CONFUSIÓN Y VICIOS DE LA CORTE

  CONFUSIÓN Y VICIOS DE LA CORTE

Mulas, médicos, sastres y letrados,
corriendo por las calles a millones;
duques, lacayos, damas y soplones,
todos sin distinción arrebujados;

gran chusma de hidalguillos tolerados,
cuyo examen lo hicieron los doblones,
y un pegujal de diablos comadrones,
que les tientan la onda a los casados;

arrendadores mil por excelencia;
metidos a señores los piojosos;
todo vicio, con nombre de decencia;

es burdel de holgazanes y de ociosos,
donde hay libertad suma de conciencia
para idiotas, malsínes y tramposos.

Diego de Torres y Villarroel


   Diego de Torres y Villarroel    
Grandes, más que elefantes y que abadas Luis de Góngora
Loca justicia, muchos alguaciles. Conde de Villamedia