QUIERO QUEDARME

    QUIERO QUEDARME

Pronto hemos de separarnos
y de decirnos adiós.
Uno seguirá camino,
el otro no.

Quiero quedarme y que sigas
como si te fuera en pos;
pero no vuelvas la cara,
mujer de Lot.

Irás sola, ¿y por qué triste?,
con mi recuerdo y con Dios.
Será posible que encuentres
alguna flor.

Si en cambio tú te quedaras,
¿cómo podré seguir yo?
Las noches me encontrarían
en donde estoy.

Ezequiel Martínez Estrada


   Tres poemas del anochecer    

Incluido en Tres poemas del anochecer (Revista Sur, No. 291, noviembre y diciembre de 1964).

Versión proporcionada por Germán Lucentini