Letra A

Letra A

Números Letra B Menú de autores / Authors menu Atrás / Back Inicio / Homepage Info Enlaces / Links Los 14 poemas del mes / Poems selection Buscar / Search Autores siglo XXI Canciones / Songs Traducciones / Translations Novedades / New Herramientas / Tools Correo / Email Tienda / Shopping
MENÚ POR TÍTULO Y PRIMER VERSO

A...

A... - MADRIGAL

A ADRIANA

A AMADO NERVO

A AMINTA, QUE TENIENDO UN CLAVEL EN LA BOCA, POR MORDERLE, SE MORDIÓ LOS LABIOS Y SALIÓ SANGRE

A AMINTA, QUE SE CUBRIÓ LOS OJOS CON LA MANO

A ANDRÉS BASTERRA

A Antonia Mejía célebre cómica y cantora, apludida en malas coplas de ruines poetas

A APOLO, SIGUIENDO A DAFNE

¡A aquel pobre muchacho

A aquella airosa andaluza

A Baco

[A BACO]

A bautizarse acuden las gentes al Jordán.

A BLAS DE OTERO

A caballo en el quicio del mundo

A C. A. DEBUSSY

A CÁNDIDA

A cazar va don Rodrigo

A CELESTINA

A CIERTA DAMA QUE SE DEJABA VENCER DEL INTERÉS ANTES QUE DEL GUSTO

A Ciparis, en el día de sus años

A Cisparis en el gran día de sus años

A CLAUDIO RODRÍGUEZ...

A cocachos aprendí

A Clori

A Clori, declamando en fábula trágica

A Clori histrionisa, en coche Simón

A COLOMBIA

A COLÓN

A CÓRDOBA

A CRISTO EN LA CRUZ

A cuantos encuentras, das

¡A CUERNAVACA!

A Cuernavaca voy, dulce retiro

A Cupido

A CURCIO

A Dafne, en sus días

A DAFNE, HUYENDO DE APOLO

A Dafne ya los brazos le crecían

A DIDO OYENDO A ENEAS

¡A Dios, amada, a Dios! llegó el momento

A DIOS EN PRIMAVERA

A DON ANTONIO DE LAS INFANTAS, EN LA MUERTE DE UNA SEÑORA CON QUIEN ESTABA CONCERTADO DE CASAR EN SEGURA DE LA SIERRA

A DON ANTONIO VENEGAS, OBISPO DE PAMPLONA

A DON CRISTÓBAL DE MORA

A DON DIEGO PÁEZ DE CASTILLEJO Y VALENZUELA, VEINTICUATRO DE CÓRDOBA

A DON FRAY DIEGO DE MARDONES, OBISPO DE CÓRDOBA, DEDICÁNDOLE EL MAESTRO RISCO UN LIBRO DE MÚSICA

A DON FRAY PEDRO GONZÁLEZ DE MENDOZA Y SILVA, ELECTO ARZOBISPO DE GRANADA MUY MOZO

A Don Gaspar de Jovellanos

A don Gaspar de Jovellanos, cuando se le encargó el ministerio de Gracia y Justicia

A Don Gaspar de Jovellanos. Epístola

A DON LUIS CARRILLO hijo de don Fernando Carrillo, Presidente de Indias, cuatralbo de las galeras de España y poeta

A DON LUIS DE GÓNGORA

A DON LUIS DE GÓNGORA

A DON LUIS DE ULLOA, QUE ENAMORADO SE AUSENTÓ DE TORO

A DON LUIS DE VARGAS

A DON MIGUEL DE UNAMUNO

A don Nicasio Cienfuegos, convidándole a gozar del campo

A DON PEDRO DE CÁRDENAS, EN UN ENCIERRO DE TOROS

A DON PORFIRIO VÁSQUEZ

A DON RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN

A DON SANCHO DÁVILA, OBISPO DE JAÉN

A don Simón Rodríguez Laso, rector del Colegio de San Clemente de Bolonia

A DOÑA BRIANDA DE LA CERDA

A DOÑA CATALINA DE LA CERDA, DAMA DE LA REINA

A DOÑA INÉS DE ULLOA

A DORILA

A Drusila

A embestidas suaves y rosas, la madrugada te iba poniendo nombres

A EMMA

A ENRIQUE GONZÁLEZ MARTÍNEZ

A España, después de la Revolución de marzo

A este que admiramos en luciente

A EUGENIO FLORIT

A Extremadura

A FAETÓN

A FEDERICO GARCÍA LORCA [Rafael Alberti]

A FEDERICO GARCÍA LORCA [Miguel de Unamuno]

A Felipe II

A FERNANDO DE SORIA

A Filis

A FLORI, QUE TENÍA UNOS CLAVELES ENTRE EL CABELLO RUBIO

A Francisca de Castro, cómica y cantora

A FRANCISCO DE QUEVEDO (atribuido)

A FRAY ESTEBAN IZQUIERDO, FRAILE FRANCISCO, EN AGRADECIMIENTO DE UNA BOTA DE AGUA DE AZAHAR Y UNAS PASAS

A FRAY LUIS DE LEÓN

A fuerza de quererte

A fugitivas sombras doy abrazos

A GALOPAR

[A GANÍMEDES]

A GLORIA

A GLORIA MARÍA MADRAZO

A INÉS NATALY

A JOSÉ MARÍA PALACIO

A José Martí

A Josefa Vaca, reprendiéndola su marido

A Jovino, el melancólico

A JUAN DE VILLEGAS, ALCALDE MAYOR DE LUQUE, POR DON EGAS VENEGAS, SEÑOR DE AQUELLA VILLA

A JUAN RAMÓN JIMÉNEZ [Antonio Machado]

A JUAN RAMÓN JIMÉNEZ [Antonio Machado]

A JUAN RAMÓN JIMÉNEZ [Rubén Darío]

A JUAN RUFO, DE SU "AUSTRÍADA"

A JUAN RUFO, JURADO DE CÓRDOBA

A JULIO CÉSAR

A JULIO CÉSAR MIRANDO LA CABEZA DE POMPEYO

A JÚPITER

A Júpiter, Neptuno y Plutón

A KEMPIS

A la abeja semejante

A la afición de los gallegos al tabaco

A LA ARCADIA, DE LOPE DE VEGA CARPIO (atribuido a Góngora)

