Una mujer me ha envenenado el alma,

Una mujer me ha envenenado el alma,
otra mujer me ha envenenado el cuerpo;
ninguna de las dos vino a buscarme,
yo de ninguna de las dos me quejo.

Como el mundo es redondo, el mundo rueda;
si mañana, rodando, este veneno
envenena a su vez ¿por qué acusarme?
¿Puedo dar más de lo que a mí me dieron?

Gustavo Adolfo Bécquer


Libro de los gorriones (nº55)   nº56 nº54
Rimas   Rima LXXXIII Rima LXXVIII
Recitado por Antonio Mula Franco Recitado por Antonio Mula Franco

Incluido en: Rimas y Leyendas. Gustavo A. Bécquer. Ed. Francisco López Estrada y Mª Teresa López García-Berdoy. Colección Austral 403, primera edición de 1997. ESPASA CALPE S.A.

amazon.com
amazon.com

loslibros.com
Casadellibro.com