VIII

    VIII

¿Has contemplado, a lo lejos,
al sol que, paso a paso,
va descendiendo al ocaso
con su manto de reflejos,
cómo por lúgubres huellas
deja, en su triunfal descenso,
cubierto el espacio inmenso
de crespones y de estrellas?

Así, niña, es el amor:
como el sol, paso entre paso,
cuando desciende a su ocaso
y no da luz ni calor,
en el corazón herido,
nos deja, en triste quebranto,
¡por astros, gotas de llanto,
y por tinieblas, olvido!

Julio Flórez



   Julio Flórez    

Visítelo en el sitio de Julio Flórez Rea, donde Alejandro Zuleta Rojas nos ofrece una extensa colección de poemas de este gran poeta, cuya obra es de tan difícil acceso: