Octavio Paz

Octavio Paz (1914-1998)

Nicanor Parra Julia de Burgos Inicio - Top Homepage Menú por título y primer verso todos los autores - orden alfabético Links - Enlaces Canciones y Recitados Traducciones - Translations Foto: Octavio Paz Obras Dedicados a Octavio Paz Novedades / New Los 14 poemas del mes Búsquedas Autores siglo XXI Tienda
MENÚ DE POEMAS (por TÍTULO y primer verso)

A la luz cenicienta del recuerdo

A la orilla, de mí ya desprendido

A través de la noche urbana de piedra y sequía

Abre simas en todo lo creado

ACABAR CON TODO

AGUA NOCTURNA

AL PINTOR SWAMINATHAN

ALAMEDA

Altos muros del agua, torres altas

ANTES DEL COMIENZO

Aparece

AQUÍ

Aquí los antiguos recibían al fuego

ARCOS

Ardan todas las voces

Arquitecturas instantáneas

Arriba el agua

Así como del fondo de la música

ASPIRACIÓN

Atrás el cielo

Bajo el cielo fiel Junio corría

Bajo las rotas columnas,

Bajo tu clara sombra

Bajo un sol inflexible

Caminas adentro de ti mismo y el tenue reflejo serpeante que te conduce

Canta en la punta del pino

Cantan las hojas

Cantan los pájaros, cantan

CARTA DE CREENCIA

CERRO DE LA ESTRELLA

Cielo que gira y nube no asentada

Cielos de fin de mundo. Son las cinco

Cierra los ojos y a oscuras piérdete

Como el día que madura de hora en hora

Como tras de sí misma va esta línea

Con la lengua cortada

Con un trapo y un cuchillo

CONCORDE

Contra la noche sin cuerpo

CONVERSAR

COSANTE

CREPÚSCULOS DE LA CIUDAD

CUARTO DE HOTEL

CUATRO CHOPOS

CUERPO A LA VISTA

Dales la vuelta,

Dame, llama invisible, espada fría

¿De qué cielo caído

DECIR: HACER

Deja que una vez más te nombre, tierra

Déjame, sí, déjame, dios o ángel, demonio

Del verdecido júbilo del cielo

Delgada y sinuosa

Devora el sol restos ya inciertos

DÍA

DISPARO

DÓNDE SIN QUIÉN

Dos cuerpos frente a frente

Edades de fuego y de aire

EJERCICIO PREPARATORIO

El azul estaba inmovilizado entre el rojo y el negro

EL CÁNTARO ROTO

El corazón y su redoble iracundo

EL DESCONOCIDO

El día abre la mano

El libro

El mar, el mar y tú, plural espejo

EL MISMO TIEMPO

EL PÁJARO

El sol dentro del día

El sol entre los follajes

El sol es tiempo

El viento despierta

ELEGÍA INTERRUMPIDA

ELOGIO

En el alba de callados venenos

En filas ordenadas regresamos

En llamas, en otoños incendiados

En su tallo de calor se balancea

En un poema leo

En un rincón del salón crepuscular

EN UXMAL

Enorme y sólida

Entre irse y quedarse duda el día

Entre la noche y el día

ENTRE LA PIEDRA Y LA FLOR

Entre lo que veo y digo

EPITAFIO PARA UN POETA

Es una calle larga y silenciosa

ESCRITO CON TINTA VERDE

ESCRITURA

ESPEJO

ESPIRACIÓN

Ésta es tu sangre

ESTRELLA INTERIOR

FÁBULA

FÁBULA DE JOAN MIRÓ

FELICIDAD EN HERAT

Fluye el tiempo inmortal y en su latido

Fluye el tiempo inmortal y en su latido

FRENTE AL MAR

Frío metal, cuchillo indiferente

GOLDEN LOTUSES - 2

Golpean martillos allá arriba

Habla deja caer una palabra

HABLO DE LA CIUDAD

Hay una noche

Hay una noche, un día

HERMANDAD

HERMOSURA QUE VUELVE

Hexaedros de madera y de vidrio

Hoy recuerdo a los muertos de mi casa

Infrecuentes (pero también inmerecidas)

Inmóvil en la luz, pero danzante

INTERVALO

Islas del cielo, soplo en un soplo suspendido

JARDÍN

LA ARBOLEDA

LA CAÍDA

LA CALLE

LA CARA Y EL VIENTO

LA CASA DE LA MIRADA

LA EXCLAMACIÓN

La hora se vacía

LA LLAMA, EL HABLA

La luz devasta las alturas

La luz sostiene –ingrávidos, reales-

La mirada interior se despliega y un mundo de vértigo y llama nace bajo la frente del que sueña:

La noche borra noches en tu rostro

La noche de ojos de caballo que tiemblan en la noche

La noche nace en espejos de luto

La noche se abre

¿La ola no tiene forma?