A la asomada primera tras la cumbre

A LA BAJADA DE MUCHOS CABALLEROS DE MADRID A SOCORRER LA FUERZA DE LA MAMORA, CERCADA DE MOROS

A la batalla de Sehbal por Jaafer Ben Abla

A LA BELLEZA

A la cabeza de mis propios actos

A la cálida vida que transcurre canora

A la cara de mi hijo

A LA CARTA

A LA CASTIDAD

A LA CATÓLICA MAJESTAD DE PAUL VERLAINE

A la defensa de Orán

A LA DESIERTA PLAZA

A LA EMBARCACIÓN EN QUE SE ENTENDIÓ PASARAN A NUEVA ESPAÑA LOS MARQUESES DE AYAMONTE

A la entrada de un valle, en un desierto

A la entrada victoriosa del General Ricardos en Conlindres

A la estrella de Venus. Oda

A la Exma. Sra. Marquesa de Villafranca, con motivo de la muerte de su hijo primogénito

A la expedición española Para propagar la vacuna en América bajo la dirección de don Francisco Balmis

A LA FIESTA DE TOROS Y CAÑAS DEL BUEN RETIRO EN DÍA GRANDE NIEVE

A LA GRACIA PRIMITIVA DE LAS ALDEANAS

A la guerra me lleva

A la hermosura

A LA HUERTA DEL DUQUE DE LERMA, FAVORECIDA Y OCUPADA MUCHAS VECES DEL SEÑOR REY DON FELIPE III, Y OLVIDADA HOY DE IGUAL CONCURSO

A LA INMENSA MAYORÍA

A la invención de la imprenta

A la luna

A la luz cenicienta del recuerdo

A la luz de esa aurora primaveral, tu pecho

—¡A la Mamora, militares cruces!

[A LA MANERA] DE G. A. BÉCQUER

a la mañana a las diez los empleados de justicia

A LA MAÑANA SIGUIENTE CESARE PAVESE NO PIDIÓ EL DESAYUNO

A LA MAR

A LA MARQUESA DE AYAMONTE, DÁNDOLE UNAS PIEDRAS BEZARES QUE A ÉL LE HABÍA DADO UN ENFERMO

A LA MEMORIA DE D. JUAN DOMINGO DE HARO Y GUZMÁN

A la memoria de D. Juan Meléndez Valdés, poeta lírico español que murió desterrado en Francia en el año de 1817

A la memoria de D. Nicolás Fernández de Moratín

A LA MEMORIA DE JOSEFINA

A LA MEMORIA DE LA MUERTE Y DEL INFIERNO

A LA MEMORIA DESGRACIADA DEL JOVEN LITERATO D. MARIANO JOSÉ DE LARRA

A la misma

[A LA MUDANZA DE LA FORTUNA]

A LA MUERTE

A LA MUERTE DE CARLOS FÉLIX

A LA MUERTE DE CRISTO NUESTRO SEÑOR

A LA MUERTE DE DON JOSÉ MARÍA DE HEREDIA

A LA MUERTE DE DON JUAN BELMONTE

A la muerte de D. Rodrigo Calderón

A LA MUERTE DE FILIS

A la muerte de Joaquín Murat

A LA MUERTE DE RUBÉN DARÍO

A LA MUERTE DE TORRIJOS Y SUS COMPAÑEROS

A la nave en que embarcó Ortelio en Bilbao para Inglaterra

A LA NOCHE

A LA NUEVA LENGUA

A la orilla, de mí ya desprendido

A LA PATRIA

A LA PATRIA - ELEGÍA

A LA PATRONA DE MI PUEBLO

A la paz entre España y Francia en 1795

A LA PELIGROSA ENFERMEDAD DE FILIS

A LA PEREZA

A LA PRIMAVERA

A LA PRIMAVERA, DESPUÉS DE LA MUERTE DE FILIS

A LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN DE NUESTRA SEÑORA

A la que España toda humilde estrado

A LA RIGUROSA ACCIÓN CON QUE SAN IGNACIO REDUJO UN PECADOR

A LA SANTÍSIMA MADALENA

A la Señora doña Pilar Sinués y Navarro, que había hecho unos versos a mi coronación

A LA SEPULTURA DE TEODORA DE URBINA

A la sombra te sientas de las desnudas rocas

A LA TELA DE JUSTAR DE MADRID

A LA TRAICIÓN DE UNA HERMOSA

A LA TRISTEZA

A LA VIOLENTA Y INJUSTA PROSPERIDAD

A las cinco de la tarde.

A LAS DAMAS DE LA CORTE, PIDIÉNDOLES FAVOR PARA LOS GALANES ANDALUCES

A las doce de la noche, por las puertas de la gloria

A las evocaciones clásicas

A LAS FIESTAS DEL NACIMIENTO DEL PRÍNCIPE DON FELIPE DOMÍNICO VÍCTOR, Y A LOS OBSEQUIOS HECHOS AL EMBAJADOR DE INGLATERRA

A las muchachas

A las musas

A las ninfas de Manzanares, ofendidas por el libelo que se me atribuyó, por cuyo motivo salí de Madrid la noche última de octubre de 1768

A LAS PROVINCIANAS MÁRTIRES

A las rubias envidias

A LAS RUINAS DE ITÁLICA, QUE AHORAN LLAMAN SEVILLA LA VIEJA, JUNTO DE LAS QUALES ESTÁ SU EREDAMIENTO MIRARBUENO

A LAS SILLAS DE MANOS, CUANDO ACOMPAÑADAS DE MUCHOS GENTILESHOMBRES

A LAS VÍRGENES

A las zagalas

A LEONOR

A Lesbia modista

A Lesbia modista

A Lisi esquiva

A lo fugaz perpetuo

A lo mejor, soy otro; andando, al alba, otro que marcha

A LO POCO QUE HAY QUE FIAR DE LOS FAVORES DE LOS CORTESANOS

A Lola en sus días. Oda

A LOPE DE VEGA

A Loreto

A los amantes de las bellas letras

A LOS CAMPOS DE LEPE, A LAS ARENAS

A LOS CELOS

A LOS DE OTROS PLANETAS

A LOS DÍAS DEL CORONEL DON JOSÉ CADALSO

A los espacios entregarme quiero

A los estudiantes

A LOS HUESOS DE UN REY QUE SE HALLARON EN UN SEPULCRO, IGNORÁNDOSE, Y SE CONOCIÓ POR LOS PEDAZOS DE UNA CORONA

A los locos no nos quedan bien los nombres

A los moros por dinero

A LOS OJOS DE DORISA

A LOS PRESAGIOS DEL DÍA DEL JUICIO

A LOS SIGLOS

A LUCINDA, EN EL FIN DEL AÑO

A LUIS CERNUDA, AIRE DEL SUR BUSCADO EN INGLATERRA

A LUIS DE CAMÕENS

A Luisa Todi, cuando cantó en el teatro de Madrid las dos óperas de Armida y Dido

A LUPERCIO LEONARDO

A MAESTRE GONZALO DE BERCEO

A MANUEL MACHADO

A MARGARITA

A MARGARITA DEBAYLE

A María del cielo

A Meléndez

A Meléndez, cuando la publicación de sus poesías

A MÉXICO. EN LAS ÚLTIMAS DESGRACIAS DE ESPAÑA

A MÍ

A mi amante. Oda

A MI BUITRE

A mi esposa en sus días

A MI HERMANO MIGUEL

A MI HIJO

A MI HIJO, LEÓN JULIO

A MI MADRE

A mí me han hecho los hombres que andan bajo

¡A mí n'ámas me gusta

A MI PADRE

A mi padre, como corresponde, de Coquimbo a Lebu, todo el mar

A mi paso y al azar te desprendiste

A MI ROPA TENDIDA (El alma)

A MIS AMIGOS

A mis amigos. Sobre la sociedad

A MIS HIJAS

A mis lectores

A mis pies la hoja seca viene y va

A mis soledades voy

A MISS X, ENTERRADA EN EL VIENTO DEL OESTE

A Munárriz

A NARCISO

A Némesis

A NUESTRA SEÑORA

A NUESTRA SEÑORA DE ATOCHA, POR LA SALUD DEL REY DON FELIPE III

             *  EN LA MISMA OCASIÓN

A ORILLAS DEL DUERO

A PABLO NERUDA

A París, una ciudad que no existe

A PEDRO ROMERO, TORERO INSIGNE

A pesar de mí misma te amo; eres tan vano

A PHOCÁS, EL CAMPESINO

A PROPÓSITO DE LA ESCOPETA

A PUERTAS CERRADAS (fragmento: versos 131 hasta 148)

A PUERTO RICO (AUSENCIA)

A PUERTO RICO (REGRESO)

¿A qué me lo decís? Lo sé: es mudable

A QUÉ APENARSE

A QUIEN ESTÁ LEYÉNDOME

¿A quién me quejaré de mi enemiga?

A quien nos justifica nuestra desconfianza

A QUIEN VA A LEER

A Rancé, reformador de la Trapa (1626-1700)

A recorrer me dediqué esta tarde

A ROMA SEPULTADA EN SUS RUINAS

A RÓMULO, QUE MATÓ A SU HERMANO REMO

A ROOSEVELT

A Roque Dalton

A Rosa

A ROSA DE ALBERTI, QUE TOCABA, PENSATIVA, EL ARPA (SIGLO XIX)

A RUBÉN DARÍO Y OTROS CÓMPLICES

A S. PEDRO, EN UNA BORRASCA, VINIENDO DE ROMA

A SANTA TERESA SACANDO UNOS IDOLILLOS

A SARA

A SOLAS

A sor Quimera. Pallida, sed quamvis pallida pulchra tamen

A SU HIJO DEL MARQUÉS DE AYAMONTE, QUE EXCUSE LA MONTERÍA

A sus plantas se agitan los hombres

A TÁNTALO

A TERESA DE JESÚS

A ti, de alegres vides coronado

A ti la lira, a ti de Delfo y Delo

A ti te hiere aquel que quiso hacerme daño

A TI, ÚNICA

A todas partes que me vuelvo, veo

A trastear, Hélpide dulce, escampas

A través de la noche urbana de piedra y sequía

A través del follaje perenne

A tu divina frente ¡oh poderoso

A tu lado yo siento, Rosa mía

A tu orilla he venido. Tengo un otoño, un pájaro

A tu voz

A ULISES

A UN AMIGO

A un amigo el día de su cumpleaños

A un amigo en la muerte de su hermano

A un amigo que, bajo el emblema de una violeta, me escribía lisonjas y esperanzas

A UN AMIGO QUE RETIRADO DE LA CORTE PASÓ SU EDAD

A un aragonés

A UN ARROYO

A UN AVARIENTO

A UN BOSTEZO DE FLORIS. MADRIGAL

A UN CABALLERO DE CÓRDOBA QUE ESTABA EN GRANADA

A UN CABALLERO POETA, QUE EN UN SONETO QUE HIZO SE FINGIÓ TEMEROSO DE TENER EN SU AMOR ATREVIDO EL SUCESO DE ÍCARO

A UN CABALLERO Y UNA DAMA QUE SE CRIABAN JUNTOS DESDE NIÑOS Y SIENDO MAYORES DE EDAD PERSEVERARON EN LA MISMA CONVERSACIÓN

A UN CRISTIANO NUEVO JUNTO AL ALTAR DE SAN ANTÓN

A un crítico

A un cruzado caballero

A un cuadro en que se ven Júpiter, Neptuno y Plutón, con sus atributos, y Cupido volando más arriba

A UN DESPOJO DEL VICIO

A UN DICTADOR

A un escritor desventurado, cuyo libro nadie quiso comprar

A UN FRAILE FRANCISCANO, EN AGRADECIMIENTO DE UNA CAJA DE JALEA

A un hediondo pródigo de besos

A UN HÉROE

A UN HOMBRE DE GRAN NARIZ

A UN IMPOSIBLE

A UN JUEZ MERCADERÍA

A UN MÉDICO

A UN NARANJO Y A UN LIMONERO. VISTOS EN UNA TIENDA DE PLANTAS Y FLORES

A un niño, a un solo niño que iba para piedra nocturna,

A UN OLMO SECO

A UN PEINE QUE NO SABÍA EL POETA SI ERA DE BOJ O DE MARFIL

A UN PESIMISTA

A UN PINO

A un pintor

A UN PINTOR FLAMENCO, HACIENDO EL RETRATO DE DONDE SE COPIÓ EL QUE VA AL PRINCIPIO DESTE LIBRO

A un poeta manchego que se retiró a su patria

A UN POETA MENOR DE LA ANTOLOGÍA

A UN POETA MUERTO (F.G.L.)

A UN POETA SAJÓN

A UN POETA SAJÓN

A UN RAMO QUE SE DESGAJÓ CON EL PESO DE SU FRUTA

A un rayo que mató a un burro

A UN RETRATO

A UN RÍO LE LLAMAN CARLOS

A UN ROBLE TARDE FLORECIDO

A UN RUISEÑOR

A UN SUEÑO

A un tal que asesinó a diez

A UN TIEMPO DEJABA EL SOL

A UN TRATADO IMPRESO QUE UN HABLADOR ESPELUZNADO DE PROSA HIZO EN CULTO

A un tuerto enamorado

A UN VIEJO POETA

A UN VIEJO Y DISTINGUIDO SEÑOR

A una actriz

A UNA ADÚLTERA

A UNA AUSENTE SERÁFICA

A una boca vendida

A UNA CASA DE CAMPO DONDE ESTABA UNA DAMA A QUIEN CELEBRABA

A UNA CASERÍA, DONDE HABITABA UNA DAMA A QUIEN SERVÍA

A una Culebra que, de frío yerta

A UNA DAMA BIZCA Y HERMOSA

A UNA DAMA QUE CONOCIÓ NIÑA Y DESPUÉS VIO MUJER MUY HERMOSA

A UNA DAMA TUERTA Y MUY HERMOSA

A UNA DAMA VESTIDA DE LEONADO

A UNA DESPOSADA

A UNA ENFERMEDAD DE DOÑA CATALINA DE LA CERDA

A UNA ESPADA EN YORK MINSTER

A una estatua

A UNA ESTATUA DE NIOBE, QUE LABRÓ PRAXÍTELES, DE AUSONIO

A una ex bella

A una flor inmersa

A UNA FRANCESA

A UNA LÁGRIMA

A UNA LETRA

A UNA MONEDA

A una muchacha hermosa y boba

A una muchacha llorando por Ebn Al Rumi

A una muchacha muda y rica

A UNA MUJER FLACA

A una mujer que decía estar apasionada de él en su vejez por El Califa Al Moktofy Liamriltah

A UNA MUJER QUE SE AFEITABA Y ESTABA HERMOSA

A UNA NIÑA

A UNA PÁLIDA

A una ramera

A UNA ROSA

A UNA SANGRÍA DE UN PIE

A UNA VIEJA QUE TRAÍA UNA MUERTE DE ORO

A UNOS ÁLAMOS BLANCOS

A UNOS ÁLAMOS BLANCOS

A unos amigos que le reconvenían

A unos les gusta el alpinismo. A otros les entretiene el dominó

A UNOS LINDOS OJOS

A UNOS OJOS

A usted le doy una flor

A VECES...

A veces caigo en mí, como viniendo de ti

A veces comprendemos algo

A veces, cuando en alta noche tranquila

A VECES, CUANDO LLUEVE

A veces empiezan bien mis sueños, y entonces

A veces, en sueños, mi espíritu finge

A veces, hecho de nada

A veces llueve en el rincón del patio

A veces me dan ganas de llorar

A veces me figuro que estoy enamorado

A veces melancólico me hundo

A veces te hundes, caes

A veces tengo ganas de ser un cursi

A ver, respóndame, hermano

A vos el apuesto complido garzón

A vosotras, estrellas

Abandoné las carambolas por el calambur

ABANICO

Abarbanel, Farías o Pinedo

Abeja blanca zumbas —ebria de miel— en mi alma

Abejaruco.

—¡Abenámar, Abenámar

Abierta al viento la turgente vela

Abierta está la puerta a esta mi suerte

ABIERTA ESTÁ MI PUERTA

ABOMINA EL ABUSO DE LA GALA DE LOS DISCIPLINANTES

Abra casa

Abre simas en todo lo creado

Ábreme, dios, el juego de tus venas

Ábreme las dos puertas de tu casa

ÁBRETE SEXO

Abrí los párpados en medio de la noche

Abría las salas

Abril

Abril florecía

Abril, porque siento, creo

Abril, sin tu asistencia clara, fuera

Abro la puerta, vuelvo a la misericordia

ABROJOS [Rubén Darío]

Abrojos [Antonio Plaza]

ABSOLUTA

Absorto tedio abierto

ABSTRACCIÓN

ACABA

Acaba de pasar el que vendrá

ACABAR CON TODO

ACASO...

Acaso está lloviendo también en tu ventana

ACATAMIENTO

ACCIÓN FINAL - (34 AÑOS Y GOETHE)

ACEITUNEROS

Aceituneros del pío-pío

Acércate

Acércate a la Locura de la España

Acostúmbrate a ver detrás de mí la sombra

ACREDITA LA ESPERANZA CON HISTORIAS SAGRADAS

Actitud de excelencia

Acuarela

Acuñar quimeras

ADÁN

ADÁN Y EVA. I

ADÁN Y EVA. IV

ADÁN Y EVA. XV

ADELFOS

¡ADIÓS! [Alfonsina Storni]

ADIÓS [Manuel Acuña]

ADIÓS [Manuel Machado]

ADIÓS A HÖLDERIN

ADIÓS A PEDRO SALINAS

Adiós para siempre, mitad de mi vida

Adiós, pero conmigo

ADIVINANZAS

Adivínase el dulce y perfumado

ADMÍRASE DE QUE FLORA, SIENDO TODO FUEGO Y LUZ, SEA TODA HIELO

Admiróse un portugués

ADOLESCENCIA [Vicente Aleixandre]

ADOLESCENCIA [Juan Ramón Jiménez]

Adolescente fui en días idénticos a nubes

ADOLESCENTES

¿Adónde adónde está, dice el Infante

¿Adónde, adónde los dolientes ojos

Adonde el viento, impávido, subleva

¿Adónde fuiste, Amor; adónde fuiste?

¿Adónde te escondiste

¿Adónde te hallaré, Ser Infinito?

¿Adónde va esa mujer

Adoremos las carnes de marfiles

Adoro las sombrías alamedas

ADRIANA

ADVERTENCIA A ESPAÑA DE QUE ASÍ COMO SE HA HECHO SEÑORA DE MUCHOS, ASÍ SERÁ DE TANTOS ENEMIGOS ENVIDIADA Y PERSEGUIDA, Y NECESITA DE CONTINUA PREVENCIÓN POR ESA CAUSA

ADVIERTE CON SU PELIGRO A LOS QUE LEYEREN SUS LLAMAS

ADVIERTE CONTRA EL ADULADOR QUE LO DULCE QUE DICE NO ES POR DELEITAR AL QUE LO ESCUCHA, SINO POR INTERÉS PROPRIO SUYO, Y AMENAZA A QUIEN LE DA CRÉDITO

ADVIERTE EL LLANTO FINGIDO Y EL VERDADERO CON EL AFECTO DE LA CODICIA

¡Advierte si fue profundo

ÆTERNUM VALE

AFÁN

AFECTOS VARIOS DE SU CORAZÓN, FLUCTUANDO EN LAS ONDAS DE LOS CABELLOS DE LISI

AFTERGLOW

—¡Afuera, afuera, Rodrigo

Afuera hay sol

ÁGAPE

Agonicé en la arruinada mansión de recreo, olvidada en un valle profundo

Agoniza la luz. Sobre los verdes

AGORA CON LA AURORA

Agosto, agosto, la vaga reverencia del tintero demiurgo

agosto, 28

AGRADECE, EN ALEGORÍA CONTINUADA, A SUS TRABAJOS SU DESENGAÑO, Y SU ESCARMIENTO

Agrio portero nos aturde ahora

AGUA

Agua crepuscular, agua sedienta

AGUA DEL RECUERDO

Agua, ¿dónde vas?

AGUA EN EL AGUA

Agua en la noche, serpiente indecisa

AGUA MUJER

¡Agua, no huyas de la sed, detente!

AGUA NOCTURNA

Agua verde, verde, verde

AGUAFUERTE

¡Ah, cuando yo era niño

«¡Ah de la vida!»... ¿Nadie me responde?

