CANCIÓN V

    CANCIÓN V

¿Qué haré, que por quereros
mis extremos son tan claros,
que ni soy para miraros,
ni puedo dejar de veros?

Yo no sé con vuestra ausencia
un punto vivir ausente,
ni puedo sufrir presente,
señora, tan gran presencia.

De suerte que, por quereros,
mis extremos son tan claros,
que ni soy para miraros,
ni puedo dejar de veros.

De la edición de Obras de Boscán y Garcilaso (portada)

Juan Boscán



   Canción    

Incluido en Poesía. Juan Boscán. Edición de Manuel Fernández Nieto. Historia de la literatura española. Editorial Orbis.