LA PALABRA DICHA

La palabra se levanta

La plaza es diminuta

LA POESÍA

LA RAMA

LA SOMBRA

La tinta verde crea jardines, selvas, prados

LA VIDA SENCILLA

LA VISTA, EL TACTO

LÁMPARA

LAS ARMAS DEL VERANO

Las horas, su intangible pesadumbre

LAS PALABRAS

LAUDA

Llamar al pan el pan y que aparezca

Llegas, silenciosa, secreta, armada

Llueve en el mar

Los labios y las manos del viento

Los sucesivos soles del verano

LOS VIEJOS

MADRUGADA

MADRUGADA AL RASO

MANANTIAL

MAR DE DÍA

MAR POR LA TARDE

Más acá de la música y la danza

MÁS ALLÁ DEL AMOR

MEDIODÍA

Mira el poder del mundo

Mis manos

Mis pasos en esta calle

MISTERIO

MONÓLOGO

MOVIMIENTO

Mudo, tal un peñasco silencioso

Nace de mí, de mi sombra

NI EL CIELO NI LA TIERRA

NIÑA

No es el viento

No hay

No hay vida o muerte

NOCTURNO

Nombras el árbol, niña

novedad de hoy y ruina de pasado mañana

NUBES

Nubes a la deriva, continentes

NUEVO ROSTRO

OBJETOS Y APARICIONES

Oídos con el alma

Ojos médulas sombras blanco día

OLVIDO

OTOÑO

Oye la palpitación del espacio

PALPAR

PASADO EN CLARO

PEQUEÑO MONUMENTO

PIEDRA DE TOQUE

PIEDRA NATIVA

PILARES

POR LA CALLE DE GALEANA

¿Por qué tocas mi pecho nuevamente?

Por un cabello solo

PREGUNTA

PRIMAVERA A LA VISTA

PRIMAVERA Y MUCHACHA

Prófugo de mi ser, que me despuebla

Pulida claridad de piedra diáfana

¿Qué la sostiene, entreabierta

¿Qué o quién me guiaba? No buscaba a nadie, buscaba todo y a todos

¿Quién canta en las orillas del papel?

Quieto

Quiso cantar, cantar

RAÍZ DEL HOMBRE

Rápidas manos frías

RELÁMPAGO EN REPOSO

Relámpagos o peces

Relumbra el aire, relumbra

REPETICIONES

RETÓRICA

Ruidos confusos, claridad incierta

SALAMANDRA

Salta la palabra

SALVAS

SEMILLAS PARA UN HIMNO

SEMILLAS PARA UN HIMNO

SEVEN P.M.

Si tú eres la yegua de ámbar

SILENCIO

Sobre las aguas

Sombra, trémula sombra de las voces

Sombras del día blanco

SONETOS I

SONETOS II

SONETOS III

SONETOS IV

SONETOS V

Soy hombre: duro poco

Tendida

Tengo que hablaros de ella

Todo nos amenaza:

Topoema

Topoema

Topoema

Topoema

Torre de muros de ámbar

TROWBRIDGE STREET

TU NOMBRE

TUMBA DEL POETA

Tus ojos son la patria del relámpago y de la lágrima

UN ANOCHECER

Un cuerpo, un cuerpo solo, sólo un cuerpo

Un quieto resplandor me inunda y ciega

Un silencio de aire, luz y cielo

USTICA

VIDA ENTREVISTA

VIENTO

Vine aquí

VISITAS

Y las sombras se abrieron otra vez y mostraron tu cuerpo

Ya por cambiar de piel o por tenerla

Yo dibujo estas letras

1930: VISTAS FIJAS