¡Ah! Eres tú, eres tú, eterno nombre sin fecha

¡Ah, Miss X, Miss X: 20 años!

¡Ah, no penséis que su voz

AH, QUE TÚ ESCAPES

Ah, que tú escapes en el instante

Ah, si el pueblo fuera tan pequeño

Ah soledad

¡Ah valle de Sehbal, absorto viste

Ah vastedad de pinos, rumor de olas quebrándose

Ah, yo quiero vivir

¡Ahí pasa! ¡llamadla! ¡es su costado!

AHOGADA

ahora [Alejandra Pizarnik]

Ahora [Juan Gelman]

Ahora cuando escribo sin certeza

Ahora, entre nosotros, aquí

Ahora estás aquí

Ahora estoy con el árbol

Ahora me pregunto si es que toda la vida

ahora miguel ángel cruza la noche del país

Ahora que mis manos

Ahora que quizás, en un año de calma

Ahora que ya revelé mi secreto

Ahora que ya te fuiste, te diré que te quiero

Ahora tan sólo

AHORA TODO ESTÁ CLARO

Ahora vestiríame

Ai aia ais

AJEDREZ

AJENO

Ajeno a mis pensamientos

AJUSTE

al alba es que me levanté con tu nombre y lo repetí

Al alba venid, buen amigo

Al alguacil Pedro Vergel

Al amanecer

AL AMBICIOSO VALIMIENTO QUE SIEMPRE ANHELA A SUBIR MÁS

AL AMOR [Baltasar del Alcázar]

Al amor [Diego de Torres Villarroel]

Al amor [José Cadalso]

AL ÁRBOL DE GUERNICA

Al bastón que le vistes en la mano

Al borde de un sepulcro florecido

Al borde del sendero un día nos sentamos

Al borrarse la nieve, se alejaron

Al brillar un relámpago nacemos

Al cabo, al fin, por último

Al caer despeñado en la hondura

Al callar la orquesta, pasean veladas

Al caos me asomo...

Al cavilar en la vida, al cavilar

AL CIELO

AL COMPÁS DEL SOCABÓN

AL CONDE DE LEMUS, VINIENDO DE SER VIRREY DE NÁPOLES

AL CONDE DE LEMUS, YÉNDOLE A VISITAR A MONFORTE

AL CONDE DE VILLAMEDIANA, CELEBRANDO EL GUSTO QUE TUVO EN DIAMANTES, PINTURAS Y CABALLOS

AL CONDE DE VILLAMEDIANA, DE SU FAETÓN

AL CONTADOR GASPAR DE BARRIONUEVO

Al Cristo

Al decir que las penas son fugaces

Al declinar la tarde, se acercan los amigos

Al dejar un alma

Al diestro lado de la ilustre cueva

AL DOCTOR NARBONA, PIDIÉNDOLE UNOS ALBARCOQUES QUE HABÍA OFRECIDO ENVIARLE DESDE TOLEDO

AL DUQUE DE FERIA, DE LA SEÑORA DOÑA CATALINA DE ACUÑA

AL ENCONTRAR UNOS FRASCOS DE ESENCIA

AL ESPEJO

AL ESPEJO RETROVISOR DE UN COCHE

Al estilo magnífico de don Nicolás Fernández de Moratín en sus composiciones heroicas

AL EXCELENTÍSIMO SEÑOR EL CONDE DUQUE

Al Excmo Sr. Príncipe de la Paz por su matrimonio con la hija del infante D. Luis. Coplas de arte mayor

Al fin de la batalla,

Al fin, un monte

Al fin, una pulmonía

Al final pienso que tenía razón

Al frente de un balcón, blanco y dorado

AL FUEGO DEL HOGAR

Al golpe de la ola contra la piedra indócil

AL GRAVITAR ROTANDO

AL HIJO

Al igualar ya con tu cielo

Al individuo con sus correas ásperas

Al ir a despedirme

AL JUEZ SUPREMO

AL LIBRO "NINFEAS", DEL POETA JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

AL LLANTO Y SUSPIROS DE UNA DAMA

Al llegar la medianoche

AL MAESTRO "AZORÍN" POR SU LIBRO CASTILLA

AL MAESTRO RUBÉN DARÍO

AL MARQUÉS DE AYAMONTE

AL MARQUÉS DE AYAMONTE, DETERMINADO A NO IR A MÉXICO

AL MARQUÉS DE AYAMONTE, PARTIENDO DE SU CASA PARA MADRID

AL MARQUÉS DE AYAMONTE QUE, PASANDO POR CÓRDOBA, LE MOSTRÓ UN RETRATO DE LA MARQUESA

AL MARQUÉS DE VELADA, HERIDO DE UN TORO QUE MATÓ LUEGO A CUCHILLADAS

AL MISMO

AL MISMO (Enviándole mi retrato)

Al mismo Rodrigo Calderón. Redondillas (atribuido)

AL MONTE DONDE FUE CARTAGO

AL MONTE SANTO DE GRANADA

AL MOSQUITO DE LA TROMPETILLA

Al Museo de Sevilla

Al muy prepotente don Juan el segundo,

AL NACIMIENTO DE CRISTO NUESTRO SEÑOR

AL NACIMIENTO DE CRISTO, NUESTRO SEÑOR

Al nuevo plantío que mandó hacer en el año de 1813 el mariscal Suchet en la alameda de Valencia

AL OÍDO DEL LECTOR

Al oír las canciones

Al oír sus razones

Al oír tu dulce acento

Al olmo viejo, hendido por el rayo

Al oro de tu frente unos claveles

AL PADRE FRANCISCO DE CASTRO, DE SU LIBRO Retórica

AL PADRE JUAN DE PINEDA, DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS, POR HABER ANTEPUESTO UN SONETO AL QUE EL POETA HIZO EN LA BEATIFICACIÓN DE SAN IGNACIO (atribuido)

