Ediciones Thau. San Salvador. 2002. Se atienden pedidos del libro en esta dirección.