Érase una vieja

Érase una vieja
De gloriosa fama,
Amiga de niñas,
De niñas que labran.

Para su contento
Alquiló una casa
Donde sus vecinas
Hagan sus coladas.

Con la sed de amor
Corren a la balsa
Cien mil sabandijas
De natura varia,

A que con sus manos,
Pues tiene tal gracia
Como el unicornio,
Bendiga las aguas.

También acudía
La viuda honrada,
Del muerto marido
Sintiendo la falta,

Con tan grande extremo,
Que allí se juntaba
A llorar por él
Lágrimas cansadas.

Luis de Góngora y Argote, 1581


Letrillas, romances...  
Facsímil Facsímil Manuscrito Chacón (1628) Tomo II. Romances LIII.
Facsímil Imágenes ampliadas en CervantesVirtual-Biblioteca Nacional

Incluido en: Poesías de Luis de Góngora. Prólogo de Anita Arroyo. Colección "Sepan Cuántos..." 262, tercera edición de 1982. EDITORIAL PORRÚA, S.A., que podéis adquirir en:

Editorial Porrúa, S.A. (México)