CONVERSAR

    CONVERSAR

En un poema leo:
conversar es divino.
Pero los diosa no hablan:
hacen, deshacen mundos
mientras los hombres hablan.
Los dioses, sin palabras,
juegan juegos terribles.

El espíritu baja
y desata las lenguas
pero no habla palabras:
habla lumbre. El lenguaje,
por el dios encendido,
es una profecía
de llamas y una torre
de humo y un desplome
de sílabas quemadas:
ceniza sin sentido.

La palabra del hombre
es hija de la muerte.
Hablamos porque somos
mortales: las palabras
no son signos, son años.
Al decir lo que dicen
los nombres que decimos
dicen tiempo: nos dicen.
Somos nombres del tiempo.
Conversar es humano.


Octavio Paz



   Árbol adentro (1976-1988) Un sol más vivo    
Translated by Mark Strand
Versión anterior

Incluido en Obra poética (1935-1988). Octavio Paz. Seix Barral. Primera edición, diciembre 1990.

Amazon
loslibros.com

Casadellibro.com
amazon.com