LAS NOCHES DEL HOGAR

    LAS NOCHES DEL HOGAR

Amo las dichas del hogar sencillo
Apetezco su plácido cariño
Yo quiero que descanse en mis rodillas
La rubia cabecita de algún niño.

GUTIÉRREZ NÁJERA.

Regresar fatigado del trabajo
        de la diaria fäena
e ir a mirarse en lo hondo retratado
        de sus pupilas negras
cerca del rico piano —mientras vaga
        sobre las blancas teclas
su mano de marfil— soñar despierto
        felicidad eterna.
A la luz de la lámpara brillante
        ver las rubias cabezas
de los risueños niños— de infantiles
        ilusiones llenos.
¡La mirada tender sobre la cuna
        que cual flor entreabierta
entre sus hojas perfumadas guarda
        una existencia nueva!
¡Oh cuadro del hogar! oh perspectiva
        cariñosa y risueña,
cuando en el paso por el falso mundo
        ancha herida sangrienta,
el desengaño abrió, cuando sentimos
        caer mustias y secas
de la primera juventud las rosas,
        qué mortal no desea
dejar en tu silencio venturoso
        deslizar la existencia
y guardar lo divino y delicado
        que el alma herida encierra
en tu seno feliz —¡como la concha
        lejos de las tormentas
guarda en el fondo del movible océano
        las nacaradas perlas!

Abril 4 de 1883


José Asunción Silva


Intimidades (1880-1883)  

Incluido en Poesías. José Asunción Silva. Edición de Rocío Oviedo y Pérez de Tudela. Clásicos Castalia - 228. Editorial Castalia.

amazon.com
amazon.com
Casadellibro.com