El mar. La mar.

   El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!

   ¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?

   ¿Por qué me desenterraste
del mar?

   En sueños, la marejada
me tira del corazón.
Se lo quisiera llevar.

   Padre, ¿por qué me trajiste
acá?

Rafael Alberti, 1924



   Marinero en tierra (1924)    

Incluido en Antología Poética (1924-1972). Editorial Losada S.A. Nº 92. Séptima edición, 1977. Buenos Aires