Sigo, silencio, tu estrellado manto,

Sigo, silencio, tu estrellado manto,
de transparentes lumbres guarnecido,
enemiga del sol esclarecido,
ave noturna de agorero canto.

El falso mago Amor, con el encanto
de palabras quebradas por olvido,
convirtió mi razón y mi sentido,
mi cuerpo no, por deshacelle en llanto.

Tú, que sabes mi mal, y tú, que fuiste
la ocasión principal de mi tormento,
por quien fui venturoso y desdichado,

oye tú solo mi dolor, que al triste
a quien persigue cielo violento
no le está bien que sepa su cuidado.

Francisco de la Torre. Siglo XVI


   Soneto    
Translated by Alix Ingber

Incluido en Poesía de la Edad de Oro I. Renacimiento. Edición José Manuel Blecua. Clásicos Castalia - 123. Editorial Castalia.

loslibros.com
amazon.com

loslibros.com
Casadellibro.com