ASÍ ES

    ASÍ ES

Porque siempre esté la puerta abierta
y sólo esperen ver siluetas.

Porque la luz camine desnuda
y la vistan de sombras mudas.

Porque lleva la mar en su frente
y la resaca no le hiere.

Porque si en tierra hunde su cabeza
sacan luego una calavera.

Se permiten dudar
de la isla y del oasis.

José María Hinojosa, 1925



   Orillas de la Luz (1927)    

Incluido en Obras Completas. José María Hinojosa. Prólogo de Alfonso Canales. Instituo de Cultura de la Excma. Diputación Provincial de Málaga. Málaga 1974.