RIMA LXV

    RIMA LXV

 Llegó la noche y no encontré un asilo;
y tuve sed ... ¡mis lágrimas bebí!
¡Y tuve hambre! ¡Los hinchados ojos
        cerré para morir!

¿Estaba en un desierto? Aunque a mi oído
de las turbas llegaba el ronco hervir,
yo era huérfano y pobre... El mundo estaba
        desierto... ¡para mí!

Gustavo Adolfo Bécquer


Libro de los gorriones (nº47)   nº48 nº46
Rimas (Edición 1871)   Rima LXVI Rima LXIV
Recitado por Antonio Mula Franco Recitado por Antonio Mula Franco

Incluido en: Rimas y Leyendas. Gustavo A. Bécquer. Ed. Francisco López Estrada y Mª Teresa López García-Berdoy. Colección Austral 403, primera edición de 1997. ESPASA CALPE S.A.

amazon.com
amazon.com

loslibros.com
Casadellibro.com