AL PADRE MAESTRO HORTENSIO, DE UNA AUDIENCIA DEL PADRE MAESTRO FRAY LUIS DE ALIAGA, CONFESOR DEL REY DON FELIPE III

AL PARTIR

Al partir y dejarla

Al pasar por la calle, cae una mariposa

Al pedir el boleto hay que “impostar” la voz

Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido

Al pie de la blanca reja

Al pie de un roble escarchado

Al pie de una cuesta olvidada o llovida

AL PINTOR QUE ME HA DE RETRATAR

AL PINTOR SWAMINATHAN

AL POETA PEDRO SOTO DE ROJAS

AL PONERLE EN LA CRUZ

Al porvenir con paso giganteo

Al prado fue por flores

Al Príncipe de España

Al principio ella fue una serena conflagración

AL PUERTO DE GUADARRAMA, PASANDO POR ÉL LOS CONDES DE LEMUS

Al que de la consciencia es del Tercero

Al que extraño es al viejo león del zoo

Al que ingrato me deja, busco amante

Al ras de batiente nata blindada

Al rendirse tu intacta adolescencia

Al resplandor incierto de los cirios

Al revés de las aves del monte

AL REY FELIPE III

AL REY ÓSCAR

AL SALIR DE BILBAO, LLOVIENDO

Al salto de Niágara. Oda

AL SEÑOR DE LOS MILAGROS

AL SERENÍSIMO INFANTE CARDENAL

Al sol

Al sol peinaba Clori sus cabellos

AL SOL, PORQUE SALIÓ, ESTANDO CON SU DAMA, Y LE FUE FORZADO DEJARLA

Al son de los arroyuelos

Al Sr. D. Gaspar de Jovellanos, del Consejo de S. M., oidor en la Real Audiencia de Sevilla

Al Sr. D. Gaspar de Jovellanos del Consejo de S.M. mi amigo

AL SUEÑO

Al término de tres generaciones

Al tiempo que en el ocaso

Al tramontar del Sol, la ninfa mía

Al través de las brumas y la nieve

AL TRIUNFO DE JUDIT

Al tronco descansaba de una encina

Al tronco Filis de un laurel sagrado

AL TÚMULO DE DON FADRIQUE DE TOLEDO

AL TÚMULO DE ÉCIJA, EN LAS HONRAS DE LA SEÑORA REINA DOÑA MARGARITA

AL TÚMULO DEL REY FELIPE II EN SEVILLA

Al ver mis horas de fiebre

AL VINO

AL VOLVER

ALABA LOS OJOS NEGROS DE JULIA

ALAMEDA

ÁLAMO BLANCO

ÁLAMOS

( ÁLAMOS )

Álamos negros

ALARGO ENFERMO EL PASO

ALBA

Alba de mi silencio

Albert Samain diría Vallejo dice

ALBERTO GIACOMETTI

Albor. El horizonte

Álbum

ALDEANA

ALEGORÍA DE LA PRIMERA DE SUS SOLEDADES

¿Alégrate, Señor, el Ruido ronco

Alegre y errabundo

Alegre y sola en el recodo blando

ALEGRÍA NOCTURNA

ALEJAMIENTO

ALEJANDRÍA, A.D.641

ALEJANDRINOS ECLESIÁSTICOS

¡ALELUYA!

ALEPH, ALEPH

Alfan alfiles a adherirse

Alfarero sobre el tapiz de los días

Alfombra

ALFONSINA STORNI

Alfonso: estás mirándome, lo veo,

Alfonso, inquisidor estrafalario:

ALGO EN MI SANGRE ESPERA TODAVÍA

Algo te identifica con el que se aleja de ti

ALGUIEN [Rafael Alberti]

ALGUIEN [Jorge Luis Borges]

Alguien barre

Alguien dijo que recuerdas

Alguien marcó en mis manos

Alguien recorre los senderos de Ítaca

Alguien trajo una rosa

Algún día encontraré una palabra

Alguna vez hubo una dicha. El hombre

Alguna vez la encuentro por el mundo

Alguna vez me angustia una certeza

Alguna vez recuerdo

ALGUNAS BESTIAS

ALGUNAS NOSTALGIAS

ALGUNOS AÑOS ANTES DE SU PRISIÓN ÚLTIMA, ME ENVIÓ ESTE EXCELENTE SONETO, DESDE LA TORRE

Algunos árboles son transparentes y saben hablar

Algunos de nuestros gritos

Algunos lienzos del recuerdo tienen

Alhaja apoteosis y molusco

ALHAMBRA

Aljófares risueños de Albïela

ALL OUR YESTERDAYS

Allá darás, rayo

Allá del revuelto mar

Allá en el claro, cerca del monte

Allá en el fondo del pozo donde las florecillas

Allá en la playa quedó la niña

Allá, en las tierras altas

Allá en tiempos que fueron, y el alma

—Allá está la cumbre

ALLÁ LEJOS

Allá por las remotas

¡Allá va el olor

ALLEGRO

¿Allora?

ALMA AUSENTE

Alma de oro, fina voz de oro

ALMA DESNUDA

Alma que vas huyendo de ti misma

Alma región luciente

Alma son de mis cantares

Almendros en flor

ALQUIMIA

Alrededor de una perla

Alta en el alba se alza la severa

Alta esperanza, gloria del estado

ALTA NOCHE

Alta va la luna.

Altazor, o el viaje en paracaídas

Altazor ¿por qué perdiste tu primera serenidad?

ALTO JORNAL

¡Alto pinar!

Alto soy de mirar a las palmeras

Altos muros del agua, torres altas

Altura y pelos

ALTURAS DE MACCHU PICCHU - XII

ALVAR AALTO

Alvar Aalto: una vez más

ÁLVARO DE LUNA

Alza la mano y siembra, con un gesto impaciente

Alza, toro de España: levántate, despierta

Alzan la voz cruel

Ama tu ritmo y ritma tus acciones

Amada, el aurea dice

Amada, en esta noche tú te has crucificado

Amada, es Primavera

Amada, la noche llega

Amada no has querido plasmarte jamás

Amada pastora mía

Amado es la palabra que en querer se concreta

AMADO NERVO

Amado Nervo, suave perfil, labio sonriente

Amanece lloviendo. Bien peinada

Amanece: se iluminan

AMANECER

AMANECER DE OTOÑO

Amanecí triste el día de tu muerte, tía Chofi

AMANTE [Carmen Conde]

AMANTE [Vicente Aleixandre]

AMANTE AGRADECIDO A LAS LISONJAS MENTIROSAS DE UN SUEÑO

AMANTE AUSENTE DEL SUJETO AMADO, DESPUÉS DE LARGA NAVEGACIÓN

Amante de la Muerte, enamorado feliz

AMANTE DESESPERADO DEL PREMIO Y OBSTINADO EN AMAR

Amante feliz al tiempo de ausentarse

AMANTE QUE HACE LECCIÓN PARA APRENDER A AMAR DE MAESTROS IRRACIONALES

Amantes de la quimera

Amapolita morada

Amar es una angustia, una pregunta

AMARANTA

Amarás la belleza, que es la sombra de Dios sobre el Universo

Amarrado al duro banco

amarte es esto

AMBIENTE

ÁMBITO DE LA ANGUSTIA

AMÉMONOS

AMÉN

AMÉRICA LATINA [Nicomedes Santa Cruz]

AMÉRICA LATINA [Roque Dalton]

Amiga, mi larario está vacío

Amiga que te vas:

Amigo

Amigo Blas de Otero: Porque sé que tú existes

Amigos e vassallos de Dios omnipotent

AMO A UNA MUJER DE LARGA CABELLERA

AMO AMOR

Amo el bronce, el cristal, las porcelanas

Amo el trozo de tierra que tú eres

Amo la paz y la soledad; aspiro a vivir en una casa espaciosa

Amo las cosas que nunca tuve

Amo las gaviotas que se alejan

Amo los pálidos rostros

Amo tu delicioso alejandrino

AMOR [Gerardo Diego]

AMOR [Pablo Neruda]

AMOR [Dámaso Alonso]

Amor [Antonio Plaza]

AMOR [César Vallejo]

Amor, ahora nos vamos a la casa

Amor, amor, catástrofe.

