COMO UN RUMOR DE AGUAS

       COMO UN RUMOR DE AGUAS

Como un rumor de aguas, la voz oí diciendo:
«No te estés quieta ahí, por algo toma parte.
Ni fría ni caliente, tal irás feneciendo.
Según sean tus obras, así habremos de darte.

»Ten prendida tu lámpara —la lámpara de fuego—
pues que ya llega el tiempo y tu día es ahora.
El que tiene la hoz, El que dice: ‘Yo siego’,
dirá en cualquier momento que ha llegado tu hora.

»Conozco tus trabajos y también tu paciencia,
mas tengo contra ti ese dejarse estar.
Arrepiéntete y vuelve a la obra emprendida,
que si no vendré a ti por tu desobediencia
para, tu candelero, remover del lugar.
Si vences, comerás del árbol de la vida.»

 


Apocalipsis:
1, 15 ... y su voz como ruido de muchas aguas.
14, 2 Y oí una voz del cielo como ruido de muchas aguas...
3, 15, 16 Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
2, 23 ... y daré a cada uno de vosotros según sus obras.
4, 5 ... y siete lámparas de fuego estaban ardiendo delante del trono, las cuales son los siete espíritus de Dios.
14, 14 Y MIRE, y he aquí, una nube blanca, y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del hombre, que tenía en su cabeza una corona de oro, y en su mano una hoz aguda.
14, 16 El que estaba sentado sobre la nube echó su hoz sobre la tierra, y la tierra fue segada.

Mateo:
13, 39 ... y la siega es el fin del mundo...

Apocalipsis:
2, 2 Yo sé tus obras, y tu trabajo, y paciencia...
2, 5 ... y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré presto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar...
2, 7 ... Al que venciere, daré a comer del árbol de la vida...

Marilina Rébora


   No me llames poeta (2001) IV. DIÁLOGO CON DIOS   

Visite la página de Marilina Rébora.

Incluido en No me llames poeta. Albora, Buenos Aires, 2001. I.S.B.N. 987-988-72-0-4.