A las zagalas

  A las zagalas

Decidme, zagalejas,
si visteis a mi amada
bajar con sus corderas
por esta verde falda.

Decidme si la visteis,
cuando al rayar del alba
la luz los valles dora,
salir de su cabaña.

¡Ay!, ¿dónde se me esconde?
Decídmelo, zagalas,
miradme cómo vengo
cansado de buscarla.


Juan Meléndez Valdés



   Odas anacreónticas (no incluida ed. 1820)    
Facsímil Autógrafo de Meléndez Valdés. Ms. 19.603 de la Biblioteca Nacional

Versión de Luis Salas a partir de la reproducción digital de la Biblioteca Virtual Cervantes del manuscrito 19.603 (Autógrafo de Meléndez Valdés) de la Biblioteca Nacional de España (Madrid).