JOSÉ RAMON CANTALISO

JOSÉ RAMON CANTALISO

José Ramón Cantaliso,
¡canta liso!, canta liso,
José Ramón.
Duro espinazo insumiso:
por eso es que canta liso
José Ramón Cantaliso,
José Ramón.

En bares, bachas, bachatas,
a los turistas a gatas,
y a los nativos también,
a todos, el son preciso
José Ramón Cantaliso
les canta liso, muy liso,
para que lo entiendan bien.

Voz de cancerosa entraña.
humo de solar y caña,
que es nube prieta después:
son de guitarra madura,
cuya cuerda ronca y dura
no se enreda en la cintura,
ni prende fuego en los pies.

El sabe que no hay trabajo,
que el pobre se pudre abajo.
y que tras tanto luchar,
el que no perdió el resuello,
o tiene en la frente un sello,
o está con el agua al cuello
sin poderlo remediar.

Por eso de fiesta en fiesta
con su guitarra protesta,
que es su corazón también,
y a todos el son preciso,
José Ramón Cantaliso
les canta liso, muy liso,
para que lo entiendan bien.

Nicolás Guillén



   Cantos para soldados y sones para turistas (1937)    

Incluido en Las mil mejores poesías de la lengua castellana. Edición de José Bergua. Clásicos Bergua. Ediciones Ibéricas. Pl. Conde del Valle Suchil, 14. 28015 Madrid. Trigésima primera edición. ISBN 8470830619

Clásicos Bergua
amazon.com

Incluido en Sóngoro Cosongo y otros poemas. Nicolás Guillén. Selección de Nicolás Guillén. Alianza Editorial. El Libro de Bolsillo nº 815. Madrid. 1998


amazon.com

loslibros.com