OSCURIDAD HERMOSA

    OSCURIDAD HERMOSA

Anoche te he tocado y te he sentido
sin que mi mano huyera más allá de mi mano,
sin que mi cuerpo huyera, ni mi oído:
de un modo casi humano
te he sentido.

Palpitante,
no sé si como sangre o como nube
errante,
por mi casa, en puntillas, oscuridad que sube,
oscuridad que baja, corriste, centelleante.

Corriste por mi casa de madera
sus ventanas abriste
y te sentí latir la noche entera,
hija de los abismos, silenciosa,
guerrera, tan terrible, tan hermosa
que todo cuanto existe,
para mí, sin tu llama, no existiera.


Gonzalo Rojas



   II. El Alumbrado    
Recitado Recitado

Incluido en Metamorfosis de lo mismo (1998). Gonzalo Rojas. Obra poética completa. Colección Visor de Poesía 426. VISOR LIBROS.


Casadellibro.com

Y en el siguiente sitio web, Gonzalo Rojas, visítelo si desea acceder a más poesías del autor.