ORILLA

    ORILLA

Si no fuera por la rosa
frágil, de espuma, blanquísima,
que él, a lo lejos se inventa,
¿quién me iba a decir a mí
que se le movía el pecho
de respirar, que está vivo,
que tiene un ímpetu dentro,
que quiere la tierra entera,
azul, quieto, mar de julio?

Pedro Salinas, 1923



   Seguro Azar (1929)    
Recitado por Pedro Salinas

Incluido en Poemas escogidos. Pedro Salinas. Prólogo de Jorge Guillén. Edición de Francisco Javier Díez de Revenga. Colección Austral nº 226, ESPASA CALPE S.A.


amazon.com

Casadellibro.com