Amor, amor, las nubes a la torre del cielo

Amor, amor, un hábito vestí

Amor así, tan cerca de la vida

AMOR CASI DE UN VUELO

Amor, con flores ligas nuestros brazos

Amor con tan honesto pensamiento

AMOR CONDUSSE NOI AD UNA MORTE

Amor constante

AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso

Amor, de grano a grano, de planeta a planeta

Amor de mis entrañas, viva muerte

AMOR DE SOLA UNA VISTA NACE, VIVE, CRECE Y SE PERPETÚA

Amor empieza por desasosiego

Amor en el claustro

Amor en tiempos sombríos

Amor es bueno en sí naturalmente

Amor es mar

Amor es un alterno beneficio

AMOR IMPRESO EN EL ALMA, QUE DURA DESPUÉS DE LAS CENIZAS

AMOR MÁS PODEROSO QUE LA VIDA

Amor m'impenna l'ale, e tanto in alto

Amor mío, al cerrar esta puerta nocturna

Amor mío, el invierno regresa a sus cuarteles

Amor mío, mira mi boca de vitriolo

Amor mío, si muero y tú no mueres

Amor mueve mis alas, y tan alto

Amor, no es para mí ya tu ejercicio

Amor no es voluntad, sino destino

AMOR PROHIBIDO

Amor que llegas tarde

amor que se serena ¿termina?

AMOR TARDÍO

Amor, toma mi vida, pues soy tuyo

Amor, una pregunta

AMOR Y ORGULLO

Amor, ya no vuelves a mis ojos muertos

Amores me dieron corona de amores

AMPARO

Anacreonte español, no hay quien os tope

ANACREÓNTICA

ANACREÓNTICA

Anagke

Ananke

Anathema sit

Ancho en París

ANDA JALEO

Anda libre en el surco, bate el ala en el viento

Andaba en Chinchilla un loco

Andaluces de Jaén

ANDALUZAS

ANDANDO

Andando, andando

Andando en las arenas

¡Ande desnudo, en pelo, el millonario!

Ándeme yo caliente

Andrés, aunque te quitas la boina cuando paso

Andrógino

Anestesia Final

Ángel desnudo, mujer inacabable

Ángeles con espadas

Ángeles malos o buenos

ÁNGELUS

ANIMA A LOS BOTICARIOS CON EL EJEMPLO DE LA MAGDALENA

ÁNIMA ADORATRIZ

Animará la virgen tierra

ANIVERSARIO [José Ángel Buesa]

ANIVERSARIO [César Vallejo]

ANNA PAVLOWA

Anoche te he tocado y te he sentido

ANTE EL RETRATO DE JUANA SAMARY

Antepasado mío, hoy te he visto

Antes al cielo faltarán estrellas

Antes de amarte, amor, nada era mío

Antes de echar el ancla en el tesoro

Antes de mí

ANTES DEL COMIENZO

ANTÍFONA

Antífona. Anima loquens

Antonio Torres Heredia,

Anoche cuando dormía

Anoche, estando solo y ya medio dormido

Anoche se me ha perdido

Anoche soñé que oía

Anoche, unos abriles granas capitularon

Ánsares de Menga

Ansí, sagrado mar, nunca te oprima

Ansia de estar un día en un puente de mando

Ansia que ardiente crece

ANSIEDAD

Ante el pálido lienzo de la tarde

Ante el recuerdo bendito

ANTE EL SABOR INMÓVIL

ANTE LA SOMBRA VIRJEN

ANTE LAS TORRES DE COMPOSTELA

Ante mí estás, sí

ANTE UN CADÁVER

ANTECOMIENZO

ANTES DE SER MADURO

Antes que el viento fuera mar volcado

Antes que los remeros de Odisea

Antes que otro poema

Antes que tú me moriré; escondido

Antes yo te buscaba en tus confines

Anticipó la púrpura olorosa

ANTÍFONA

Antiyer nos casamos, hoy querría

Antonio, en los acentos de Cleopatra encantado

Anuncia, ya medianoche

Anunciación

AÑO NUEVO

Años tuyos que yo debí sentir

Apacentando un Joven su ganado

Apaga ya la luz de ese cuchillo, madrastra de las sombras

Aparece

Aparente quietud ante tus ojos

APARICIÓN URBANA

¿Apartaste, ingrata Filis

APEGADO A MÍ

APENAS

Apenas te he dejado

Apocalíptica

APOLLINAIRE HERIDO EN EL FRENTE DE GUERRA

Apoyá en er quisio de la mansebía

Apoyada en el cosmos

Apoyada en mi hombro

APUNTE CALLEJERO

APUNTE INTERIOR

Aquel filósofo ríe

Aquel momento que flota

AQUEL OLOR...

Aquél pájaro que vuela por primera vez

Aquel que ha sentido una vez en sus manos temblar la alegría

Aquel que tiene de escribir la llave

Aquella frente de virgen

Aquella noche de setiembre, fuiste

Aquella tarde, en la Alameda, loca

Aquella voluntad honesta y pura

Aquello

Aquí [Pedro Salinas]

Aquí [César Vallejo]

AQUÍ [Octavio Paz]

Aquí comienza el campo inexplorado

Aquí de un hombre el poder

Aquí do silencioso

AQUÍ ENTRE LA VERDE JUNCIA

Aquí está el pan, el vino, la mesa, la morada

Aquí está el pecho, mujer

Aquí está la moneda de hierro. Interroguemos

Aquí estás, camino de siempre

Aquí estoy...

Aquí estoy, solo estoy, despedazado

Aquí fue donde el rey Luis Segundo

Aquí hay un tibio lecho de perdón y condenas

Aquí, junto al mar latino

Aquí la envidia y mentira

Aquí, lo que dejaron los puñales

Aquí los antiguos recibían al fuego

Aquí pasaba a pie

Aquí paz

Aquí, proa de Europa preñadamente en punta

Aquí, solo en la noche, ya es posible la muerte

Aquí también. Aquí, como en el otro

Aquí te amo.

