A RÓMULO, QUE MATÓ A SU HERMANO REMO

A RÓMULO, QUE MATÓ A SU HERMANO REMO

Las armas tomó aprisa el esforzado
Quirino de su hermano mal seguro,
y en la nueva ciudad el primer muro
con la sangre fraterna fue manchado.

Primero dividido que fundado,
sintió el pueblo de Marte el hierro duro,
presagio cierto del rigor futuro
que amenazaba el disponer del hado.

No consintió a sus ojos ver presente
algún igual el ánimo ambicioso,
ni sufrió compañero la corona.

Al natural amor venció impaciente
el amor de reinar más poderoso,
que aun a su misma sangre no perdona.


Juan de Arquijo


Soneto  
Manuscrito   Manuscrito

La edición de Stanko B. Vranich trae este cuarto verso:

Incluido en Obra poética. Juan de Arguijo. Edición de Stanko B. Vranich. Clásicos Castalia 40. Editorial Castalia.

loslibros.com