Anoche se me ha perdido

Anoche se me ha perdido
en la arena de la playa
un recuerdo
dorado, viejo y menudo
como un granito de arena.
¡Paciencia! La noche es corta.
Iré a buscarlo mañana...
Pero tengo miedo de esos
remolinos nocherniegos
que se llevan en su grupa
—¡Dios sabe adónde!— la arena
menudita de la playa.

Pedro Salinas, 1923


   Presagios (1923)    

Incluido en Poemas escogidos. Pedro Salinas. Prólogo de Jorge Guillén. Edición de Francisco Javier Díez de Revenga. Colección Austral nº 226, ESPASA CALPE S.A.


amazon.com

Casadellibro.com