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre

Aquí tenéis mi voz

Aquí, tranquilamente

Aquí yace Jazmín, gozque mezquino

Aquí Yace «Juan, el carpintero»

Aqui yace mi mujer

Aquí yace Mosén Diego

Aquí yacen de Carlos los despojos

AQUILO QUE EU SOU

Aramís ordena que los danzarines

Aramís ordena que los doce Meses

Araña común

Árbol, buen árbol, que tras la borrasca

ÁRBOL DE CANCIÓN

Árbol de cuyos ramos fortunados

ÁRBOL DE MI ALMA

Árbol de mi pensamiento

Árbol de Sangre riega la mañana

Árbol hermano, que clavado

Árbol, que de Fileno y su adorada

ARBOLÉ, ARBOLÉ...

árboles y más árboles se agitan o despiertan y su

Arcanidad terrible de la vida

ARCOS

Ardan todas las voces

Arde consuena con horrendo estampido

Arde en tus ojos un misterio, virgen

Arder sin voz de estrépito doliente

Ardí de amor por la voluble Elfrida

Ardua es la prueba, generosa amiga

¡Argentina! ¡Argentina!

¡Argentina! el cantor ha oteado

Argentina, el día que te vistes

¡Argentina, región de la aurora!

¡Argentina! Tu ser no abriga

ARGUMENTA CONTRA LA FORTUNA

Ariadna

ARIDANDANTEMENTE

ARMONÍAS

ARQUEROS

Arquitecturas instantáneas

Arrastrar largamente la cola del desmayo

Arrastro una vida

ARREPENTIMIENTO Y LÁGRIMAS DEBIDAS AL ENGAÑO DE LA VIDA

Arriba canta el pájaro

Arriba el agua

¡Arriba, trabajadores

Arriero, vas fabulosamente vidriado de sudor

ARRULLO

ARS [José Asunción Silva]

ARS [Nimia Vicéns]

ARS MORIENDI

ARS POÉTICA

ARS VIVIENDI

ARTE POÉTICA [Jorge Luis Borges]

ARTE POÉTICA [Vicente Huidobro]

ARTE POÉTICA [Jaime Gil de Biedma]

Arte poética [Alfonso Reyes]

ARTE POÉTICA 1974 [Roque Dalton García]

Arte poética [Juan Gelman]

ASCENSIÓN HACIA EL REPOSO

ASCUAS

¡Aserrín!

Así como del fondo de la música

Así como en la roca nunca vemos

ASÍ DE SENCILLO

Así el deseo. Como el alba, clara

Así, en pretérito pluscuamperfecto y futuro absoluto

ASÍ ES

Así es así es

Así es mi vida

Así morirán mis manos oliendo a espliego falso

Así pasa la vida, como raro espejismo

Así, pues, Elbiamante, recogerás los frutos

Así que me balearon la izquierda, ¡lo que anduve

Así siempre de pámpanos y flores

Así, Sire, en el aire de la Francia nos llega

ASÍ TE QUIERO

Asilados en una infancia obscena

Asisto en el coliseo romano al sacrificio de los mártires sublimes

ASMA ES AMOR

Asomaba a sus ojos una lágrima

Asómate a mi älma

Áspero amor, violeta coronada de espinas

Áspero cuero de tigre

¡Áspid punzante de la envidia, Ave!

ASPIRACIÓN

Astro terranalicio de la luz segunda

ASTROS

ASUNCIÓN DE TI

Asustadiza gracia del poema

Atada al mar Andrómeda lloraba

ATALAYA

ATARDECER

Atiborrado de filosofía

Atrás el cielo

Atraviesa la muerte con herrumbrosas lanzas

¡Aturde la confusa gritería

Aun cuando tejí mi armadura de acero

¿Aún guardas, árbol querido

Aún no pongáis las manos junto al fuego

Aún otra amarga gota en el mar sin orillas

Aún parece que asoman, tras del Miranda altivo

Aún quedan viejas tapias en el mundo

Aún se estremece y se yergue y amenaza con su espada

Aunque a rocas de fe ligada vea

Aunque el campo esté lejos

Aunque en ricos montones

Aunque mi cuerpo se hiela

Aunque no alcancen gloria

AUNQUE NO NOS MURIÉRAMOS AL MORIRNOS

Aunque Ovidio te dé más documentos

Aunque parezca cierto

AUSENCIA [Jorge Luis Borges]

AUSENCIA [Gabriela Mistral]

Ausencia [Pablo Neruda]

Ausencia de amor

AUSENCIA DEL AMANTE

Ausencia en todo veo:

Ausencia y recuerdos. Oda

AUSENCIAS

AUSENTE

Ausente! La mañana en que me vaya

AUTOBIOGRAFÍA [Luis Rosales]

AUTOBIOGRAFÍA [Juan Luis Panero]

AUTOBIOGRAFÍA [Julián del Casal]

AUTOEUTANASIA SENTIMENTAL

AUTUMNAL

Avanza tu carro de llantos y entra a la historia entrechocándose

Avanzan solos gris andrajo de nubes

AVE DE PASO

¡AVE ENVIDIA!

Ave real de plumas tan desnuda

AVESTRUZ

AXA Y FÁTIMA Y MARIÉN

¡AY!

¡Ay, amargas soledades

¡Ay! ¡ay que parte! ¡que la pierdo!, abierta

¡Ay canamas camandonga!

¡Ay, cómo el llanto de mis ojos quema!...

¡Ay! ¿Cómo quieres que tu madre encuentre

¡Ay cuantas veces a tus pies postrado

¡Ay de Dios, que tu palabra

Ay de mí, ay de nosotros, bienamada

Ay de mi corazón que nadie quiso

¡Ay de mí! Cuantas veces, arrobado

¡Ay del que llega sediento

¡Ay Floralba! Soñé que te... ¿Dirélo?

Ay hijo, sabes, sabes

¡Ay! ¡Juguemos, hijo mío

Ay mama

Ay mi más mimo mío

¡Ay mísero de mí, y ay, infelice!

Ay no quieres

¡Ay, petenera gitana!

¡Ay qué nadar de alma es este mar!

Ay qué incómoda a veces

¡Ay qué trabajo me cuesta

¡Ay, sabrosa ilusión, sueño süave!

¡Ay, si cantar pudiera

Ay sí, recuerdo

Ay voz secreta del amor oscuro

AYER

¡Ayer deidad humana, hoy poca tierra:

Ayer Don Ermeguncio, aquel pedante

Ayer estaba mi amor

Ayer estuve observando

Ayer Mañana

Ayer soñé que veía

Ayer te besé en los labios

Ayer te vi

AYER VENDRÁ

(AZAHAR)

AZRAEL

Azor, Calatañazor

Azrael, abre tu ala negra, y honda

AZUCENA

AZUCENA Y SOL

AZUCENAS EN CAMISA

Azul... azul... azul estaba el cielo

Azul loco y verde loco