LA CIERVA BLANCA*

    LA CIERVA BLANCA*

¿De qué agreste balada de la verde Inglaterra,
de qué lámina persa, de qué región arcana
de las noches y días que nuestro ayer encierra,
vino la cierva blanca que soñé esta mañana?

Duraría un segundo. La vi cruzar el prado
y perderse en el oro de una tarde ilusoria,
leve criatura hecha de un poco de memoria
y de un poco de olvido, cierva de un solo lado.

Los númenes que rigen este curioso mundo
me dejaron soñarte pero no ser tu dueño;
tal vez en un recodo del porvenir profundo

te encontraré de nuevo, cierva blanca de un sueño.
Yo también soy un sueño fugitivo que dura
unos días más que el sueño del prado y la blancura.


* Los devotos de una métrica rigurosa pueden leer de este modo el último verso:

   Un tiempo más que el sueño del prado y la blancura.

Debo esta variación a Alicia Jurado.

Jorge Luis Borges



   La rosa profunda (1975)    

Versión proporcionada por Dina Posada.

Incluido en Obra poética, 2. Jorge Luis Borges. Edición Emecé Editores (Buenos Aires, 1977) Alianza Editorial. Biblioteca Borges BA0020. Madrid, 1998.


loslibros.com

Casadellibro.com
amazon.com