MÍA

    MÍA

Mía: así te llamas.
¿Qué más harmonía?
Mía: luz del día;
mía: rosas, llamas.

¡Qué aroma derramas
en el alma mía
si sé que me amas!
¡Oh Mía! ¡Oh Mía!

Tu sexo fundiste
con mi sexo fuerte,
fundiendo dos bronces.

Yo triste, tú triste...
¿No has de ser entonces
mía hasta la muerte?

Rubén Darío, 3 de enero de 1897



Prosas profanas y otros poemas (Seguna edición 1901)  

Incluido en Antología (Rubén Darío). Edición Carmen Ruiz Barrionuevo (prólogo Octavio Paz) Colección Austral - A269. Editorial ESPASA CALPE. 2ª Edición. 1944. Madrid.

Amazon
amazon.com

Casadellibro.com

Y en Rubén Darío y una sed de ilusiones infinita. La antología que Rubén Darío hizo de su propia obra antes de morir. Edición de Alberto Acereda. Poesía - 117. Editorial Lumen. Barcelona. 2000.

amazon
amazon.com

Casadellibro.com